Archivo de octubre de 2014

OS X Yosemite no se lleva con Xampp

Rodrigo Jaque Escobar

Rodrigo Jaque Escobar, Coordinador Escuela Ingeniería Informática Multimedia, Uniacc.

No a la primera por lo menos… Esta semana accedí a actualizar mi sistema operativo de mi computador Mac.  A la nueva versión OS X Yosemite Versión 10.10. Para el registro. trabajo con un iMac (21.5-inch, Mid 2011), con procesador 2,7 GHz Intel Core i5.

Pues la primera impresión es muy buena, más allá de lo agradable que es tener una interfaz mucho más limpia, pero me ocurrió algo terrible: mi siempre buen amigo Xampp presentó un problema. Para los que no sepan, Xampp es una aplicación que permite instalar Apache, PHP y Mysql de una en un PC o Mac. Los computadores Macintosh lo traen por defecto, per a mi no me gusta mucho. Soy desarrollador, no administrador de servidores así que nunca he profundizado ese tema y me basta con XAMP, que los trae todos juntos y bien configurados.

Pero con Yosemite, dejó de funcionar MySql, en Xampp. Primero pensé que era un tema de permisos, ya que había activado el firewall, y otras cosillas en mi mac ese mismo día. Pero nada, luego encontré este mensaje en San Google…

“Get Apache, MySQL, PHP and phpMyAdmin working on OSX 10.10 Yosemite desde el siguiente link “, pero la verdad no era lo que requería, yo quería de vuelta mi fiel Xampp para mac.

Pero hacía lo que yo no quería, que era activar el Apache nativo que traen los mac y debía olvidarme de Xampp. Me negué.

Finalmente encontré otro foro donde varios se lamentaban de mi misma desgracia. en el siguiente foro-

https://community.bitnami.com/t/mysqld-doesnt-start-in-mac-os-yosemite/25153

Y el siguiente mensaje

******************************************************************

We are working to officially fix it but as a workaround you can edit:

 /Applications/XAMPP/xamppfiles/xampp

Look for:

$XAMPP_ROOT/bin/mysql.server start > /dev/null &

And add unset DYLD_LIBRARY_PATH on top of it. It should look like:

unset DYLD_LIBRARY_PATH 
$XAMPP_ROOT/bin/mysql.server start > /dev/null &

I apologize for the inconvenience this issue is causing you.

******************************************************************

En pocas palabras pide modificar el archivo xampp, con permisos sudo (administrador) y agregar una línea  en color azul, sobre la verde. Y tema solucionado.

Espero que les sirva para los tengan mi mismo problema.

Te cargo la Bip

José Miguel Santibañez

José Miguel Santibáñez Allendes, Editor de www.Abe.cl

En un mundo sin Google, probablemente habría pasado mucho tiempo sin que fuera noticia… Aunque lo más probable es que fuera otro servicio similar el que nos habría hecho llegar no sólo la información, sino que la herramienta que la causaba.

Los hechos bien conocidos en resumen: En algún momento de su historia, Metro SA decide que su tecnología de boletos para pagar el pasaje (los viejos boletos rectangulares) no son el mecanismo más eficiente para procesar los pagos, y luego de varios intentos (incluyendo un boleto reutilizable), en 2002 determinan usar una tarjeta de proximidad, llamada tarjeta Multivía, la que se puso en práctica en el año 2003. Luego, cuando se diseñó el sistema del Transantiago y se definió que Metro sería en gran medida, la columna vertebral del sistema de transportes, se determinó utilizar un sistema de pagos muy similar al implementado en Metro, denominado “Tarjeta BIP”, la cual es compatible con la antigua Tarjeta Multivía. Se señaló entonces que la tecnología definida, presentaba suficientes criterios de seguridad: Autentificación según normas internacionales (ISO), cifrado de datos, protección por llaves de 48 bits y números de serie únicos, que –al menos en teoría- daban seguridad a los usuarios respecto de que su dinero en la tarjeta, estaba tan seguro como en el banco. Pero más importante que eso (al menos, para los diseñadores) estaba el hecho de que los administradores financieros (AFT) también estarían protegidos, mal que mal, parte importante del modelo de negocios, está asociado a que la gente “carga” dinero en su tarjeta (un mínimo de $1.000, un máximo de $25.000.-) y ese dinero NO es utilizado inmediatamente, por lo que permite que el administrador financiero “gane intereses” en el intertanto. No está de más recordar que la tarjeta BIP no es una tarjeta gratuita, sino que sus usuarios deben comprarla y hay cargos extras en caso de tener que bloquearla o cambiarla.

Los otros hechos: Desde hace más de un año, se sabe que hay una vulnerabilidad en el protocolo de seguridad asociado a las tarjetas. Al punto que recientemente se desarrolló una aplicación para celular, que “mágicamente” hace una carga de $10.000.- en una tarjeta que esté al lado del celular. Algunos usuarios probaron la aplicación, y descubrieron que funcionaba sin problemas técnicos en buses y metro… ¿pero y en otros ámbitos?

Primero hay un tema ético, mal que mal, todos sabemos que debemos pagar por los servicios que usamos. Si el servicio no es bueno, no es razón o justificación para robarle. Y está claro que el Transantiago es mal evaluado por prácticamente todos los santiaguinos aunque según publicó La Tercera es el mejor de Latinoamérica.

Segundo, está la perspectiva legal: la norma general es que uno puede alterar como le plazca las cosas que compra. Si no están protegidas por un contrato de arrendamiento (y este no es el caso) uno puede hacer lo que quiera con su tarjeta: cambiarle la programación, romperla, usarla para construir un castillo de naipes, etc. Sin embargo, la ley de delitos informáticos, castiga expresamente el que uno maliciosamente altere la información de un sistema informático (en este caso, el del AFT).

Y tercero hay una componente técnica: Muchos de nosotros, teniendo antecedentes de la vulnerabilidad del modelo, asumimos que había un mayor control en cuanto a la carga de las tarjetas, es decir, una mínima validación contra los servidores centrales de las tarjetas BIP.

Hoy, la aplicación ha sido eliminada de aquél sitio donde fue publicada, y aunque probablemente van a perseguir al autor de dicha app, lo cierto es que él la publicó gratuitamente (¿sin fines de lucro?) y ha servido para que por fin reaccionen desde el gobierno y el AFT (Administrador Financiero del Transantiago) acerca de esta vulnerabilidad conocida.

Finalmente, claro, quedan las posibles repercusiones. Desde el gobierno anuncian que se bloquearán todas las tarjetas que hayan sido recargadas desde esta app. En mi opinión, no es un curso de acción válido. Una vez que se quiebran los protocolos de seguridad de las tarjetas, hay una segunda consecuencia: se puede clonar una tarjeta. Si puedo cargarle dinero, entonces es altamente probable que pueda cambiar el número de identificación electrónica. Y eso lleva a preguntar si el que cargó maliciosamente la tarjeta, fue el dueño de la tarjeta real, o uno con una tarjeta clonada. Lo concreto, es que el AFT debiera buscar un nuevo mecanismo de seguridad para sus tarjetas de proximidad y hacer el cambio de todas las más de cuatro millones de tarjetas BIP actualmente en uso. Y si, el costo de dicho cambio, lo debiera absorber el AFT, mal que mal, son los que llevan teniendo utilidades desde que empezó el Transantiago.

No sé si la frase “te cargo la BIP!” como muestra popular de aprecio (junto a otras del estilo de “te hago un queque”) seguirá en boga. Es posible que ahora que podría implicar un pequeño delito informático (no me cabe duda de que aún hay quienes tienen la app instalada) suene aún más “romántico”. Claro que eso, es propio de la cultura popular.

Watson, la gran apuesta de IBM por las soluciones de Big Data

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

En los últimos comentarios hemos estado hablando de Big Data (http://goo.gl/SeRSdd), tema que ha ido tomando gran relevancia en los últimos meses. Ahora me permito hacerles llegar este comentario que combina el tema antes mencionado con los aportes de la centenaria empresa IBM (http://goo.gl/PmYcrq). Se trata de la creación de Watson Discovery Advisor, “una plataforma para el análisis de grandes datos lanzado por la compañía bajo un modelo freemium, que ofrecerá a sus usuarios servicios básicos gratuitos y otros de pago más avanzados o especiales” (http://goo.gl/bJ9OYN).

El aporte de esta tecnología está en el procesamiento de grandes volúmenes de datos para dar respuesta a preguntas de investigación o bien de alcance empresarial.

Sin embargo esto no queda solo aquí ya que se destaca que “el objetivo es ayudar a agilizar la gestión empresarial y también a la investigación científica aportando soluciones inteligentes tras un análisis de grandes datos cuyos resultados transmite empleando un lenguaje similar al humano“.

Lo anterior nos lleva a plantear los desafíos de la computación cognitiva (http://goo.gl/2LNs5), “tecnología informática de tercera generación, -término acuñado por Wang en 2002, confiere a la máquina un funcionamiento similar al que realizaría el cerebro humano, siguiendo los principios de la neurociencia.

Se trata, en suma, de inspirarse en el funcionamiento de este órgano para avanzar en el difícil pero apasionante camino de la inteligencia artificial.

El desarrollo clásico informático es justo el paradigma que se pretende combatir, orientando la tecnología de máquinas como Watson para hacer posible una interacción que permita encontrar respuestas a problemas complejos a partir de tecnologías que también lo sean”.

Como ejemplo de su aplicación se puede destacar las seis proteínas que Watson fue capaz de sugerir en el marco de una investigación del Baylor College of Medicine donde fue necesario que analizara 70.000 artículos de investigación científica sobre este mismo tema.

¿Qué vendrá después? Obviamente no lo sabemos pero sí podemos sospechar que será mejor de lo que tenemos hoy en día.

Por último les dejo este link para que descarguen un interesante artículo sobre la administración de los datos o Data Management:

¿Puede Google predecir el mercado de valores?

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Todos hemos visto en las películas cómo los encargados de realizar las inversiones en las diferentes Bolsas de Comercio tratan de apostar a la compra de inversiones baratas para luego venderlas al subir de precio. Esta actividad, realizada generalmente por empresas de Corredores de Bolsa, trata de predecir el alza y baja de los diferentes instrumentos que se transan en el mercado.

Entonces… si se pudiese reunir TODA la información que describa aquellas situaciones que influyen en los precios de los instrumentos de inversión, ¿se podría predecir el mercado de valores?

En un comentario que me llegó de parte del Blog de Power Data (http://goo.gl/OpkmcQ): se analiza el tema.

Ahí se comenta que “En concreto, el poder sinérgico de Wikipedia y Google, dos gigantes de la web, podría tener un gran potencial para hacer revolucionarias predicciones económicas en este sentido. Así lo afirma, al menos, la todavía incipiente ciencia de los conjuntos masivos de datos, que en su corta vida ya ha cosechado enormes aciertos, pero también ha traído estrepitosos fracasos, como acaba de ocurrir con los errados informes de Google Flu Trends sobre las tendencias de influenza y enfermedades similares”.

El comentario se refiere al sitio Web de Google que provee una estimación de la ocurrencia de la Influenza (gripe) en 25 países (http://en.wikipedia.org/wiki/Google_Flu_Trends). Uno de esos países es Chile por lo que consulté el sitio encontrando la siguiente explicación:

La lógica detrás de esto es simplemente que si hay contagios de gripe las personas van a “Googlear” buscando información y tratamiento.

Y … ¿qué pasa con las inversiones en el Mercado de Valores?

El comentario menciona que “La investigación reveló que existe una correlación entre las cosas que las personas buscan en Google antes de tomar una decisión de compra-venta. Ello significa que este tipo de comportamiento podría encontrarse también en otro tipo de escenarios.

Es decir, la investigación sugiere que “las extensiones de estos análisis podrían ofrecer información sobre el flujo de información a gran escala antes de una serie de acontecimientos del mundo real”.

 

En los eventos complejos, tales como los movimientos de los mercados financieros, la información valiosa puede estar contenida en los datos del motor de búsqueda mediante palabras clave, pero con conexiones semánticas menos obvias“, concluye el estudio.

En otras palabras, todavía es una utopía que los inversores empiecen a usar Google para dar forma a sus estrategias de mercado de valores. Mientras Big Data no demuestre lo contrario de un modo fehaciente, habrá que seguir dándole la razón al señor Warren”.

Por lo tanto todavía deberemos esperar a que esta aplicación de Big Data (http://goo.gl/3WRvzE) pueda predecir la evolución de las inversiones.

Claro que un cínico podría decir que nunca lo vamos a saber ya que si alguien lo logra no se lo va a contar a nadie y lo usará para enriquecerse.

Comentarios recientes