Archivo de noviembre de 2015

La locura del Black Friday… ¿Existen oportunidades para los estudiantes de Informática?

Rodrigo Jaque Escobar

Rodrigo Jaque Escobar, Profesor Ingeniería Informática Multimedia, Uniacc

Se conoce como «viernes negro»  (en inglés Black Friday) al día que inaugura la temporada de compras navideñas, con significativas rebajas en muchas tiendas minoristas y grandes almacenes. Es un día después del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos, y se celebra el día siguiente al cuarto jueves del mes de noviembre.

El término se originó en Filadelfia, donde se utilizaba para describir el denso tráfico de gente y vehículos que abarrotaba las calles al día siguiente de Acción de Gracias.

El uso de este término comenzó alrededor de 1961 entre los oficiales de policía encargados de la regulación del tráfico, popularizándose hacia 1966 y extendiéndose al resto de los estados a partir de 1975.

Habitualmente ha sido el día de mayor movimiento comercial de todo el año desde el 2005. En el 2013, aproximadamente 141 millones de personas en los Estados Unidos compraron durante el “viernes negro”. Lo que da como resultado que las empresas registran en sus  libros beneficios contables.

Las redes sociales y la conectividad mundial han hecho que este evento tan importante en el país del norte, se extienda a muchos países y el nuestro, no es la excepción. Los medios de comuniación nacionales han asignado espacios en sus sitios web para informar cómo aprovechar mejor las  ofertas que tienen las tiendas. Como por ejemplo, el artículo publicado por cooperativa.cl “Sepa cómo aprovechar el “Black Friday” en Chile”.

Desde mi punto de vista, las oportunidades comerciales lo son en la medida en que uno desee un producto y no lo hubiera comprado porque su precio le parece demasiado alto.

Si ahora ese mismo producto se lo ofrecen a mitad de precio y al cliente le parece razonable, entonces sí es una buena oferta. Si no, es solo un producto más que no necesitamos y que en algunos casos genera  nuevos gastos… lo que está lejos de la palabra ahorro promocionada por las grandes tiendas.

Pero,  más allá de las oportunidades comerciales que ofrecen las grandes tiendas en Chile, que no creo que necesiten de un “Black Friday” para tener beneficios en sus libros contables, me preguntaba si ¿existirán oportunidades para estudiantes de Ingeniería Informática?. Y no me refiero al último Gatget de la empresa de la manzanita…

No tuve que buscar demasiado para encontrar, pues existe un sitio web llamado www.udemi.com  que es altamente eficaz en publicar e impartir cursos de aprendizaje por Internet, debido a que tienen un estricto control en los cursos que promocionan.

La principal gracia que tiene, es que cualquier persona puede inscribirse como profesor y crear un curso. Pero no cualquiera puede publicar un curso, ya que es sabido que toda herramienta de aprendizaje es revisada y aprobada por el personal de Udemy, antes de ser publicada. Además, tienen una restricción; que por lo menos el 60% de cada curso debe tener contenido en vídeo. Esto hace más fácil el aprendizaje.

El sitio está en español y, por supuesto, tiene muchos cursos en inglés porque su base de operaciones está en EE.UU.

Y como buena empresa Estadounidense, han lanzado su oferta para el Black Friday ofreciendo promociones por solo un día. Hay casos donde un curso vale normalmente entre US$100 y US$300 y, ahora aparecen a US$11. Esta oferta parece casi un milagro, dejan el precio del curso a un monto irrisorio comparado con el precio normal.

Pero los que han cursado Comercio Electrónico conmigo, sabrán que el producto es un intangible, no hay que enviarlo a ninguna parte, no hay logística, no hay rebaja de inventario, tampoco hay tiempo invertido en la creación ya que son los mismos profesores inscritos quienes lo fabrican, ni ningún costo parecido,  solo se les entrega a los clientes un link de acceso al curso comprado.

Evidentemente, gracias a que los cursos son impartidos por Internet, puedes tomarlos en el horario que  desees,  así que el aprendizaje es muy práctico y efectivo para todo tipo de  personas. Udemi.com se promociona diciendo:  << ¿Trabajas por las noches y tienes las mañanas  libres? ¡No hay problema! Puedes tomar el curso en el horario que desees. >> ¿Les suena  conocido?

Personalmente me interesaron algunos cursos, siempre es bueno estar atento a las novedades.  Revisando el índice de contenidos del curso, parece bastante razonable el precio por el producto final ofrecido. Especialmente si se toma en cuenta la cantidad de personas que lo ha comprado, asumiendo que ese dato es fidedigno. Un detalle, los precios aumentan mañana sábado 21 de noviembre de 2015 en la noche… así que si leíste este post después de esta fecha, puede que te convenga visitar nuestro blog más seguido… :-)

Controlando la velocidad

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

En el último tiempo aparecen varias voces invocando más y nuevos controles para reducir la velocidad con que los conductores llevan a sus vehículos. Desde zonas “peatón-friendly” que lo limitan a 30 Km/Hrs., pasando por multitud de “lomos de toro” y eso, sin olvidar a los que añoran los fotorradares y que están en abierta campaña. El tema no es menor, la muerte por accidentes de tránsito se mantiene muy elevada, y la evidencia apunta a que bajar la velocidad incide directamente en la sobrevivencia de los peatones que son atropellados.

Lo primero que llama la atención, es que se asume que en la mayor parte de los accidentes de tránsito la causa (quienes deben hacer algo para evitar el accidente) radica en los conductores, y no en conductas de riesgo excesiva de algunos peatones.

Sin embargo, de todas las soluciones que se plantean, falta una, que es lógica, necesaria y altamente efectiva.

Quienes usamos el GPS social, el denominado Waze, hemos descubierto que una diferencia de velocidad de 20 KM/hora no es significativa en nuestros tiempos de viaje. Waze hace una interesante predicción de los tiempos de llegada basado en la información real de la velocidad a la que se mueven los vehículos (otros usuarios de Waze). Y su tasa de acierto es increíble.

El problema del tiempo de llegada, después de mucho tiempo de usar Waze, no está tan asociado a la velocidad (menos a la máxima) sino a los tiempos de espera. La aparición de semáforos, es mucho más significativa que la velocidad máxima. Usar una carretera urbana, no es más rápida por la velocidad máxima de desplazamiento, sino por la ausencia de semáforos.

La pregunta entonces, es por qué no sincronizar mejor los semáforos. Si la velocidad de desplazamiento en ciudad, fuera –en promedio- más alta sólo por no tener que esperar los semáforos, entonces los propios conductores regularían sus velocidades y se desplazarían sin tantas aceleraciones y frenados. Sería una vía más segura para todos.

Los cuatro tipos de vídeos que Google recomienda crear para YouTube… según Lasse

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Nuevamente nuestro amigo Lasse nos envió un interesante aporte (la última vez publicamos un comentario sobre Tips para Social Media y WhatsApp (http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=2001). Esta vez quiso compartir las sugerencias de Google respecto a los vídeos que se deben publicar en YouTube.

Lo primero que hace es listar los tipos de vídeos a saber:

1. Vídeos que deben entretener.

2. Vídeos que deben enseñar algo.

3. Vídeos que deben dar instrucciones.

4. Vídeos que ayudan a la gente a comprar.

Genéricamente el los llama “micro momentos” y destaca que los consumidores los buscan en sus móviles para obtener información. Planea que al crear este tipo de vídeos se pueden tener más clientes potenciales.

Los categoriza en los siguientes grupos: los primeros los llama “Quiero ver algo” e indica que el 53% de las personas quieren ver algo que los inspiren y entretengan, esto según Google. Entre este tipo destaca los de nuestro compatriota Germán Garmendia publicados bajo el rótulo de “Hola soy Germán”. Los segundos los llama “Quiero saber o quiero aprender algo nuevo”. Estos son accedidos por el 70% de los usuarios más jóvenes de Internet quienes afirman que pueden encontrar información útil en ellos. De este tipo destaca los vídeos de entrevistas a personas interesantes. El tercer tipo los llama “Quiero hacer”. Dentro de este tipo de vídeo muestra los que enseñan a jugar golf. Destaca que Google indica que el 70% de las búsquedas en YouTube son del tipo “Cómo…” (en inglés how to…). El mismo Lasse menciona que sus vídeos de este tipo han generado 1 millón y medio de reproducciones. Recomienda eso sí que sean muy cortos y precisos. Por último el cuarto tipo los llama “Quiero comprar”. Que son los consultados cuando las personas, sobre todo las más jóvenes, quieren conocer un producto o servicio.

Por su parte él recomienda empezara  realizar dos de ellos: los del tipo “Quiero hacer” y también los del tipo “Quiero comprar”.

Si quieren ver el vídeo completo lo pueden acceder aquí: https://goo.gl/IGq5yT

Un sorpresivo feliz Cumpleaños

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Hoy tuve la experiencia de cumplir mis primeros 50 años. El día empezó de manera muy agradable al recibir el cariñoso saludo de mi señora e hijos. Continuó luego con los gentiles saludos de amigos y compañeros de trabajo y va a terminar con un sabroso (espero) almuerzo.

Hasta ahí todo normal, sin embargo tuve la sorpresa de encontrarme con este saludo al abrir Google:

Admito que no esperaba que Google se enterara de mi natalicio y tuviese la “gentileza” de saludarme.

Obviamente me di cuenta que este saludo se debió a que tenía abierto una conexión a Gmail. Sin embargo me parece interesante comentar este hecho como una muestra más de la cantidad de información que dejamos disponible en Internet. Casi sin darnos cuenta hemos abierto nuestra vida personal de una manera en que cualquiera puede saber muchos detalles de nosotros.

¿Cuánto tiempo pasará hasta que se cumpla lo que se muestra en la película “Minority Report” de 2002?

En la escena, que se puede ver en este Link: https://www.youtube.com/watch?v=yyMdrOGhBhI el personaje de Tom Cruise ingresa a un Mall y la tecnología ahí existente lee su iris para mostrarle publicidad específica a sus gustos e intereses.

Lógicamente entre el saludo de mi cumpleaños y una detección biométrica hay aún mucha distancia. Sin embargo está claro que cada vez más perderemos nuestro anonimato para entregarlo en función de recibir algunas comodidades, la duda es: ¿valdrá la pena?

Desde la madurez de mis 50 años les dejo la duda para que la reflexionen.

El futuro … hoy

José Miguel Santibañez

José Miguel Santibañez, Editor de www.Abe.cl

Dado mis nuevos compromisos laborales, he estado buscando los vídeos donde las distintas empresas de tecnología nos proponen “un futuro” (por supuesto, basado en la incorporación de sus tecnologías en forma masiva).

La búsqueda ha sido decepcionante. No porque tales vídeos no existan (he visto varios, de distintas empresas) sino que por lo poco “originales” de sus propuestas. La mayoría propone videoconferencias desde nuestros celulares, acceso a información de alta definición, “papel digital” (el mismo de Kindle, pero flexible) mucha pizarra interactiva (de esas que hay en los colegios, en las que uno dibuja una pelota, luego “la suelta” y esta se mueve por la ley de gravedad. También hay mucho holograma y holograma en 3D tanto en despliegue, como para interfaz de control (casi al estilo Kinect) y los celulares de las distintas empresas con mucha (a niveles increíbles) conectividad.

Y eso sin olvidar los “relojes inteligentes” que se conectan al celular y son capaces de desplegar la información de la pantalla del Smartphone en el brazo desnudo, usando hologramas. Y claro, no olvidar que usaremos más pantallas que las que ponían en el programa de MTV: “enchúlame el auto” (todo debería ser una pantalla táctil: superficies de muebles, de electrodomésticos, etc.).

Y por supuesto súper interfaces táctiles, que son capaces de adivinar que cada vez que movemos un dedo, lo hacemos con una intención específica (aumentar iluminación, cambiar volumen de audio, lograr opacidad en una determinada ventana).

Pero resulta decepcionante, porque uno esperaría el nivel de “riesgo” que corrieron en la película “Volver al Futuro” (parte 2) donde hace 25 años, realmente apostaron a varias tecnologías- Su mayor “pifia”, fue esperar la masificación de vehículos voladores (aunque viendo a algunos conductores, creo que es mejor que no vuelen).

Pero veamos algunos de los “sueños” que nos presentaron:

Robots dispensadores de combustible: Creo que lo único que le falta a los actuales dispensadores de combustible, es colocar automáticamente la manguera en el auto. El resto ya lo hacen todo (hay lugares donde el sistema de auto atención hasta cobra). Viendo la cantidad de automovilistas que no saben en qué lado del auto tienen el ingreso de combustible (y que habitualmente significa que el bombero tiene que cruzar la manguera por sobre el vehículo); no sé si culpar a los dispensadores.

19ª entrega de Tiburón: Aunque la saga original ya terminó, los fanáticos de las películas de tiburones aún encuentran verdaderos clásicos del cine clase “Z”: “sharknado”, “tiburones en la nieve”, etc. Bien por Spielberg que no fue responsable de eso.

Películas en 3D y holográficas. Aunque aún me faltan elementos de juicio, las películas 3D ya son parte de nuestro entorno. La holografía no ha llegado a instalarse o ser comercialmente viable.

Modas estrafalarias: ¿algo que decir? Ok, ninguna de las actúales es “espacial” (al menos por ahora).

Hidratadores de comidas: Aunque en 1989 ya habían hornos eléctricos y microondas, hoy ya son pan de cada día. Y si uno ve TV, podrá apreciar un sinnúmero de “centros de cocción” que se les parecen mucho.

Paseadores automáticos de perros. Aquí me van a disculpar, pero en mí sentido (no del todo desarrollado) animalista: creo que si no estás dispuesto a sacar a pasear personalmente a tu perro, entonces es mejor que no tengas un perro… Igual los drones podrían ser un algo “parecido”, pero no me gustaría verlo.

Zapatillas que se auto ajustan. Sería el triunfo de los flojos, y aunque el mercado de las zapatillas ha evolucionado mucho, lo ha hecho en otra dirección.

Chaquetas que se secan solas. Supongo que toda mamá quiere vestir con ese tipo de ropas a su retoño (particularmente en días lluviosos). No ha ocurrido, aunque han mejorado y hoy la mayor parte de la ropa es bastante más impermeable o fácil de secar.

La patineta voladora aún no existe (aunque hay algunos prototipos).

El sistema de “gafas” que permite comunicarse y “aumentar lo que se ve”, recuerda a muchos Smartphones del día de hoy y por supuesto, a los lentes de Google.

Ventanas interactivas, ya existen en muchos restaurantes y discoteques. Sin considerar que Netflix y YouTube proveen películas “especiales” de paisajes (con música ad hoc).

Basureros que “siguen la basura”, ya existen varios prototipos y sus vídeos están en YouTube. Aunque son más bien experimentos pequeños que algo que se pueda comercializar (salvo la Roomba).

Mención especial requiere el “rescate” de los antiguos juego de video (en la cafetería) ya que hoy hay varias que los tienen (sobre todo fuera del país) pero no son pocos los que los descargan en sus celulares.

 

Y claro, la domótica (entre otros avances como los vehículos que se conducen solos) ya está empezando a ser parte de un futuro “realista” para el día de hoy…

Comentarios recientes