Cuarto “Desayuno entre Informáticos”

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela Informática UNIACC.

Este viernes 28 de abril tuvimos el gusto de recibir a nuestro ex alumno Víctor González Vallejos.

Es la primera vez que tenemos un ex alumno invitado, de hecho Víctor se tituló a inicios de este año.

Desayuno entre informáticos

El tema que conversamos se refirió al desarrollo de soluciones tecnológicas construidas “en la nube”. Este tema surge del Proyecto de Título que desarrolló Víctor llamado “Migración e Implementación de Servicios a la Nube”. En ese proyecto se solucionó la problemática de una empresa usando las herramientas “Cloud” que provee Microsoft según la siguiente estructura:

Las ventajas de esta solución está dada por escalar el costo de su uso en función de las personas que lo ocupan. Es decir que si se conectan más usuarios se paga en proporción.

En la conversación realizada nuestro experto en el desarrollo de soluciones Cloud aclaró tres temas relacionados con este tipo de proyectos:

1. Seguridad en la Nube.

Respecto a este tema Víctor comentó que la información se usa encriptada “punto a punto”. De hecho la herramienta One Drive de Microsoft la trae de manera predefinida.

También el servicio Skype para empresas usa encriptación.

Otro tema relevante se refiere a cómo cuidar la información ya existente en la organización. Para esto herramientas como Office 365 proveen de respaldos geo redundantes, es decir copias de seguridad grabadas en diferentes lugares del mundo. Este servicio, que hasta hace unos años era prohibitivo ahora se entrega de manera estándar con costos que van desde los $ 3.000 al mes.

Por último se refirió a las herramientas Cloud para evitar suplantación de identidad. En esta línea los productos mencionados permiten aumentar los métodos de autenticación, usar cambios de clave cada 30 días y doble autenticación contra mensaje a celular.

2. Métodos de implementación.

Respecto a este tema Víctor indica 3 “tips”:

2.1. Entender muy bien el negocio del cliente, es decir dónde va, dónde compra, qué hace con lo que compra y cómo vende.

2.2. Analizar necesidades v/s herramientas, es decir conocer muy bien las herramientas a utilizar.

2.3. Desarrollar una muy buen propuesta técnica y económica, es decir que el cliente entienda bien lo que va a recibir y cuánto le va a costar.

Como conclusión Víctor indica que la clave del uso de la Nube está en la “elasticidad”, es decir la capacidad de adaptarse y crecer o ajustarse al tamaño de la empresa.

3. Herramientas más relevantes: Microsoft con Office 365 + Azure (https://goo.gl/Zlvb5Z) versus Google con su opción G Suite (https://goo.gl/04Vugv).

Respecto a este tema Víctor señaló que ambas herramientas son equivalentes en cuanto a funcionalidad. Sin embargo G Suite es un poco más económica pero Office 365 tiene la gran ventaja de que los usuarios ya están capacitados en su uso. Además la solución de Google es 100% en la Nube, en cambio la de Microsoft puede combinar aplicaciones de escritorio y en Internet.

Si quieren revisar la presentación que usó Víctor en su examen lo pueden acceder aquí: ExamenVictorHugoGonzalezVallejos

 

De censo y redes sociales

José Miguel Santibañez Allendes

José Miguel Santibáñez, Profesor Ingeniería Informática Multimedia, Editor de www.Abe.cl

 

Y se realizó el mentado censo. Esta vez si me contaron. Y como buen día feriado, la espera de muchos fue amenizada con las redes sociales.

Desde temprano empezaron dos de las más comunes actitudes de las redes: las peleas entre los pro-censo-abreviado y los contra-censo-abreviado-porque-el-anterior-fue-el-mejor-de-la-historia, lo que mostraba claramente las preferencias políticas de cada bando. La segunda actitud, fue la de publicar videos (al estilo woki toki) y muchos, pero muchos memes, algunos graciosos (el del censista que reclama porque le tocaron los guetos verticales), políticos (Bachelet llegando a censar a Garay), de problemas familiares (por eso de “¿quién es el jefe/jefa de hogar?) los musicales (“un movimiento censual”), de relación religiosa (“todo el día esperando al censista, tocan el timbre, salgo corriendo a abrir, y aquí me tienen, leyendo Atalaya”) y otros bastante ofensivos. Los medios eran todos los conocidos: WhatsApp, Twitter, Facebook.

Se discutió mucho sobre el censo, si debiera ser anónimo, o era válido que dieran los nombres y apellidos (otro meme: “das el RUT hasta para los puntos néctar y te asusta que el gobierno sepa tu nombre”), se discutió si el uso de lápiz mina era o no válido (incluso llegó a los medios impresos, espantados por la posibilidad de que “cambiaran las respuestas”, aunque nadie reparó en que los votos también van con lápiz mina), se discutió si era válido o no que le pagaran a los voluntarios (más si había “involuntarios” que eran empleados públicos a los que no se les pagaba), se discutió sobre las preguntas que se dejaron fuera (nacionalidad, religión, etc.) y por supuesto se discutió la posibilidad de censar vía internet (parte de las preguntas del censo completo, incluía identificar el nivel de conocimiento tecnológico de los chilenos, pero no se incluyó acá) considerando el “costo país” de un día feriado extra.

En lo personal, no veo tan grave tener un día feriado cada 5 años (se indicó que desde ahora, será un censo completo los años terminados en 2 y abreviado para los años terminados en 7) y claramente no todos pueden responder un censo por internet (aun cuando el SII nos fuerza a hacer casi todo por internet). Pero si creo que sería de gran utilidad hacer un pre llenado del cuestionario (que se podría haber procesado los primeros 10 días del mes de abril) y que el censista pueda corroborar los datos o cambiarlos según corresponda. Al menos nosotros teníamos un formulario descargado de internet con varias de las respuestas, lo que aceleró el proceso.

Sin embargo, la mejor historia (para mi gusto) llegó al día siguiente del censo. A través de las propias redes sociales, un usuario (@oscarsalas) cuenta que le tocaron el timbre cerca de las 22:00 hrs y cuando abre la puerta, una chica de pelo rosado, falda del mismo color y bototos se presenta como censista. Antes de cualquier otro comentario, ella se disculpa por la hora, pero cuenta que cerca de las 18:00 se enteró por Facebook que no había suficientes voluntarios en el sector y (en vez de re-publicarlo en redes sociales) decidió tomar el toro por las astas y se presentó en ese minuto como voluntaria. El mensaje de Oscar terminaba indicando que ella le devolvió un poco de fe en la humanidad. Y por las reacciones de las redes sociales, no sólo a él… Aunque habrá que esperar si para alguna otra oportunidad el ejemplo de “la chica de cabello rosado” es seguido o continuará siendo una excepción en la regla.

El negocio de Uber en Chile

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela Informática UNIACC.

 

Ya en abril del año pasado nuestro asiduo columnista José Miguel Santibáñez Allendes hacía un interesante comentario sobre la llegada a Chile de la empresa de Taxis Uber: https://goo.gl/XckBgH

En dicha intervención explicó el funcionamiento de este nuevo servicio comparándolo con el de los Taxis tradicionales, concluyendo las razones por las cuales Uber tiene tanto éxito: tarifa controlada y evaluación del servicio entre las más importantes.

Entendiendo a los taxistas tradicionales que sienten una competencia deshonesta manifestó su extrañeza de que estos no hay podido incorporar el apoyo de una App para mejorar su servicio.

Ya ha pasado más de un año de este comentario y, ¿qué ha ocurrido?

Hasta el momento (al menos que yo sepa) los taxistas tradicionales siguen ofreciendo el mismo servicio de siempre y cada vez son más las personas que optan por Uber. De hecho en los últimos días he visto publicidad de este servicio en mi cuenta de Falabella (un folleto a todo color que me ofrece “el décimo viaje gratis en Uber!”) y en varios sitios visitados donde se invita a inscribirse para ganar “dinero extra en tu tiempo libre”: https://goo.gl/xqlZMt

Según La Tercera, en febrero de este año los choferes habían crecido en un 84% y los viajes ya sumaban 1,8 millones en Chile: https://goo.gl/lCClbw

En esa noticia se comenta el proyecto de ley en desarrollo y se presentan los puntos de vista tanto de Luis Reyes, Presidente de la Confederación Nacional de Taxistas (Confenatach) como de Carlos Schaaf, Gerente General de Uber Chile.

El primero espera que la Ley que regula este servicio esté lista en mayo y el segundo indica que “Nos preocupa que la creación de un impuesto especial y la prohibición del pago en efectivo restrinja el acceso al servicio y lo transforme en una alternativa de lujo, sólo para unos pocos”.

Por mi parte no concuerdo con lo indicado por el Gerente ya que si se permite el pago con tarjetas de débito o cuenta vista, como la Cuenta Rut del BancoEstado, esto no debería ser un problema.

Lo que llama la atención es la incapacidad que han tenido en la Confenatach para difundir la App “Hola Taxi” que busca emular lo ofrecido por Uber. ¿Realmente es tan difícil que los taxistas le entreguen, por ejemplo, un folleto a cada pasajero invitándolo a descargarla y usarla?

Pienso que este esfuerzo les permitiría a los taxistas tradicionales “pegarse un salto” en la calidad del servicio que ofrecen y competir en buena lid con Uber o cualquier otra empresa que quiera trabajar en Chile.

Si lo logran todos habremos ganado. o servicio de siempre y cada vez son más las personas que optan por Uber. De hecho en los últimos días he visto publicidad de este servicio en mi cuenta de Falabella (un folleto a todo color que me ofrece “el décimo viaje gratis en Uber!”) y en varios sitios visitados donde se invita a inscribirse para ganar “dinero extra en tu tiempo libre”: https://goo.gl/xqlZMt

Según La Tercera, en febrero de este año los choferes habían crecido en un 84% y los viajes ya sumaban 1,8 millones en Chile: https://goo.gl/lCClbw

En esa noticia se comenta el proyecto de ley en desarrollo y se presentan los puntos de vista tanto de Luis Reyes, Presidente de la Confederación Nacional de Taxistas (Confenatach) como de Carlos Schaaf, Gerente General de Uber Chile.

Campañas Mediáticas

José Miguel Santibañez Allendes

José Miguel Santibáñez, Profesor Ingeniería Informática Multimedia, Editor de www.Abe.cl

O ¿realmente influyen Twitter y Facebook en la opinión pública. ¿Qué pueden tener en común los movimientos de los anti vacunas, los no más AFP, los nacionalistas europeos o la campaña de Trump (y varias de las que se inician ahora en nuestro país). Aunque a primera vista son llevadas por personajes claramente diferentes, con agendas e intereses contrapuestos, un análisis un poco más detallado, muestra que todos están usando una estrategia similar: busca algo que provoque miedo en una parte de la población (sea autismo en recién nacidos, una jubilación sin júbilo, o el temor de que “les quiten el trabajo”), que tenga algún posibilidad real (niños autistas o al menos con síndrome de Asperger, jubilados que sufren el día a día para sobrevivir, o desempleados que recuerdan que alguna vez “ganaron dinero”) y alguna organización que pueda estar involucrada en una oscura e incomprensible conspiración (farmacéuticas, AFPs, organizaciones pro-inmigrantes), que además tengan una pobre explicación para sus falencias, incluyendo culpar a la gente (“si el bebé es sensible, debieran haberlo identificado previamente” o “debe ser otra cosa, quizá genético”; “la gente fue poco productiva en su vida laboral” o “la economía está mal por culpa del gobierno que eligieron”; “lo que pasa es que los inmigrantes se conforman con poco y hacen pegas que los chilenos no quieren”) y aparece el caldo de cultivo para una “Campaña Mediática”.

Al final, alguien se va a dar cuenta de ese temor, y ese alguien, inspirado por su altruismo (según Bueno De Mezquita, en realidad, por alcanzar el poder y por supuesto el tesoro nacional) va a empezar a meter la cuña en la herida. La gracia está en dos aspectos fundamentales: Lo primero es que la “verdad” es descartable, más que ser cierto, basta que a las víctimas de la conspiración les parezca cierto; lo segundo es que quienes se van a transformar en el soporte vital de la campaña, deben sentir que “pueden ganar algo” (si las farmacéuticas reconocieran alguna relación entre el timerosal y el autismo, los padres podrían demandarlas; si las AFPs reconocen un mal trabajo, los jubilados –eventualmente- podrían pedir que las grandes utilidades que percibieron las AFPs se les distribuyan en sus pensiones; si se van los inmigrantes los nacionales podrían recuperar sus antiguos y “bien pagados” trabajos), Mejor aún, si hay algún rostro mediático (alguien que hable bonito y de corrido) que desde alguna tribuna (televisión, o al menos una linda página en Internet) que tenga (o se atribuya) méritos académicos (por ejemplo “de Harvard”) recibe atención para rellenar largos matinales o páginas y páginas de internet (en las cuales, por supuesto, entre otros, se cita a si mismo).

Y ya sentada la base, viene la segunda ola: las redes sociales harán lo suyo. Cualquiera que se sienta víctima, podrá despotricar contra esas organizaciones, y aparecerán quienes le apoyen. Para mejor resultado de los que iniciaron la campaña, también aparecen quienes están en contra de la campaña, y generalmente con malos argumentos (“es falso”; “el tipo miente descaradamente”; “si los de acá son flojos”) ya que las redes sociales no son un espacio apropiado para la buena argumentación, terminan siendo mayor caldo de cultivo para la “indignación republicana”…

No voy a sumarme al linchamiento popular, ni a defender a ninguna de esas instancias (hay al menos una con la que estoy parcialmente de acuerdo). No creo en casi ninguno de los argumentos de lado y lado. Sobre todo, porque al final, la discusión no va al fondo de cada asunto (como prevenir enfermedades, como dar una buena jubilación real, como dar oportunidades a todos en todo el mundo) sino que se un análisis bastante simple los reduce a “mis seguidores son más que los tuyos” o “yo si tengo la verdad y tu mientes descaradamente”.

No es culpa de las redes sociales, desde siempre ha existido el rumor, pero gracias a la globalización hoy se rumorea a gritos. Y siempre han existido los que creen a pies juntillas el rumor y lo difunden (“a mí me contaron, de buena fuente, que…”)

Encontrada la falla (no, esto no es una teoría de conspiración respecto de Facebook o Twitter) hay que plantear ideas, siendo la primera, que hay que tomarse en serio las clases de educación cívica y, sobre todo, argumentación formal. Potenciar la sana crítica respecto de lo que se escucha. El triple filtro de Sócrates (Verdad, Bondad, Utilidad) es un punto de partida. Un análisis más detallado, aunque deseable, un poco más difícil. Con todo, y pensando en la educación cívica, no estaría de más que en los colegios se leyera “El Manual del Dictador” de Bruce Bueno de Mezquita et al. No ayudará a romper los rumores (privados o de Internet) pero si a entender sus causas, y quizá el cómo contra argumentarlos de manera efectiva.

Cambio en el equipo … sale Kaspersky entra Avast

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela Informática UNIACC.

 

En comentarios anteriores he compartido la experiencia de usar el antivirus Kaspersky pagado en mi PC personal (https://goo.gl/RCUCPU) y también una versión gratuita de Avast en el PC de oficina (https://goo.gl/7LxGQV). Bueno, llegó el momento del año en que debo renovar mi licencia Kaspersky y la aplicación se encargó gentilmente de recordármelo indicando los días que faltaban 11 días para bajar a una versión de menor calidad.

Hasta ahí todo bien. El problema se me presentó al aceptar ir al sitio Web de Kaspersky para renovar la licencia. Al ingresar se me presentó la opción (en inglés) de contratar la renovación automática del antivirus. Al respecto dos comentarios:

1. Si bien yo leo inglés sin problemas me parece una insensibilidad con el mercado hispano que el sitio Web no esté en castellano. La empresa sabe sobradamente que me estoy conectando desde Chile (por el número de IP) y al menos me debería dar la opción de leer la información en castellano.

2. Mostrar esta opción como primera alternativa me parece muy agresivo ya que en la práctica significa que estoy aceptando que el año siguiente se cargue a mi Tarjeta de Crédito un nuevo pago de renovación sin un aviso previo (ya me ocurrió tiempo atrás). El argumento para esta opción se basa en descuentos en los pagos, lo que me parece bien como cliente, pero pudo haber sido una posibilidad a ofrecer una vez que acepte pagar la renovación.

A raíz de esto decidí probar las bondades de Avast, cuya experiencia inicial paso a compartir:

1. Me conecté al sitio www.avast.com y se me ofreció descargar una versión gratuita como primera opción, además de tener la información en castellano (parece que ellos si saben interpretar los números IP).

2. Al recorrer la página Web encontré las 3 opciones que ofrecen; dos gratuitas parciales y la última, completa, de pago.

3. Opté por descargar el instalador de la versión completa y se me ofreció usarla sin costo por 30 días. Además me pareció muy bien que el instalador fuese pequeño (6.74 MB) y que se descargase en pocos segundos.

4. Luego de unos segundos de revisión se ofreció el menú de instalación en castellano.

5. Decidí aceptar la opción predefinida.

6. El instalador detectó que no tenía suficiente espacio en la partición C: y me permitió cambiar a la D:

7. Luego comenzó la instalación, cuya primera parte demoró aproximadamente 3 minutos siendo indicado el progreso mediante una barra. Al terminar dicho proceso se me dio la posibilidad de ingresar la licencia (cosa que no hice) o seguir adelante.

8. Luego apareció una cláusula de privacidad donde se comprometen a respetar mis datos (no recuerdo haber visto algo equivalente en los otros antivirus que he usado).

9. Luego de detectar mi red y configurar el Firewall me indicó que ya estaba instalado y me dio la opción de hacer un “Análisis Inteligente”, al cual accedí.

10. Dicho análisis incluyó: contraseñas poco protegidas, comprobación de compatibilidad, análisis de virus, software vulnerable, complementos de navegador, amenazas de red y problemas de rendimiento.

Esta revisión detectó el otro antivirus instalado el que opté por retirar manualmente. En todo caso la desinstalación de Kaspersky fue rápida y sencilla lo que fue un buen punto para esa aplicación. Quizás más adelante decida usarla nuevamente.

La verdad…

José Miguel Santibañez Allendes

José Miguel Santibáñez, Profesor Ingeniería Informática Multimedia, Editor de www.Abe.cl

Cuando Terry Pratchett escribió sobre “La Verdad” (la aparición de los periódicos noticiosos en su propio mundo de fantasía: mundo disco) describió varios de los problemas que enfrentan los medios impresos. Sin embargo, la realidad (de este “mundo bola” en términos Pratchett) supera con mucho la más alocada fantasía.

Nuestra página y sus publicaciones siempre han defendido la más irrestricta libertad de expresión. Lo anterior no obsta a que se entienda que un medio se gana su “fama” por la responsabilidad con la que hacen uso de esa libertad, del cómo se hacen cargo de confirmar las fuentes, del cómo se buscan y procesan los hechos y del cómo las opiniones son vertidas en un clima de respeto por los demás.

Es lo que le falta a las redes sociales. La inmediatez (y la necesidad casi patológica de algunos de republicar “cuanto antes” lo que leen) no ayuda a la verificación. La “fama” de los “influyentes” no se mide por la responsabilidad de sus acciones, sino por la cantidad de seguidores y la cantidad de republicaciones (o simplemente los “me gusta”) que cada publicación recibe.

Recuerdo una charla de uno de los 140 influyentes de Chile (una denominación que se usó al inicio de la era de Twitter, para identificar a quienes más seguidores tenían) donde se contó que él fue el primero en publicar “está temblando” el 27 de febrero del 2010. Siendo una persona que me merece respeto y confianza en lo que publica (no le he visto error alguno) igual transmitió un mensaje confuso: hay gracia en ser el primero en decirlo. O quizá en republicarlo (si uno es más “influyente” que el original). Es por ejemplo, lo que ha intentado el ex presidente Piñera al “traducir” algunos chistes internacionales (el de “Si Trump gana, será la primera vez que un blanco rico, se vaya a vivir a una vivienda fiscal que deja un negro en USA” o el de “Donald Trump eligió a Mickey Pence como vicepresidente. O sea, EEUU está gobernado por Donald y Mickey. Lo habrá soñado Walt Disney?”). Y es lo que lamentablemente también pasó con el empresario Swett cuando creyó y republicó un mensaje sobre unos supuestos incendiarios que resultaron ser inocentes que combatían el fuego cerca de su poblado. Pero aún más grave fue su reacción cuando dice que le resultó muy bien (“me quedé con 500 seguidores”).

Desde Twitter aún no se han pronunciado, pero tanto Facebook como Google ya mencionaron la preocupación por las noticias falsas. El tema no es menor: el “pizzagate” con el que atacaron a Hillary Clinton, no era una maniobra política sino monetaria, el inventor de la falsedad llegó a ganar miles de dólares mensuales gracias a la cantidad de visitas a su sitio…

Se habla de la “era de la posverdad” una donde los hechos objetivos son menos influyentes que la apelación a las emociones. Y su máximo exponente, en estos momentos, es precisamente el presidente de USA: Donald Trump. Usando Twitter apela a las emociones contra el “enemigo de américa” (su apelativo a los medios que publican hechos que le incomodan) sin presentar evidencia alguna sobre la falsedad de las noticias (incluso le ha hecho el quite a preguntas específicas).

Es importante que la posverdad no supere a la verdad. Aún como decía otra frase de los mundos de fantasía: “La verdad es una espada de tres filos, tu versión, mi versión y los hechos entre medio”, Google y Facebook han iniciado una campaña por la verificación de datos que se podría resumir en: “no permita que la emoción supere a la razón, verifique primero la información”. Aunque en la era de la posverdad, cuando “las mentiras pueden darle la vuelta al mundo antes de que la verdad pueda ponerse las botas.” (Pratchett) los “conspiracionistas” plantean su miedo a que sean las grandes corporaciones quienes “controlen la verdad” escondiendo las evidencias y estudios que demostrarían que ellos si están en lo correcto.

Con todo, seguimos defendiendo la libertad de expresión. Nadie dijo que sería fácil, pero es necesario hacerlo.

Tercer “Desayuno entre Informáticos”

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela Informática UNIACC.

El miércoles 8 de marzo se realizó el tercero de estos encuentros.

En eta ocasión estuvo presente el e Profesor de la Escuela y Empresario Informático Don Óscar Muñoz Catalán.

La conversación se desarrolló respecto al concepto de “Middleware” término que dice relación con: “cualquier elemento o agente computacional que oficia de mediador o “pegamento” entre múltiples sistemas existentes” (https://midleware.wordpress.com/).

El Profesor Muñoz realizó una excelente presentación de los desafíos y aportes que tiene esta tecnología para los sistemas actuales.

 

El detalle de la conversación la pueden acceder desde aquí: https://goo.gl/yxIZcs

El Profesor Alejandro Vega Muñoz recibe su Diploma de Doctor

El Doctor Alejandro vega Muñoz recibe su Diploma que lo acredita como tal.

Es muy grato compartir con nuestra Escuela que a fines de enero el Profesor Vega Muñoz asistió a la ceremonia de entrega del Grado de Doctor en la hermosa Universidad de Nebrija, España.

Nuestro Profesor dio su examen de grado en diciembre de 2015 y ahora le correspondió la ceremonia oficial de recepción del Diploma de Doctor.

Como se puede ver en las imágenes es una hermosa y tradicional ceremonia que se realiza en la Sede de Madrid de la Universidad.

¡¡¡Felicitaciones Alejandro!!!

Del Internet de las cosas a las personas

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela Informática UNIACC.

 

Siempre es interesante analizar lo ocurrido el año anterior para concluir qué fue lo que se consolidó. Por esa razón encontré interesante el comentario publicado por Germán Saez (http://opinion.cooperativa.cl/opinion/german-saez/2017-01-20/105100.html) en la sección “Ciencia y tecnología”. En su opinión el año pasado se consolidó la realidad virtual, sin embargo lo que más destaca es la instalación de la Internet de las Cosas (IoT).

 

Esta opinión coincide con lo expresado en nuestro Blog el año 2015 donde comentamos el libro: “Internet de las Cosas (IoT), Web 3.0 y la revolución móvil” de los autores Sergio I. Melnick y José Miguel Barraza (pueden ver una reseña aquí: http://goo.gl/uHVzAG). Pueden consultar las dos entradas hechas ese año: http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=2301 y en http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=2309

En todo caso el Señor Saez propone “lo que necesitamos con urgencia es dejar de hablar de Internet de las cosas como algo lejano y abstracto, y comenzar a pensar en el Internet de las personas”. Como se puede apreciar el concepto sigue madurando y evolucionando.

De hecho destaca que “si bien la tendencia de IoT en Chile está en pañales en este aspecto, empresas, entidades públicas y universidades están trabajando en iniciativas que promueven el vínculo humano y el beneficio práctico del Internet. Algunos ejemplos son el Desafío IoT de Inacap, apoyado por Cisco, Corfo y Samsung; o el Comité Internet of Things, promovido por la Universidad Católica con apoyo de privados como Entel y Google. Estos proyectos buscan las más innovadoras ideas del país con el fin de dar con soluciones para cambiar el día a día de las personas”.

Como se puede apreciar la IoT está en pleno crecimiento y maduración. Si se quiere leer el artículo completo se puede seleccionar aquí: https://goo.gl/S6QJch

Segundo “Desayuno entre Informáticos”

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela Informática UNIACC.

 

Este miércoles 18 de enero realizamos el segundo desayuno entre informáticos. En esta ocasión nos acompañaron los Profesores Fernando Del Río Barrio y el empresario y Gerente de BiNext Mario Carrasco Soto.

El objetivo de esta reunión era conocer las características de un paquete de software llamado Qlik para evaluar su incorporación a dos cursos de la Carrera: “Gestión de Empresas” y “Business Intelligence y Data Mining”.

En una amena conversación tanto el Profesor Del Río como nuestro invitado conversaron respecto a la utilidad para nuestros alumnos conocer y aplicar esta herramienta de inteligencia de negocios. Además se destacó el aporte que podría realizar un Ingeniero Informático Multimedia en el diseño e implementación de interfaces útiles para los tomadores de decisión en las empresas.

 

 

El detalle de la conversación se puede ver en: https://youtu.be/y0SQk2ZGxNw

Diez tendencias para los negocios online durante el 2017

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela Informática UNIACC.

Debido a mi suscripción en el “Instituto de Negocios” de Luis Eduardo Barón me llegó el siguiente Link: https://www.youtube.com/watch?v=rIsT8WfjDqk

En este vídeo se destacan las siguientes tendencias para el E-Business: el protagonismo de la experiencia de usuario, los vídeos de realidad virtual, grandes avances en los bots para atender consultas de clientes, los streamings sociales, el aumento de la penetración de internet siendo la extensión de los negocios físicos, el aumento de los negocios creados por mujeres, la segmentación muy precisa de los clientes, la personalización de los productos y servicios, el internet de las cosas (IoT) que permitirá que los dispositivos conectados a la red entreguen información de su uso cotidiano y por último los contenidos bajo demanda.

Consecuente con esta última tendencia el Instituto de Negocios preparó un concurso que empieza el lunes 16 de enero donde 6 emprendedores de 4 países deben crear su negocio desde cero.

Para poder seguirlos se debe acceder a: http://lanuevaestrelladeinternet.com/

Hasta donde yo sé es la primera vez que se intenta algo así, ¿cómo resultará?

Adiós Princesa…

José Miguel Santibañez Allendes

José Miguel Santibáñez, Profesor Ingeniería Informática Multimedia, Editor de www.Abe.cl

Debe haber sido el año de 1977, en ese tiempo las películas no llegaban inmediatamente a Chile, cuando me maravillé con “Star Wars: A new hope” (la “guerra de las galaxias” a secas, nos costaría años acostumbrarnos a la diferencia entre el nombre de la saga y el nombre de la película). Como muchos niños y niñas nos maravillamos con la “tecnología espacial”, la eterna guerra entre el bien y el mal, encarnada entre la fuerza y el lado oscuro (si, otro error de interpretación) y por supuesto el máximo villano: Darth Vader…

 Pero entre batallas espaciales y sables láser (hoy se opina que podrían ser sables de plasma, el cuarto estado de la materia, sensible a campos electromagnéticos, ya que sería imposible que fueran láser, tal y como hemos descubierto todos los que hemos jugado con punteros láser), un aspecto de suma importancia pasó casi colado. En una clásica historia de buenos y malos, héroes y villanos, y por supuesto princesas que hay que rescatar, la princesa rompió el molde. Aún antes que supiéramos que era princesa, la vimos tomar un arma y enfrentar (desde su escaso 1.55 de altura) al propio Darth Vader. No sólo lo enfrentó, sino que sobrevivió a ello, sin perder su aplomo. Poco después cuando llegan a rescatarla, con un plan tan simplón que lo habría pensado cualquier nerd, y que hasta el androide parlanchín notaba que era una mala idea, es ella la que toma la iniciativa (y otra arma) y empieza a disparar encontrando una ruta de escape. Más adelante, cuando los rebeldes encuentran una raza “primitiva”, mientras todos los “caballeros” son tomados prisioneros por los ewoks, es ella la que ha establecido las conversaciones y relaciones amistosas con esos “ositos de peluche” que fueron capaces de derrotar a las tropas imperiales.

La princesa Leia Organa de Alderaan, incluso mantuvo su aplomo, cargo y sonrisa, cuando dejó de ser princesa (por la destrucción de Alderaan) y ni el apellido cuando se entera que no era hija del senador Bail Organa (¿por qué era princesa?), sino del propio Darth Vader (Anakin Skywalker). Formaba parte de su encanto, de su porte majestuoso.

En una época donde las princesas –en general, e impulsado por Disney- eran vistas como “frágiles criaturas” que sólo saben meterse en problemas y que deben ser rescatadas por algún caballero andante, Leia rompió el molde. En un mundo de ciencia ficción donde los “machos” usaban grandes armaduras, y las pobres y débiles damiselas usaban breves y reveladoras túnicas, Leia casi rompió el molde. En su biografía, Carrie Fisher cuenta que cuando llegó el primer día de filmación, el director George Lucas le hizo ver que en el espacio “nadie llevaba ropa interior”, y lo trató de argumentar indicando que “en el espacio, con la menor gravedad, los cuerpos se expanden, y un sujetador (sostén) podría incluso ahorcar a su usuaria”. A la actriz, la historia le hizo gracia y aceptó la idea de no usar sostén bajo la túnica. Eso sí, en la biografía solicitó algo especial, que en su obituario se incluyera una frase alusiva que ella misma redactó:

Carrie Fisher ha muerto, ahogada en luz de luna y ahorcada por su propio sujetador

La Princesa ha muerto, larga vida a la Princesa. Su sonrisa al final de la película nos hacía sentir que todos habíamos sido parte del grupo rebelde que había conseguido la victoria.

Gracias de parte de todos aquellos que luego de este tipo de películas (y de su ejemplo particular) abrazamos la tecnología como medio de vida.

De ASEXMA a la ONU

 

José Miguel Santibañez Allendes

José Miguel Santibáñez, Profesor Ingeniería Informática Multimedia, Editor de www.Abe.cl

Furor en las redes sociales. Claramente las campañas de “Ni una menos” han tenido una fuerte llegada en las redes sociales. Aunque da para preguntarse sobre su real alcance.

La historia de ASEXMA es ampliamente conocida, en una reunión de “hombres anticuados” (como se defendió alguno) creyeron jocoso relacionar a la economía con una mujer (“hay que estimularlas”) y lo simbolizaron con una muñeca inflable. Lo más suave fue “vulgar”, y los demás epítetos no es necesario reproducirlos (salvo quizá “ASEXMA: Asociación SEXista Machista y Anticuada”). Lo interesante, es que todos los actores sociales, desde la presidenta, manifestaron su molestia por el regalo en las mismas redes sociales y aún hoy hay quienes preguntan si lo manifestaron de alguna otra forma (por ejemplo, una solicitud de renuncia al ministro que reía al recibir el regalo). En este caso, al menos ha habido amplio consenso en que la reacción de las redes sociales (salvo las más extremas) eran las deseadas. A tal punto, que casi todos los actores políticos (incluso algunos que rieron en la reunión) salieron al condenarla.

La historia de la ONU, fue menos comentada, pero la implicancia de las redes sociales fue aún mayor. A finales del mes de Octubre y con gran regocijo, la ONU invistió a la Mujer Maravilla (quizá uno de los personajes femeninos más poderosos del mundo del cómic) como Embajadora para la igualdad de género. Demás está decir que es la superheroína más emblemática de todas (la única por mérito absolutamente propio, en un ambiente cargado al “macho”) y con dos grandes actrices que aún la identifican: Linda Carter (de la serie de televisión) y Gal Gadot (de la película pronto a estrenarse). Sin embargo, apareció un movimiento en contra, donde un grupo de mujeres reunieron en la plataforma “change.org” más de cuarenta y cinco mil firmas (principalmente de mujeres) para solicitar la remoción de la investidura, por considerar “A pesar de que los creadores originales pudieron haber deseado que la Mujer Maravilla representara una mujer guerrera, fuerte e independiente con un mensaje feminista, la realidad es que se trata de una mujer blanca, con grandes pechos, de proporciones imposibles, reluciente, ligera de ropas, con un traje que resalta sus muslos y que tiene la bandera de Estados Unidos”.

Mujer Maravilla

 

Dos historias, dos conclusiones: El “furor” de las redes sociales se alimenta a sí mismo. Muchos consideran que lo de ASEXMA fue una humorada y que había que tomarlo así, que la reacción fue excesivamente “moralista”. Lo cierto es que molestó y no sólo a mujeres. Y lo peor es que la “defensa” termina exacerbando aún más. Pero por otro lado no hubo más efectos que el enojo público. No hubo renuncias (sólo un “pongo a disposición” que terminó en confirmación) ni otros castigos. En sentido muy contrario, la molestia por “La Mujer Maravilla” no llegó a ser tan masiva, pero la resolución fue mucho más rápida y directa. Y la pregunta final permanece: ¿habría tal vez, más personas que apoyaran la designación de la Mujer Maravilla, que quienes se opusieron? ¿debe existir algún medio para resolver este tipo de situaciones?

A fin de cuentas, como por una vez dice Juanelo con todo el poder del sentido común: “La cruzada para que las mujeres vivan como quieren, no puede ser entorpecida porque viven como quieren”.

 

Con éxito se realizó el Taller “E-Business: la nueva forma de crear negocios en el Siglo XXI”

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela Informática UNIACC.

 

Este jueves 15 de diciembre se realizó un interesante Taller dictado por el Profesor Sebastián Morales Riquelme, especialista en E-Business (https://cl.linkedin.com/in/sebastianmoralesr/es).

En dicho taller se desarrolló y aplicó una técnica para generar ideas de negocio en el ambiente E-Business, específicamente se diseñó una aplicación para móvil.

El trabajo realizado fue hecho en tres grupos y se aplicó la técnica del “Círculo Dorado”.

Cabe destacar que además de alumnos y ex alumnos, asistieron Profesores y profesionales informáticos de empresas de todo tipo.

¿El final de una era?

José Miguel Santibañez Allendes

José Miguel Santibáñez, Profesor Ingeniería Informática Multimedia, Editor de www.Abe.cl

Probablemente, cuando aparecieron los primeros supermercados (uno, pretenciosamente, se declaraba “hipermercado”), los distintos almacenes de barrio tuvieron más de un temor, algunos fundados, otros no. El paso del tiempo los hizo convivir en una curiosa ecuación. Los almacenes de barrio se mantienen en primera línea, pues dan un trato más personalizado, tienen “pan fresquito” y claramente el proceso de compra en más rápido (e incluso sin dinero, simplemente con “libreta”, o más simple un “me llevo tal producto, de ahí te lo pago”). Aun así, hay muchos que no conocen los almacenes de barrio, sólo los grandes supermercados, donde hacen las compras del mes, pagan con tarjeta y, en no pocos casos, aprovechan de “mall-ear” (curiosa construcción verbal, pronunciada “molear” para quienes gustan de recorrer los “malls”).

Los supermercados, por su propia esencia son más impersonales, aun así hay quienes después de 2 o 3 visitas ya conocen de nombre a los distintos encargados de sección (y les asignan el mismo nivel de sabiduría tipo gurú, que al antiguo verdulero del barrio). Pero la mayoría no sólo no los conoce, sino que pasa por la vida ignorando que hay personas que mantienen los productos disponibles en las góndolas y que cuando mucho, son “servicios de información” para encontrar un determinado producto.

Un empaquetador de fin de semana (a quien conozco por ser estudiante de ingeniería) me comentaba que hay todo tipo de clientes, desde quienes los ignoran completamente (a lo sumo $100.- después de toda una compra); que hay quienes les piden que les acompañen durante todo el proceso de compra llevándoles el carro, cargando los productos, luego colocándolos para su pago y finalmente empaquetando y cargándolos en el vehículo (generalmente adultos mayores y que dan buenas propinas). Incluso ahora es posible ver cerca de los supermercados de barrios acomodados, a empaquetadores que acompañan al cliente, llevando los productos en el carro del local. Para ellos, fue una insólita decisión cuando cierto supermercado decidió inaugurar las cajas de autoservicio, es decir cajas que no tienen cajero ni empaquetador, sino que el propio cliente pasa los productos frente al lector de códigos de barra. Para el supermercado supone un buen ahorro, pues basta un supervisor para cuatro cajas de autoservicio (al menos, en los lugares donde lo he visto).

La nueva innovación, viene de la mano de uno de los gigantes de la economía internet: Amazon. Partieron vendiendo libros, luego hicieron alianzas comerciales con tiendas chicas (para libros difíciles de conseguir) y siguieron aumentando su oferta a casi toda la línea de productos que se pueden comprar por internet: películas, libros, música, juguetes, etc. También agregaron a su oferta los productos netamente digitales, usando su lector (“papel digital”) Kindle y de ahí a toda una plataforma de servicios “en la nube”, incluyendo alojamiento de páginas y servicios de análisis de datos.

Pero ahora quieren entrar a competir con los supermercados. Y su propuesta incluye la mayor apuesta tecnológica del último tiempo (al menos, hasta que se popularicen los vehículos auto conducidos), quieren hacer realidad el viejo lema de una casa comercial: llegar y llevar.

La idea es simple, Ud. llega al supermercado, pasa por un torniquete usando su celular como mecanismo de identificación de cliente (un código QR, esos cuadrados tan populares entre celulares) y luego toma lo que quiere de las góndolas y se lo lleva, así sin más, sin pasar por caja, simplemente sale del local. En cada instante puede comparar en su celular lo que ha echado a su bolso, aunque la propuesta es que lo haga al instante de salir del local. El valor de la compra se carga directamente a su tarjeta/cuenta en Amazon.

¿Cómo funciona? Como decía “Cerebro” de un viejo programa de dibujos animados: la teoría es simple, pero para ejecutarlo se requiere de verdadero genio. Usando las ya acostumbradas cámaras que graban todo lo que ocurre en la sala de ventas, más una serie de sensores instalados en las góndolas, refrigeradores y heladeras, Amazon asegura que pueden “ver con una certeza del 100%” lo que el cliente está echando al carro. Y a diferencia del antiguo almacenero, la memoria de Amazon es infalible, no va a olvidar que echó un par de botellas de agua, distintos alimentos, pan, golosinas y otros.

El video muestra un local que es del tamaño de un “medio market”, es decir más grande que los minimarket, pero menos que los supermercados habituales. Y no aclara si habrá venta de productos a granel (todo se ve previamente envasado) pero, al menos para compras rápidas, se ve más que interesante. ¿Llegarán a Chile? ¿Se acomodarán a nuestra “costumbre” de hacer la compra mensual? ¿O los chilenos apostaremos a esta compra rápida? al menos los locales de comida rápida han demostrado que muchos aceptaron abandonar el viejo concepto de restaurante con mesera o garzón…

Puede seguir el enlace en: https://youtu.be/NrmMk1Myrxc

La difícil verdad

José Miguel Santibañez Allendes

José Miguel Santibáñez, Profesor Ingeniería Informática Multimedia, Editor de www.Abe.cl

Miente, miente, que algo queda” sentenciaba Voltaire… ¿O era Goebbels? Seguro que si la busca por Internet, es posible que salga alguna página donde se le atribuye a Steve Jobs o quizá a Bill Gates.

Al menos eso ocurrió en un “experimento” ya hace más de un año, donde un chileno puso la frase “Si tú lo deseas puedes volar, sólo tienes que confiar mucho en ti y seguir, puedes contar conmigo, te doy todo mi apoyo” (parte de la canción de la serie de dibujos animados Digimon) y que bastó publicar en Wikiquotes (la web de citas textuales del grupo Wikipedia) para que se popularizara (se cuenta que incluso la “tradujeron” al inglés, ya que si la hubieran buscado, habrían encontrado la canción). Y se repitió hace poco, cuando se rumoreó la muerte de Mark Zuckerberg (el creador de Facebook) noticia que se “viralizó” gracias a la creación de una página en el mismo Facebook.

Si antes la verdad era “dura”, hoy además es “difícil”. Cuesta identificar que elementos son reales y bien documentados, respecto de aquellos que son mera conjetura (y en algunos casos, simples voladeros de luces).

Las redes sociales, son el espacio de la opinión (y en muchos casos, de simples fantasías o elucubraciones no racionales) y aunque está bien que sea así, lamentablemente muchos internautas absorben los datos como si fueran verdades reveladas y ahí empiezan los problemas.

Wikipedia, quizá una de las fuentes de conocimientos mejor organizadas del mundo, sufre constantemente de quienes por ignorancia, “experimentos” o derechamente mala fe, introducen datos erróneos. Su modelo busca validar los datos con múltiples fuentes (cada uno de nosotros puede hacerlo) pero es difícil determinar quiénes son verdaderas autoridades en la materia y quiénes no; y por ello se espera que sea la propia comunidad la que lo determine.

Pero ¿qué pasa, cuando alguien “sobresale” por sus declaraciones particularmente incendiarias? Si la comunidad reacciona con rabia o molestia al punto de que se “destaca” en las redes sociales, ¿basta para darle más tribuna? La semana pasada un “respetuoso intelectual” (según su autodefinición) atacó a un grupo con “como las palomas (…) es portadora de un gran número de enfermedades”. Las reacciones no se hicieron esperar, pero los frutos de dicha diatriba, rindieron muy bien: autor entrevistado por un medio impreso y fama garantizada. Claramente no importaba si hablaban bien o mal del columnista. Lo que quería era que hablaran de él… Y eso ya lo dijo Oscar Wilde… ¿O era Salvador Dalí?

Una vez más: Cyber Monday

José Miguel Santibañez Allendes

José Miguel Santibáñez, Profesor Ingeniería Informática Multimedia, Editor de www.Abe.cl

 

Entre lunes y miércoles de la próxima semana, se procederá con el nuevo Cyber Monday auspiciado por la Cámara de Comercio de Santiago y al que se sumarían cerca de 140 compañías, incluyendo a una inmobiliaria. Y la pregunta de siempre es: ¿estarán a la altura de lo que prometen?

La idea del Cyber Monday nace en Estados Unidos, allí la tradición es que pasado el día de acción de gracias (cuarto jueves de noviembre) las tiendas comerciales inician sus ventas de navidad con grandes ofertas, en lo que se denomina el “Black Friday” (viernes negro). En principio es similar a lo que vemos en supermercados y grandes tiendas después de Halloween, cuando la decoración cambia abruptamente de brujas y calabazas a viejos pascueros; pero con el añadido de descuentos realmente espectaculares que atrae a mucha gente (de ahí la clásica imagen de compradores compulsivos esperando que abran la tienda y que luego entran atropellándose los unos a los otros). Es tanta la locura, que desde el año 2005, y con la idea de descongestionar las tiendas físicas, se empezó a realizar la venta de “Cyber Monday”, el lunes siguiente al “Viernes Negro”, y que añade a las ofertas, la promesa de despacho antes de Navidad (que es un tema mayor en USA). Dato anecdótico es que la denominación de “viernes negro” tiene dos supuestos orígenes: uno es producto del abarrotamiento de gente (muchos vehículos y personas con abrigos negros cubriendo las nieves de finales de noviembre) y el otro de la contabilidad, dado que las tiendas tienen ventas tales, que superan cualquier pérdida que hayan tenido durante el año (pasan de números rojos a negros).

En Chile, no tenemos un equivalente real al Viernes Negro, ni siquiera una tradición real de ofertas navideñas (cada tienda tiene sus propias políticas). Por lo que el “Cyber Monday” (al igual que el “Cyber Day” de mayo) es sólo una construcción publicitaria. Y peor aún, se han hecho varias denuncias contra tiendas que en vez de hacer ofertas reales, una semana antes “inflan” los precios, para volverlos al valor original en el Cyber Monday. En mayo recién pasado, el SERNAC recibió varios reclamos al respecto, y varios terminaron en multas a las empresas por no poder acreditar la veracidad de la oferta.

Pero lo peor, es la escasa preparación tecnológica. Como la idea partió en las secciones de marketing de las grandes tiendas, a muchos se les olvidó avisarle a sus departamentos de informática (o lo avisaron muy a última hora) y en los primeros intentos, simplemente no fueron capaces de soportar la carga. Luego, como medida parche, inventaron un “turn-o-matic” virtual, donde a uno le dicen cuanto tiempo debiera esperar (aproximadamente) para poder entrar a la tienda virtual (!). Algunas en cambio, ya han aprendido la importancia del negocio virtual (y la pérdida de ventas que significan los problemas antes descritos) y han estado a la altura de las circunstancias.

De todas maneras, la recomendación más importante: si quiere comprar algo, verifique a qué precio está ahora; y luego vea si la oferta es real. No pocas tiendas se aprovechan de la compulsividad que provoca el letrero “oferta – últimas unidades”.

Ergonomía e interfases de interacción humano-computadora

RESUMEN

Martínez de la Teja, Guillermo Manuel

Maestro en Ciencias en Ergonomía
 Ergoprojects / Sociedad de Ergonomistas de México A.C. gmmt@ergoprojects.com

La Interacción Humano-Computadora (HCI), es el estudio de la interacción entre el ser humano, las computadoras y las tareas que se desarrollan; principalmente se enfoca a conocer cómo la gente y las computadoras pueden interactuar para llevar a cabo tareas por medio de sistemas y software.

HCI es una materia que se basa en algunos aspectos relevantes de la teoría y métodos de muchas disciplinas, dentro de las cuales se incluye ciencias físicas y sociales, ingeniería y arte. Existen importantes contribuciones a la HCI que se han tomado de las ciencias de la computación, psicología, matemáticas, artes gráficas, sociología, inteligencia artificial, lingüística, filosofía, antropología y ergonomía.

HCI incluye partes fundamentales de la ergonomía debido a que se preocupa por entender cómo las computadoras y el ser humano pueden interactuar para desarrollar tareas existentes y nuevas. La ergonomía en HCI se enfoca a buscar los aspectos de diseño en los sistemas computacionales para que tengan un uso más efectivo y eficiente, así como el desarrollo de principios, guías, métodos y herramientas para mejorar el diseño y desarrollo de los sistemas interactivos computacionales.

Palabras clave

Interacción humano-computadora, diseño centrado en el usuario

INTERACCIÓN HUMANO-COMPUTADORA

Se considera que hay cuatro componentes principales en un sistema hombre– computadora:

  • El usuario
  • El sistema de computadora
  • La tarea
  • El ambiente

En un sistema hombre-computadora, con la ayuda de las aplicaciones y software apropiado, el usuario introduce sus órdenes a la computadora, y esta responde al usuario de acuerdo con las funciones para las que fueron diseñadas las órdenes introducidas. En general, a esta interacción se le conoce como interacción hombre-computadora, interacción que tiene gran influencia sobre el humano y el desempeño del sistema en una forma compleja, y ha sido en los últimos tiempos una parte sustancial de la investigación en ergonomía y factores humanos.

En un inicio, el interés de la investigación era principalmente orientado al hardware, como por ejemplo, el diseño de las terminales visuales (VDT) y los dispositivos de entrada de información a la computadora, pero con el paso del tiempo, el interés se ha transformado hacia los principios de la presentación de la información, tema que es parte importante del campo de acción de la ergonomía y factores humanos.

En general, podemos decir que la investigación en HCI está orientada a obtener el conocimiento de cómo las personas tratan con los sistemas computacionales, con el fin de proveer de esta información a los diseñadores de los sistemas de computadora.

“El objetivo central de la investigación en HCI no es principalmente el desarrollo de sistemas que entiendan a los usuarios, si no el desarrollo de sistemas que los usuarios entiendan, sistemas que los usuarios sean capaces de modelar ellos mismos” (Vainio- Larsson, 1988).

La interface entre el usuario y la computadora no sólo es lo que el usuario puede ver, oír y tocar; también incluye los conceptos que el usuario necesita conocer acerca del sistema y como puede ser utilizado para desarrollar las diferentes tareas. De acuerdo con Johnson (1992), el usuario de un sistema de computadora necesita por lo menos:

  • Reconocer que el sistema puede ser utilizado para alcanzar una meta particular.
  • Identificar los procedimientos necesarios que deben llevarse a cabo con la 
computadora para alcanzar la meta deseada.
  • Conocer los comandos necesarios para que el sistema ejecute las funciones 
requeridas como parte de su tarea.
  • Identificar y entender los diferentes estados del programa.
  • Poseer las habilidades necesarias para comunicarse con el sistema (escribir, 
apuntar o hablar).

El usuario y la computadora comparten responsabilidades para desarrollar las diferentes actividades que contribuyen a alcanzar la meta global, ya que ambos deben interactuar y comunicarse en un diálogo que no sólo involucra a los comandos, sino un conjunto estructurado de requerimientos, preguntas y respuestas. Como en cualquier clase de diálogo, el que se da entre el usuario y la computadora es más exitoso si ambas partes tienen un conocimiento y lenguaje común, lo que implica que el usuario debe tener el conocimiento adecuado y suficiente acerca de la computadora, y el diseñador del sistema de la computadora debe tener un conocimiento adecuado del usuario.

Se han utilizado diferentes términos en HCI para describir la comunicación que ocurre entre el usuario y la computadora. Hasta hace poco tiempo, la mayor parte de las interacciones con la computadora involucraban la estricta definición de turnos, donde un texto era introducido y posteriormente se desplegaba una respuesta en la pantalla. 
Para esta clase de interacción, tiene sentido utilizar el término “diálogo” para referirse al intercambio de instrucciones e información entre el usuario y la computadora, pero esta clase de diálogo puede involucrar varios estilos que no son mutuamente excluyentes, como la introducción de comandos, menús y navegación, diálogos de pregunta y respuesta, llenado de formas, diálogo de lenguaje natural y manipulación directa, y cada una de estas formas de diálogo presenta diferentes ventajas y desventajas desde el punto de vista del usuario y del diseñador del sistema, por ejemplo:

  • En la introducción de comandos, el usuario debe recordar todos los comandos que se requieren para desarrollar una determinada acción.
  • Cuando se utilizan menús y navegación, los usuarios no tienen que recordar el comando que necesitan, sólo necesitan reconocerlo; esto implica que para que los 
menús sean efectivos, los nombres o íconos seleccionados deben ser sumamente explícitos.
  • Cuando se utilizan diálogos de preguntas y respuestas, el rango de respuestas 
admitidas debe ser muy restringido para ambas partes; esta clase de diálogo es aceptable para usuarios novatos, pero puede ser muy frustrante para usuarios experimentados que conocen lo que quieren hacer (Preece et al, 1994).
  • La ventaja de tener formas para llenado y hojas de cálculo es que permite a los usuarios introducir los datos en la posición correcta, lo que también reduce la necesidad de examinar con mayor atención toda la pantalla.
  • El uso del lenguaje como un medio de comunicación con una computadora ha sido considerado altamente deseable debido a su naturalidad para el usuario, pero el sistema necesita ser capaz de reconocer y manejar algunas ambigüedades, expresiones vagas y construcciones gramáticas incorrectas asociadas con el reconocimiento de voz.

 

ASPECTOS COGNITIVOS EN HCI

La ergonomía adquirió fuerza al conjuntar el trabajo de especialistas en las áreas de ingeniería, medicina y psicología principalmente, aunque otras áreas del conocimiento también han contribuido para enriquecerla. La contribución de la psicología a la ergonomía se manifiesta en forma más evidente en el área de la ergonomía cognitiva. 
La interacción entre el humano y las máquinas o los sistemas depende de un intercambio de información en ambas direcciones entre el operador y el sistema. Casi siempre consideramos que el operador controla las acciones del sistema o de la máquina por medio de la información que introduce y las acciones que realiza sobre este, pero también es necesario considerar que el sistema alimenta de cierta información al usuario por medio de señales, para indicar el estado del proceso o las condiciones del sistema. Esta información sirve como retroalimentación para el usuario, y de su adecuada recepción e interpretación dependerá la toma de decisiones que debe tomar el usuario con el fin de mantener las condiciones o modificarlas para alcanzar el objetivo deseado. 
Por lo general, cuando se diseñan máquinas o sistemas, se hacen modelos muy explícitos y detallados para su construcción, funcionamiento, precisión y comportamiento, pero casi nunca se desarrollan modelos semejantes sobre el usuario y su comportamiento; en ergonomía, esta tarea corresponde a los profesionistas especializados en psicología o ciencias del conocimiento, con el fin de desarrollar y aplicar modelos que puedan utilizarse en el diseño de procesos de intercambio de información, buscando que estos sean óptimos, adecuados y compatibles con el usuario. 
Los avances en la microelectrónica, la automatización y la tecnología de la información han provocado importantes cambios en los requerimientos de muchos puestos de trabajo; anteriormente la mayoría de las actividades dependían de la habilidad y capacidad física del operador, pero en la actualidad se ha incrementado la dependencia en la percepción y procesamiento de señales analógicas y digitales para el control de las actividades y los procesos, además de que depende en mayor medida de los conocimientos previamente adquiridos y el entrenamiento del operador para actuar en diversas situaciones. En la medida en que se desarrolla la tecnología, las tareas para el operador se tornan más abstractas e indirectas, con un mayor énfasis en el uso y manipulación de símbolos.

La intervención que han tenido las computadoras en todas las áreas de la actividad humana ha incrementado la importancia de esta investigación, ya que se han presentado nuevos problemas y retos para los diseñadores de las tareas y puestos de trabajo. Un ejemplo de cómo las computadoras han transformado diversas actividades es en los cuartos de control, donde antiguamente se encontraban tableros de grandes dimensiones que contenían infinidad de señales para indicar los estados del proceso, y en la actualidad una o dos pantallas reemplazan a esos enormes tableros, incluso presentando información más detallada sobre el estado que guarda el sistema.

Este avance de la tecnología y la intervención de las computadoras ha presentado infinidad de ventajas en los procesos industriales y en la vida cotidiana, pero no ha estado libre de problemas, ya que por lo general, cuando se presenta una tecnología diferente al esquema conocido por el usuario se requiere de cierta capacitación y adaptación para el cambio. Un ejemplo es el desarrollo de tecnologías tales como las del hipertexto, donde los objetos se encuentran ligados en forma no secuencial, y puede provocar desorientación del usuario por no coincidir con el modelo secuencial de información conocido y utilizado anteriormente.

Con este cambio en la tecnología y la interacción hombre-máquina, es más apropiado considerar al operador como alguien que resuelve problemas y toma decisiones, y no como un simple componente del sistema; esta situación ha presentado la necesidad de medir la carga mental que tiene el operador por la actividad que realiza.

La medición de la carga mental resulta útil para comparar métodos alternativos o diseños, para evaluar prototipos, identificar aspectos estresantes del trabajo y para evaluar el desempeño del operador, sin embargo, la medición de la carga mental no es directamente observable, por lo que se han desarrollado métodos indirectos para su medición, basados en respuestas fisiológicas, psicológicas, o en la evaluación del desempeño de la tarea principal a través de medir el error cometido.

La interacción hombre-máquina y diseño de tableros de señalización y control son áreas donde se realiza una constante investigación, por lo que continuamente presentan novedades y avances, que no siempre están libres de nuevos problemas.

La interacción con la computadora a través de una interface es una actividad cognitiva de parte del usuario, ya que este debe recordar muchas cosas y debe ser capaz de implementar y ejecutar las órdenes apropiadas. El usuario también debe conocer como interactuar con el sistema y la computadora, contando con un modelo cognitivo acerca del comportamiento de las computadoras y da la descomposición en tareas simples de las actividades a realizar.

El diseñador de las interfaces debe tratar de entender las actividades cognitivas del usuario para obtener interfaces efectivas y fáciles de entender. La meta del diseñador es tratar de seleccionar y escoger la información que se presentará en pantalla y su documentación, en relación con el conocimiento previo que posee el usuario, para que la representación conceptual sea precisa, consistente y completa.

El diseño centrado en el usuario es un método iterativo donde se enfatiza el involucrar de forma activa al usuario, y el entendimiento claro de los requerimientos de la tarea y el usuario.

De acuerdo con la norma ISO 13407, la incorporación del diseño centrado en el usuario se caracteriza por:

• Involucrar activamente a los usuarios y entender claramente los requerimientos del usuario y la tarea.

  • Una apropiada distribución de las funciones entre los usuarios y la tecnología.
  • La iteración de las soluciones de diseño.
  • Diseño multidisciplinario.

Es esencial involucrar al usuario para poder entender y definir el contexto de uso, las tareas y la forma en que van a trabajar los usuarios en el futuro con el producto o sistema. Los usuarios y desarrolladores deben interactuar a través del proceso de diseño; cuando se diseñan productos hechos a la medida del usuario, los usuarios reales pueden directamente involucrarse en el proceso de diseño, y para el diseño de productos de consumo se puede involucrar a representantes del grupo objetivo. 
El objetivo de la tecnología es asistir al usuario a desarrollar las tareas seleccionadas, por lo que el diseño debe identificar todas las tareas, la forma en que serán desarrolladas y como serán repartidas entre el usuario y la tecnología, decisión que no puede basarse únicamente en las capacidades de la tecnología y dejar las demás tareas al ser humano. 
En el diseño interactivo, la retroalimentación de los usuarios es una importante fuente de información. Por lo general, no es posible definir exactamente las necesidades del usuario al inicio del proceso, ya que por una parte, el diseñador no tiene una clara idea de lo que el usuario pueda querer, y por la otra, el usuario no tiene una idea clara de lo que la tecnología pueda hacer. 
La situación actual de trabajo es sólo el punto de inicio para el diseño, por lo que el nuevo sistema puede cambiar el contexto de uso, los requerimientos tecnológicos y del usuario. El proceso de diseño debe “soportar” estas iteraciones visualizando y evaluando las nuevas situaciones, con lo que el diseño puede ser refinado. 
El diseño centrado en el usuario requiere conjuntar una variedad de habilidades y conocimientos dependiendo en la naturaleza del sistema a desarrollar, por lo que el equipo multidisciplinario puede incluir usuarios finales, miembros de la gerencia, expertos en la aplicación, diseñadores del sistema, expertos en mercadotecnia, diseñadores gráficos, especialistas en factores humanos y personal de capacitación. Es posible que una misma persona represente varias de estas áreas, pero algo importante a considerar es que el diseñador nunca puede representar al usuario, a menos que el diseño sea desarrollado para su uso personal.

El diseño centrado en el usuario puede ser aplicado a cualquier componente de cualquier sistema con el que el usuario tenga que interactuar, por lo que queda incluido el hardware, software y los manuales.

Algunos aspectos que deben definirse cuando se planea un proyecto bajo la forma de diseño centrado en el usuario de acuerdo con la ISO 13407 (1999) son:

  • Debe haber actividades para:
Definir el contexto de uso
  • Especificar los requerimientos del usuario y de la organización Producir prototipos, y
Evaluar los diseños
  • Las actividades antes mencionadas deben integrarse con las demás actividades de diseño, como es el análisis, diseño y pruebas.
  • El plan debe identificar a las personas u organizaciones que son responsables de las actividades del diseño centrado en el usuario y el rango de habilidades y puntos de vista que deben incluirse.
  • El plan debe definir los procedimientos de análisis de los resultados de la evaluación y retroalimentación de los resultados de diseño. El plan debe definir como documentar el diseño iterativo.
  • Deben definirse plazos para las actividades de diseño centrado en el usuario, incluyendo plazos que permitan la retroalimentación y los posibles cambios en el diseño, y asegurando tiempo para las actividades de evaluación durante las fases de diseño.

El equipo multidisciplinario, dependiendo del proyecto, puede incluir:

  • Técnicos expertos
  • Representantes de los usuarios
  • Expertos en la aplicación en campo
  • Expertos en usablidad
  • Diseñadores gráficos
  • Expertos en mercadotecnia

Cada uno de los participantes debe tener su papel y responsabilidad bien definidas en el proyecto, ya que el diseño no solo es el producto, también debe incluir los manuales, capacitación, mantenimiento, soporte técnico, empaque y mercadotecnia.

Para definir el papel de cada uno de los actores se debe considerar las fuentes para:

  • Definir los requerimientos iniciales del usuario
  • Ilustrar las decisiones de diseño
  • Hacer los prototipos
  • Evaluar durante la fase de análisis y diseño
  • Analizar el resultado de la evaluación
  • Realizar pruebas de campo

La mayor parte de las actividades requieren del trabajo entre expertos de diferentes áreas, pero es conveniente que una sola persona sea responsable de las actividades relacionadas con el diseño centrado en el usuario, así como l la participación conjunta de los diseñadores y los usuarios en la mayor parte de las actividades, ya que la información de segunda mano nunca es tan adecuada como la de quienes trabajan y conviven con el sistema.

IX Congreso Internacional de Ergonomía México, D.F., 26 al 28 de abril de 2007

Artículo Autorizado por Martínez de la Teja, Guillermo Manuel

Primer “Desayuno entre Informáticos”

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Informática UNIACC.

El pasado viernes 30 de septiembre se realizó nuestro primer “Desayuno entre Informáticos”.

En esta ocasión analizamos la Visión y Misión de la Carrera de Ingeniería Informática Multimedia. Dicho análisis estuvo a cargo de los Profesores Fernando Del Río Barrio y Luis Sandoval Urquiza.

Las opiniones y comentarios las pueden ver en el siguiente Link al vídeo de 13 minutos: https://youtu.be/wxgoposI_Eo

Elecciones 2016: clamor por votación electrónica

José Miguel Santibañez Allendes

José Miguel Santibáñez, Profesor Ingeniería Informática Multimedia, Editor de www.Abe.cl

 

Cuatrocientas sesenta mil personas cambiadas de domicilio “porque si”. Intento fallido de Ley exprés para “solucionarlo” (subyace la pregunta de ¿por qué ocurrió?). Y la pregunta recurrente es: ¿por qué no votar electrónica y remotamente?

Estonia es el primer país del mundo donde se implementó la votación electrónica remota (desde computadores personales y celulares) como alternativa a la votación física. Claro es un país con menos de un millón de votantes y de ellos, el 15% usó el sistema electrónico remoto en el 2010. USA y Venezuela utilizaron sistemas electrónicos pero en locales de votación, que han sido muy cuestionados. En USA se detectaron problemas en la votación del año 2000 en Florida (dada la forma física del voto, habría hecho que muchos votaran por un candidato, creyendo que votaban por otro), habría facilitado la victoria de Bush sobre Gore. En Venezuela hay quienes insisten en que el triunfo de Maduro fue viciado, aunque todas las auditorias mostraron que el triunfo era legítimo.

Los beneficios de un sistema electrónico y remoto son variados, aparte de la comodidad para muchos, permite que personas enfermas y recién operadas puedan votar. También permite que quienes están lejos (nacional o internacionalmente) puedan ejercer el derecho a sufragio. Y para quienes no dispongan de Internet, basta con una cantidad menor de locales de votación que pueden ser provistos por las propias municipalidades (la mayoría ya cuenta con suficientes computadores para las pruebas electrónicas de conocimientos teóricos para obtener licencia de conductor). Y eso sin contar con la mayor facilidad para buscar y votar por quién se desea votar (vi una foto de un supuesto voto para concejales de Maipú, y era casi de un metro cuadrado). Incluso facilita la votación de personas con algunas limitaciones físicas o mentales al tener un voto que puede ser más simple y sencillo de entender.

 

Los peligros son conocidos, y el más temido es la posibilidad de que ocurra un fraude electoral. Se sostiene que en una votación “en urna” los apoderados de mesa/local de votación pueden verificar la no ocurrencia de fraudes, dando así las garantías a los candidatos. Claro que eso requiere que todos los locales tengan apoderados atentos y vigilantes (cuando me tocó ser vocal de mesa, apenas vi a los apoderados, quienes sólo se manifestaron para opinar sobre la anulación o no de los votos). Enumero a continuación los problemas que más he escuchado/leído en contra del voto electrónico remoto:

El problema básico, sigue siendo el mismo: padrón electoral y cómo garantizar la máxima de una persona (vivo, ciudadano, habilitado) igual a un voto. Y que ese voto sea libre, informado y no coaccionado. Como siempre existen formas de burlar los controles (“hecha la ley, hecha la trampa”), la pregunta es dónde deben colocarse esos controles. El principio actual es que debe ser el Estado el que lo garantice, pero en rigor, es necesario que sean los ciudadanos quienes así lo entiendan y crean. Resulta curioso (al menos) que estemos de acuerdo en permitirle a alguien votar para elegir a nuestros gobernantes pero, al mismo tiempo, albergar dudas si lo hace “en conciencia” o por algún interés “inaceptable”. Más aún, cuando se sabe que hay muchos que votan por “el amigo que después los podría apitutar” (y eso parece aceptable a nuestro sistema).

El segundo problema, sería la aparición de votos fraudulentos (votantes muertos o no habilitados), nuevamente, porque el padrón electoral no es todo lo confiable que debiera (menos ahora, con los cambios de domicilio). Siendo un convencido de que la inscripción automática es una buena idea, creo válido pedir que quienes quieran ejercer electrónica y remotamente el voto, tengan que hacer el trámite para inscribirlo así y tener un certificado digital con vigencia hasta después del proceso eleccionario.

El tercer problema más recurrido, tiene que ver con el “acarreo”, maniobra que harían algunos candidatos de llevar gente de “fuera de su comuna” a votar por ellos. En lo personal, no me parece un problema. En el mundo actual, es habitual que un ciudadano tenga legítimos intereses en diferentes comunas (en mi caso: San Miguel, Santiago, Providencia, Maipú) dados domicilio, trabajo, intereses comerciales o personales. Y no veo razón por la que tenga que estar previamente limitado a votar en una comuna específica, ni por qué no puedo votar por alcalde en una y concejal en otra.

Hoy estamos cada vez más acostumbrados a operar electrónicamente: pagos de cuentas, transferencias, declaraciones de impuestos, trámites (creación de empresas en un día) y a la vez, valoramos más el tiempo que ahorramos al no hacer esas acciones de manera presencial. Confiamos en “la nube” para casi todo. Entonces: ¿por qué no confiar para votar?

Vuelvo a una reflexión anterior: si creemos en permitir que alguien opine sobre quién debe ser el nuevo gobernante del país, no es consistente con “forzarlo” a elegir bajo nuestros criterios. Mal que mal, hoy como país estamos haciendo un esfuerzo constante en mejorar los niveles educacionales (educación básica, media y superior) y el acceso amplio a dicha educación. Seguir tratando al votante como “tontito” al que hay que llevar de la mano casi todo el camino de la votación, no tiene sentido.

Comentarios recientes