Archivo de julio de 2015

Remate de la “Tía Rica”… la modernidad llega a la DICREP

Para la mayoría de los chilenos la Dirección de Crédito Prendario (DICREP) es casi desconocida. Sin embargo la “Tía Rica” o la “Peña” si son muy conocidas. Este servicio público, fundado en 1920, tiene como objetivo realizar préstamos o micro préstamos a personas naturales quienes dejan algún valor en garantía: https://goo.gl/n2Zmif

 

En la mayoría de los casos las personas dejan sus joyas en prenda, las que son guardadas hasta que el dueño las rescate pagando el interés acordado. En caso de no hacerlo la DICREP está facultada para rematar dichas pertenencias, algo que para algunas personas es poco transparente. Por esa razón ha causado una gran expectación el hecho de que hoy 27 de julio se haga un remate público a través del sitio Web de la institución:

 

 

Me parece un aporte al funcionamiento de la DICREP que se realice un remate público, vía Web, que permita saber exactamente que se está vendiendo, a que precio se ofrece y cuánto se pagó finalmente. Ojalá que otras instituciones sigan este ejemplo.

Me parece un aporte al funcionamiento de la DICREP que se realice un remate público, vía Web, que permita saber exactamente que se está vendiendo, a que precio se ofrece y cuánto se pagó finalmente. Ojalá que otras instituciones sigan este ejemplo.

 

La Catedral de Turing … los verdaderos padres de la computación

Varias veces hemos publicado comentarios sobre libros que son interesantes para nosotros los informáticos. Entre estos cabe destacar:

1. El libro “Ready Player One”: http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=768

2. El libro “Cibersociedad”: http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=1041

3. El libro “Big Data”: http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=1363

4. El libro “El juego de Ender”: http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=1410

5. El libro “Los Tecnólogos”: http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=1967

En esta ocasión presentaremos un comentario de uno que narra el origen de las Ciencias de la Computación. Nos referimos al libro “La Catedral de Turing” de George Dyson.

Como ya deben saber Alan Turing (Paddington, Londres, 23 de junio de 1912 – Wilmslow, Cheshire, 7 de junio de 1954), fue un matemático, científico de la computación y criptógrafo considerado uno de los padres de la ciencia de la computación y precursor de la informática moderna. Se hizo famoso por sus aportes para “quebrar” la máquina criptográfica Enigma que usaban los alemanes durante la segunda guerra mundial para enviar los mensajes cifrados.

Por si fuera poco tras la guerra diseñó uno de los primeros computadores electrónicos programables digitales en el Laboratorio Nacional de Física del Reino Unido y poco tiempo después construyó otra de las primeras máquinas en la Universidad de Mánchester.

El libro que se comenta ha tenido muy buena recepción y según se indica en el Blog “Por Amor a la Ciencia” (http://www.poramoralaciencia.com/):

En su notable libro La catedral de Turing, el historiador de la ciencia George Dyson se propone darle un lavado de cara revisionista a este mito de creación.

Dyson centra su atención en un reducido grupo de matemáticos e ingenieros que, bajo la dirección de John von Neumann, trabajaron en el desarrollo de la bomba de hidrógeno en el Institute for Advanced Study (IAS) situado en Princeton, Nueva Jersey (pero no en la Universidad de Princeton). Este grupo no solo construyó una de las primeras computadoras que plasmaba la visión de Turing de una máquina universal sino que –lo que es más importante– definió los principios arquitectónicos de un «ordenador de programa almacenado» de propósito general en los que se basan todos los ordenadores posteriores. El argumento de Dyson, resumido torpemente, afirma que debería ser la máquina del IAS, y no el ENIAC o el Colossus que la precedieron, la que tuviese la consideración de fuente y origen del mundo moderno.

En la siguiente imagen se presenta al propio John Von Neumann:

Parece técnico –y lo es– pero el relato que nos ofrece Dyson de cómo se concibió y se construyó la máquina de Von Neumann es un hermoso ejemplo de narración tecnológica (tan bueno, a su manera, como The Soul of a New Machine, el libro de Tracy Kidder sobre la creación de una minicomputadora de Data General, o Insanely Great, de Steven Levy, que cuenta la historia de cómo vio la luz el Macintosh de Apple). Pero, como Dyson es una especie de erudito encubierto, La catedral de Turing es mucho más que una crónica del progreso ingenieril: incluye fascinantes digresiones en la historia y la física de las armas nucleares, los cimientos de la lógica matemática, las ideas matemáticas de Hobbes y Leibniz, la historia de la predicción meteorológica, los trabajos pioneros de Nils Barricelli sobre vida artificial y muchísimas otras cosas interesantes”.

Como se puede apreciar es un excelente texto para todas aquellas personas interesadas en los orígenes de la computación moderna.

Si quieren leer las primeras páginas del mismo pueden pinchar aquí

Redes sociales: para bien y para mal…

Aún no se ponen de acuerdo, para algunos fue un tuit de un periodista de TVN, para otros fue culpa del nunca bien ponderado “Generador de Caracteres” (en noticia de TVN); para otros más, fue lo que se entendió de la declaración de una diputada… Pero el tuit se viralizó, la noticia prendió fuego y al día siguiente, el meme era irónicamente claro: “Copec agradece a los autores de la noticia del desabastecimiento, el haber alcanzado la cuota de ventas de Julio, que se había visto afectada por las restricciones de preemergencia”… Todo el problema surgió porque los transportistas de los combustibles, reclaman, con aparente justa razón, que parte de la pega que les han asignado, requiere de mejores implementos de seguridad (el trasvasijado de combustible y el sellado de los cambiones). Y según entiendo, su “huelga” era sólo en ese aspecto. Pero la información se confundió, y como en el infantil juego del teléfono, se transformó hasta el punto, en que se generó una alarma general.

José Miguel Santibañez

José Miguel Santibañez, Editor de www.Abe.cl

En la otra cara de la moneda, “el definido” publicó durante esta semana, un micro reportaje sobre el pueblo de Jun en España, que ha sido pionero en temas de administración electrónica (casi todos los servicios se obtienen electrónicamente) y que en la actualidad operaría en gran medida usando Twitter… Al punto que los policías ya no llevarían en la puerta del auto, el número de teléfono para llamar en caso de emergencia, sino su correspondiente “@”, es decir, su identificación en Twitter. Todos los funcionarios tienen su cuenta Twitter, y según lo que se puede ver en la red, no sólo la usan responsablemente (a diferencia del “community manager” del ministerio del trabajo que en la madrugada del domingo, cuando llovía intensamente y con viento, se equivocó de cuenta, y en vez de usar la personal, publicó desde el ministerio, una torpeza sobre que en el centro, no se corta la luz) sino que entregan información práctica, como el menú de los colegios públicos o el estado de reparación de alcantarillas y juegos en las plazas públicas.

El uso de las redes sociales, desde una perspectiva de gobierno electrónico, puede convertirse en una herramienta muy útil. Ya hemos visto que ciudadanos responsables, usan Waze para compartir el estado de las calles y las alertas de situaciones que podrían repercutir en accidentes graves; pero para ello, hay que entender correctamente las redes y tener confianza en quiénes y cómo publican la información. No bastan las redes mismas, se necesita que esa información sea pública (en el pueblo de Jun, en las pantallas municipales, se presentan todos los tuits, sin filtrar, que envían los ciudadanos) y transparente. Que si algo se convierte en tema de preocupación (como fue el tema del reparto de combustible) que sean las autoridades competentes quienes respondan y confirmen o nieguen esa información. Y para ello, las autoridades también deben ser altamente responsables de su trabajo, no sólo disponer de “community managers” que les hagan el trabajo, sino asumirlo con la misma preocupación que las declaraciones públicas o las entrevistas en televisión.

Aún nos falta para tener un uso confiable de las redes sociales.

La pregunta es: ¿estamos dispuestos a hacerlo?

Cómo postear en Facebook … algunos tips de Miguel Bordolli

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Puede parecer contradictorio que hayamos publicado tiempo atrás una extensa opinión de que no se pueden hacer negocios con Facebook: http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=875 y que ahora estemos dando “tips” respecto a cómo usarlo para hacer negocios. Sin embargo lo interesante de un Blog como este es poder dejar disponible para la comunidad diferentes opiniones que enriquecen el análisis de los temas.

De hecho una revisión rápida muestra que hemos publicado más comentarios respecto a Facebook, entre los que cabe destacar uno que presentaba cómo hacer anuncios en el propio Facebook: http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=1872

En esta ocasión queremos compartir un interesante vídeo hecho por Miguel Bordolli de https://www.youtube.com/user/miguelbordolli

- El comentario de que el 95% de las personas que “postean” lo hacen mal. Para él hacerlo mal significa que no hace vender el producto o servicio.

- Para postear de manera inteligente es necesario: redactar correctamente el mensaje, empezando por el título. Para esto desarrolla el tema de tratar de vender “pizzas”. Da como ejemplo el título “Las pizzas con la mejor salsa de la ciudad” o bien “Te desafío a probar mi pizza y que me digas si no es la mejor de la ciudad. ¿Aceptas el desafío?”.

- Luego menciona el “cuerpo del posteo” el que debe generar las ganas de comprar el producto o servicio ofrecido y que además debe terminar con un “llamado a la acción”.

- Posteriormente desarrolla la idea mencionando la calidad de la salsa que acompaña la pizza ofrecida.

Así continúa desarrollando el tema siempre con consejos sencillos y fáciles de aplicar.

Si estos “tips” les son de utilidad les agradeceríamos mucho que nos contaran al respecto, así podremos generar un feedback para enviarlo al propio Señor Bordolli, ¿les parece?

Una aplicación insuficiente

José Miguel Santibañez

José Miguel Santibañez, Editor de www.Abe.cl

Un viejo libro sobre sistemas de información para computadores, destacaba con una imagen que es un error intentar usar nueva tecnología, sólo para seguir realizando las cosas de la misma manera… Creo que es una de las mejores imágenes que “resumen mil palabras”:

(Andreu et al: Estrategia y Sistemas de Información, McGraw-Hill, 1991)

A Einstein se le atribuye la frase respecto del error de intentar obtener resultados distintos si se siguen haciendo las cosas de la misma manera (después de que un gracioso confirmó que había inventado una frase atribuida a Steve Jobs, ya no es tan fácil creer quienes son los autores de las grandes frases).

Cómo sea, en las últimas semanas quedó en evidencia que, por mucho que se recomiende lo contrario, hay quienes siguen haciendo las cosas de la misma manera, y que usan tecnología nueva, sólo para mantener en operación lo que tenían antes. Un ejemplo de esto, es la aplicación “Aire Santiago”, de la SEREMI Metropolitana del Ministerio del Medio Ambiente.

La aplicación que ha sido ampliamente promovida para que los automovilistas no cometan el error de salir temprano con restricción vehicular (el comentario irónico de las redes sociales, es que si la restricción vehicular se transmitiera a la mitad de la velocidad de las noticias de los choques de los seleccionados de futbol, nunca habría quienes salen de sus casas “sin saber” que hay restricción).

Sin embargo, la aplicación que podría haber sido una gran ayuda, queda simplemente a un nivel de aplicación básica, poco amigable y claramente insuficiente (además de cometer errores).

La aplicación cuenta con 4 ventanas de entrega de información: la primera es la más útil: indica que tipo de situación ambiental hay (hasta ahora: “Alerta”, “Preemergencia”, “Emergencia”), que tipo de vehículos están con restricción vehicular, y que medidas adicionales aplican. En la segunda, aparece la definición de algunos términos asociados (“Índice de Calidad del Aire Particulado”, etc.). la tercera muestra un mapa de Santiago (Google Maps) y marca los resultados de las distintas estaciones de monitoreo. Y en la cuarta, aparecen los créditos. Además, aproximadamente a las 22:00 hrs. Aparece una notificación indicando cómo será el día siguiente (¿alerta? ¿preemergencia? Etc.).

¿Dónde están los problemas?

Primero que básicamente, siguen haciendo lo mismo que antes, en vez de hacerlo vía web: http://portal.mma.gob.cl/pronostico-rm/, ahora lo hacen vía app para celular.

Hay un problema recurrente, en cuanto a la actualización de información. A veces llega la notificación indicando que hay preemergencia, pero no se actualiza la información de la primera ventana. Como la notificación no siempre se despliega correctamente en la barra de notificaciones (depende del celular) si uno la pincha, entra a la app y no ve la misma información. A veces ocurre lo contrario, se ve la decisión del día siguiente, mucho antes que llegue la notificación. Incluso han cometido errores, el día antes de la emergencia (que significó restricción para hasta 4 dígitos finales de patentes de autos catalíticos), pese a que el mapa indicaba episodios críticos, primero llegó un mensaje indicando que sólo había preemergencia, y bastante después llegó la notificación correcta.

No hay historial de notificaciones. Una vez que se pinchó la notificación, desaparece del sistema. La única posibilidad de entender la última notificación recibida, es abrir la app y esperar que esté actualizada.

El mapa de Santiago, con los resultados de las estaciones de monitoreo, está diseñado para la página web (es el mismo) por lo que muchos de sus indicadores, simplemente no se despliegan correctamente en la pantalla del celular (en buen chileno: “no caben”).

No hay posibilidad de personalizar la app. Un mecanismo simple para activar notificaciones emergentes (al estilo de what’sapp) y que sean configurables para que indiquen si corresponde o no restricción al vehículo propio, sería un gran avance.

Hay insuficiencias de información: ¿desde qué hora afecta? ¿hasta qué hora? ¿qué pasa con quienes tienen que salir o llegar desde otras regiones?

El celular hoy por hoy, tiene una connotación especial. Es una herramienta de comunicación instantánea, pero para muchos chilenos, también es una herramienta de “distracción a los hijos”. Dicho de otra forma, si alguien le presta el celular al hijo, podría ser que el niño pase por alto la notificación y el adulto sólo se entere cuando sea tarde…

No digo que no valga la pena instalar la app, pero podría ser mucho más intuitiva y, por sobre todo, consistente con la información en otras fuentes.

Comentarios recientes