Archivo de septiembre de 2015

8.3 ¿cómo si nada?

José Miguel Santibañez

José Miguel Santibañez, Editor de www.Abe.cl

El primero, es que un terremoto de esa magnitud afecta mucho y a mucha gente. No hay que minimizarlo ni ignorarlo.

En segundo término, hacer presente que la mayoría de los proveedores de servicios tecnología, estuvieron a la altura de las circunstancias. Por supuesto que hubo interrupción de servicios básicos en las zonas más afectadas, pero a diferencia del terremoto de 2010, y aunque se sintió (y se siente) en gran parte del país, la mayoría de nosotros no hemos visto afectados nuestros servicios (electricidad, agua potable, telefonía fija y de celular).

Por otra parte, vimos como la mayor parte de la gente, si se podía comunicar, por supuesto que en la hora posterior al sismo (y en muchos casos, después de las réplicas de mayor consideración) las redes de telefonía colapsaron. No es extraño, todos los servicios de comunicaciones, están diseñados sobre la base de que en la mayoría de los casos, el porcentaje de utilización es mínimo (en algunos casos, del orden del 10% o menos), pero llega una situación especial como ésta y todos buscan comunicarse.

La estrella del día, sin duda fue WhatsApp (o Wazap como se le conoce popularmente), el sistema de mensajería de mayor penetración en Chile. Aún quienes no se sienten cómodos escribiendo en los teclados de los Smartphones, usaron la opción de mandar mensaje de voz para comunicarse con sus seres queridos (algunas conversaciones, parecían sacadas de “walkie-talkies”). Hay que agregar que algunas compañías respondieron muy correctamente, habilitando celulares que estaban cortados por falta de pago y/o dando la opción de enviar mensajes SMS gratuitos.

Mucha gente ha sufrido este nuevo “embate de la naturaleza” (sí, esta y otras frases ya han sido repetidas hasta el hartazgo), pero al menos, en lo que respecta a nuestros opciones tecnológicas, creo que se han reducido sufrimientos y ayudado a recobrar la tranquilidad.

Finalmente, hay que reconocer el uso de redes sociales como medios para canalizar ayudas a las zonas afectadas y como herramientas de coordinación entre los muchos voluntarios que, afortunadamente, aún demuestran que la solidaridad existe en nuestro país.

Un abrazo a la gente que sufrió el terremoto. Estamos con ustedes, tanto en la virtualidad, como en la realidad.

Felices 30 años!!! Mario Bros

Por ese motivo quise escribir un pequeño saludo para el vídeo juego tan clásico de los años 80 llamado Mario Bros.

La imagen del personaje principal, un gasfíter, se mostraba usando la tecnología de aquel 13 de septiembre de 1985. Para los estándares actuales se ve algo prehistórico, sin embargo resultaba (y aún resulta) un juego muy adictivo. La idea se le ocurrió a un, entonces, joven Shigeru Miyamoto mientras viajaba en un tren. Al revisar la siguiente imagen es fácil entender por qué:

El protagonista corre de izquierda a derecha saltando y logrando puntos al pasar las distintas etapas. Cabe destacar que si bien no fue el primer juego en aprovechar el “scroll” lateral fue en cambio el que más lo popularizó.

Entonces, ¿cuál fue la clave del éxito de “Súper Mario Bros”?

 

Probablemente los variados escenarios incluyendo algunos subterráneos e incluso acuáticos. Todo este éxito lo llevó a vender más de 40 millones de copias. Las secuelas se desarrollaron durante varios años mostrando una gran evolución.

Para finalizar se muestra cómo ha ido cambiando la gráfica del juego entre el año de creación y el 2012:

Cuando el computador sea empático

José Miguel Santibañez

José Miguel Santibañez, Editor de www.Abe.cl

Empatía (a partir del griego εμπαθεια).

1. f. Sentimiento de identificación con algo o alguien.

2. f. Capacidad de identificarse con alguien y compartir sus sentimientos. (RAE 2015, http://www.rae.es)

En la película de 1968: “2001, Odisea del Espacio” el computador central “HAL9000”, que controla la nave “Discovery 1”, pasaría con éxito el Test de Turing sobre inteligencias artificiales. No sólo es capaz de controlar la nave, sino que gracias a sus cámaras y micrófonos instalados por toda la nave, es capaz de interactuar en cualquier momento con los tripulantes humanos de la nave. Incluso llega al punto de hacer una “lectura de labios” para enterarse que le desean desconectar algunas capacidades, situación que le provoca serios problemas “de personalidad”.

Aunque la película ya está próxima a cumplir 50 años, ninguna otra ha propuesto un computador superior a HAL9000 (ni siquiera los androides de “Star Wars”, “Yo, Robot”, o “Inteligencia Artificial”, el que más se le acerca, probablemente es “Data” de “Star Trek”). HAL9000 llega al punto de suplicar por su vida cuando “Dave” el tripulante que decide desconectarlo, inicia el proceso de apagado de las funciones superiores del súper computador. De todos, es el computador que mejor entiende y “sufre” las emociones, y para nosotros, es precisamente eso lo que lo hace “ficción”.

Sin embargo, hace años que se ha estado trabajando en el problema de detectar emociones, desde los escritos de Darwin sobre emociones, pasando por el viejo polígrafo (el “detector de mentiras”) se han buscado elementos confiables que nos permitan asegurar si alguien dice la verdad, si miente, e incluso si da muestra de las principales emociones. Y gracias a los aportes de Paul Eckman sobre las micro expresiones (movimientos involuntarios de los músculos de la cara, que en un instante de 0.4 segundo mostraría de forma involuntaria las emociones que experimenta una persona) hay cada vez más herramientas para lograrlo.

En específico, se están trabajando aplicaciones capaces de hacer un mapeo del rostro (aplicaciones similares a las que se usan para identificar personas) y aprovechando las cámaras de alta definición pueden hacer un seguimiento de las micro expresiones y presentar un detallado informe de lo que ocurre en una persona, al mismo -o incluso mejor- nivel que el mejor experto humano existente.

La utilidad más evidente de una aplicación así, sería en los tribunales, donde el sistema podría indicar si testigos o imputados están o no diciendo la verdad. Pero no está lejano el día en que la cámara del computador, laptop o celular podría estar activa para detectar el estado de ánimo del usuario y reaccionar de manera mucho más empática.

Claro que eso nos dejaría sin varios de los “memes” de usuarios frustrados por las respuestas de los sistemas. Y con muchos humanos aún más frustrados porque un computador hace de manera más eficiente, lo que supuestamente todos debiéramos hacer de manera natural.

Comentarios recientes