Archivo de julio de 2013

El Paradigma Bootstrap para desarrollar software para la Web

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Para desarrollar un sitio Web se puede optar por seguir las etapas típicas, es decir un análisis luego el diseño y la construcción y prueba hasta llegar a un resultado aceptado por el cliente. Sin embargo la construcción del código puede ser bastante compleja y larga debido a que existen muchas opciones diferentes en cuanto a lenguajes, funcionalidades y arquitecturas del futuro sitio. Entonces … ¿por qué no ocupar la experiencia de alguno de los sitios Web más usados del mundo?

Bueno, de eso trata el “Paradigma Bootstrap” ya que al usarlo se estará aprovechando ni más ni menos que los estilos y códigos creados y refinados por Twitter. Sí, tal como se lee: los autores de ese sitio Web tuvieron la gentileza de liberar el código para que cualquier desarrollador lo pueda ocupar.

¿Cómo se logra el acceso? Simplemente conectándose al sitio: http://twitter.github.io/bootstrap/ y descargando el código mediante el botón “Download Bootstrap”. Actualmente está publicada la versión 2.3.2. El archivo descargado crea una estructura de carpetas que incluye:

\\bootstrap     \css     Donde se guardan los archivos “Cascading Style Sheets” que define el estilo de las páginas Web que se construyan.

\img    Donde se guardan las imágenes

\js        Donde se guardan los archivos javaScript

¿Qué busca Bootstrap? Simplificar la vida al creador de sitios Web al permitir:

  1. Interfaces que funcionen de manera brillante en los navegadores actuales, y correcta en los no tan actuales.
  2. Un diseño que pueda ser visualizado de forma correcta en distintos dispositivos y a distintas escalas y resoluciones.
  3. Una mejor integración con las bibliotecas que se usan habitualmente, como por ejemplo jQuery.
  4. Un diseño sólido basado en herramientas actuales y potentes como LESS o estándares como CSS3/HTML5

Según lo indicado por:

http://www.genbetadev.com/desarrollo-web/disenando-tu-nuevo-proyecto-web-con-bootstrap-2-0

El objetivo 2 indicado dice relación con la visualización del sitio Web en dispositivos móviles, algo exigido por los clientes de proyectos actuales.

¿Cómo funciona? Se trabaja con un “esqueleto básico” a partir del que se habilitan distintas opciones para compatibilizar el código con diferentes configuraciones y browsers. Dentro de las utilidades está la opción de habilitar la compatibilidad del “odiado” pero siempre presente Internet Explorer con HTML5. Este esqueleto básico puede ser tan simple como el siguiente ejemplo (tomado del sitio Web ya indicado):

En lo publicado en Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Twitter_Bootstrap) se puede ver que Bootstrap es “modular y consiste esencialmente en una serie de hojas de estilo LESS que implementan la variedad de componentes de la herramienta. Una hoja de estilo llamada bootstrap.less incluye los componentes de las hojas de estilo. Los desarrolladores pueden adaptar el mismo archivo de Bootstrap, seleccionando los componentes que deseen usar en su proyecto”.

Las hojas de estilo LESS le agregan más funcionalidades a CSS entregándole un comportamiento dinámico a través de variables entre otros elementos.

¿Vale la pena trabajar con Bootstrap? Numerosos desarrolladores indican que sí. De hecho el Profesor Rodrigo Jaque de la Escuela lo utiliza y con mucho éxito para construir rápidamente la interfaz funcional de sitios Web.

Ejemplos y guías existen muchas así es que finalizaré este comentario indicando dos recursos útiles:

  1. Una introducción muy didáctica al tema donde se incluye además la posibilidad de descargar de manera gratuita diferentes diseños funcionales de sitios Web:

http://www.webvigo.com/blog/introduccion-a-bootstrap-front-end-framework/

 

        2. Un curso en videos que explica la construcción básica de sitios usando Bootstrap: http://www.youtube.com/watch?v=e828U4SJgow

Espero que esta presentación les sea útil para acercarse a este paradigma distinto de desarrollo de sitios Web.

Ética Informática

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

En una semana plagada de discusiones éticas, tanto por el caso de Snowden o el de la menor llamada “Belén” (para proteger su identidad) y también en el caso de la forma en que se transmitió la información de la muerte del joven Benjamín Varas, lo común, es que los ingenieros en informática, lamentemos los sucesos, pero asumamos una actitud de autocomplacencia: “Menos mal que en informática, esas situaciones, no nos pasan”.

Seamos claros, sabemos que cometemos errores, y que nuestros sistemas nunca llegan a estar “libres de defectos”. Pero asumimos que cualquier error que cometamos, puede ser corregido gracias a un “procedimiento administrativo” donde el usuario se debe dar cuenta del error y, aún reclamando contra el programador, lo corrija y asuma la responsabilidad sobre el fondo de la información. Creemos que nuestros errores (en el entendido de situaciones involuntarias, no que tengan intencionalidad contra algo o alguien), no causan daño real a nadie.

Eso claro, hasta que aparecen noticias como la que publicó recientemente la BBC: la detección de un error informático en el sistema administrativo de la Oficina Postal del Reino Unido, que no sólo produjo los típicos problemas de “descuadre de caja”, sino que además terminó con casi una centena de funcionarios, acusados por la pérdida de dinero, terminando con algunos encarcelados y otros que debieron reparar, de su bolsillo, la diferencia entre los valores disponibles en caja y que coincidían con el balance manual respecto de lo que arrojaba el sistema… Y no hablamos del juego de los “centavos” que ocurría en antiguas películas, sino de miles de libras esterlinas. Para muestra un botón, el caso, el de la subjefa Hamilton, que el año 2005 empezó a tener problemas, que llegaron a sumar treinta y seis mil libras esterlinas de descuadre (aproximadamente 27 millones de pesos chilenos) por razones personales, prefirió declararse culpable del cargo que alegarlo como falso y desde entonces está pagando esa deuda. Por su parte, la oficina postal, aseguraba la confiabilidad absoluta de su sistema.

Sin embargo, la constante aparición de diferencias, hizo necesario realizar una revisión detallada del sistema, la que finalmente concluyó con la demostración de que había “un bug” como se dice en jerga computacional.

Probablemente, después de tanto tiempo, no sea fácil identificar quien fue el que cometió el error, y -más importante aún- quien falló en el proceso de pruebas y no lo detectó. O quizá si lo detectó pero consideró que el costo de corregirlo, era mayor que el daño que se podía causar. Haga los cálculos, se habla de 100 casos graves en los pasados 7 u 8 años, en “números sin cara”, son “apenas” 11 casos al año, y con un universo de 11.500 subjefes, estadísticamente parece muy poco…

Incluso debe ser muy difícil determinar si, entre tantos casos, hay algunos casos reales respecto de los que son producto del error. Pero, sin duda, los problemas que han vivido todos estos años, tanto los acusados falsamente como sus familias, van más allá de la cantidad de dinero que tuvieron que devolver. Algunos perdieron viviendas, otros fueron a la cárcel, todos sufrieron daños en su “buen nombre” y quizá cuantas tragedias personales sucedieron por esta razón…

Por eso, es una historia que debe ser transmitida en todas las escuelas de informática y programación. Nuestros errores SÍ pueden causar daños. Y algunos, llegan a ser irreparables.

10 cosas que deberías saber sobre el elemento Canvas de HTML5

Artículo Original: Damián De Luca

Canvas es una de las características más promocionadas de HTML5 ¿Por qué? Probablemente porque muchos la han mencionado como la que matará a Flash. La realidad indica que este elemento dota de un gran potencial a HTML5 y nos permite realizar una gran cantidad de cosas nuevas en nuestros desarrollos.

Varios libros se han escrito tomando esta característica como eje y, seguramente, muchos más se escribirán, pero lo importante es conocer primero su base. Cada vez que dicto clases de HTML5 siempre hay gran curiosidad y me preguntan mucho por este elemento, así que me pareció interesante realizar un listado de cosas que todos deberían saber acerca de Canvas:

  • Canvas es un elemento nuevo en HTML5. Tiene una API sobre la que podremos trabajar e interactuar empleando JavaScript.
  • Mediante el elemento Canvas, podremos crear gráficos y animaciones, pero también zonas interactivas. Es útil tanto para aplicaciones, demostraciones y, especialmente, para una nueva generación de juegos en la Web.
  • Crear gráficos con Canvas puede parecer complejo, pero existen aplicaciones que nos facilitan el camino. Por ejemplo, podemos dibujar con Adobe Illustrator y, gracias al plugin AI2CANVAS, exportar al Canvas de HTML5.
  • Canvas funciona en la mayoría de los navegadores modernos. El soporte básico de Canvas está disponible en: Internet Explorer 9 (o superior), Firefox 3.6 (o superior), Chrome 4.0 (o superior), Safari 3.1 (o superior), Opera 9 (o superior). Vale decir que también es soportado por navegadores para móviles, como el caso de Safari para iOS y Android Browser, entre otros.
  • La mayoría de los navegadores mejoran el soporte de Canvas a través de sus versiones (por eso la referencia del ítem anterior es sobre el soporte básico). En la familia de Internet Explorer no encontraremos soporte en la versión 8 y anteriores. Existen algunas librerías que nos permiten “simular” las funcionalidades de Canvas, mediante el uso de Polyfills. Lo que siempre recomiendo es realizar tests de performance en diferentes browsers si recurrimos a alguna de estas soluciones, ya que, según las características de nuestro desarrollo, podríamos encontrar un bajo rendimiento en algunos navegadores.
  • Canvas puede trabajar con contexto de dos dimensiones (2D) o de tres dimensiones (mediante la implementación de WebGL).
  • En el Canvas se puede trabajar con transparencias mediante colores mediante globalAlpha. También podremos aprovechar lo que nos ofrece RGBA.
  • Canvas nos permite dibujar y trabajar tanto con formas simples (líneas) y otras de gran complejidad. Podemos emplear imágenes de diferentes tipos en su interior, desde JPEG hasta gráficos SVG.
  • El elemento Canvas nos permite manipular sus contenidos a “nivel píxel”, de esta forma podemos hacer deformaciones, cambiar su color o lograr efectos realmente impactantes, tales como explosiones o crear rompecabezas.
  • Canvas puede aprovechar la aceleración de Hardware para hacer más eficientes las animaciones y dibujos complejos. La evolución de los navegadores con el soporte de estas características es clave para mejorar aún más la performance.

 

Para quienes deseen saber más acerca de Canvas encontrarán muy buenos artículos y tutoriales en CSS3 & HTML5.

¿Puede el e-learning ser un aporte para mejorar la calidad de la educación en Chile?

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

El lunes 1 de Julio, como cada 15 días, tuve la oportunidad de leer la Columna Tecnológica que el Profesor Santibáñez publica en www.abe.cl Esta vez llevaba como un provocador título: “Educación Gratuita y de Calidad”. Me pareció un título bastante alejado a los temas que nos tiene acostumbrados. Al revisarlo me encontré con varios planteamientos interesantes respecto al rol de las Universidades y específicamente de aquellas que utilizan el e-learning.

Ahora bien, ¿esta modalidad puede o no ser un aporte para mejorar la calidad de la educación? Obviamente nosotros como Uniacc penamos que sí ya que le permite a un conjunto de adultos estudiar a distancia en un horario flexible y con el apoyo de un Tutor y material de alta calidad.

¿Se puede pensar en usar esta modalidad para personas que no son adultos? Bueno ese es un tema más discutible, de hecho la Universidad ha optado por ofrecer esta opción solo a los estudiantes “mayores”.

¿Qué ventajas y desventajas ofrece la Educación a Distancia?

Según Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Educaci%C3%B3n_a_distancia) esta ofrece las siguientes ventajas:

-       Elimina las barreras geográficas, la población puede acceder a este tipo de educación independientemente de donde resida.

-       Es accesible para personas adultas con estudios postergados.

-       Proporciona flexibilidad en el horario ya que no hay hora exacta para acceder a la información, lo cual facilita la organización del tiempo personal del alumno, respetando la vida familiar, social y laboral.

-       El alumno desarrolla una alta capacidad para autorregular su propio aprendizaje favoreciendo así sus actitudes y valores de responsabilidad, disciplina y compromiso para lograr ser autónomo.

-       El rol del estudiante es activo pues desarrolla estrategias intelectuales importantes para realizar tareas colaborativas, comunicarse efectivamente, ser creativo e innovador.

También posee ciertas desventajas:

-       Dificulta transmitir y conservar determinados contenidos actitudinales para mejorar la socialización.

-       Generalmente el cambio a un sistema de educación a distancia exige al alumnado una adaptación específica: ha de aprender a usar materiales didácticos específicos y aulas virtuales, a comunicarse con sus profesores y con otros alumnos a través de medios de comunicación y ha de ser capaz de organizar su tiempo de estudio para compaginar vida personal, laboral y académica.

-       Al eliminarse la interacción social en presencia la comunicación se reduce a un solo canal y resulta menos profunda, por lo que es posible que el alumno se aísle y desmotive, ante ello, es necesaria una intervención activa del profesor tutor.

Un rápido análisis deja claro que existen más ventajas en su aplicación, entonces ¿por qué no se utiliza más esta modalidad en Chile? La respuesta daría para un estudio riguroso y extenso.

Prefiero que lean los planteamientos del Profesor Santibáñez respecto al tema para empezar a desarrollar una opinión al respecto:

Educación Gratuita y de Calidad

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

Durante la semana, una colega profesora en la universidad donde hago clases, que se dedica -entre otros temas- a ver las capacidades de expresión oral y escrita, hizo un experimento: Primero mostró a sus alumnos un video de YouTube donde la candidata Miss Utah a Miss USA, es consultada sobre el problema de la brecha salarial entre hombres y mujeres, dado que el 40% de los hogares en USA son mantenidos por mujeres. La candidata intenta construir una respuesta, pero se confunde y termina siendo material para la cantidad de videos sobre respuestas hilarantes de candidatas a miss algo (junto Miss Panamá hablando de Confucio o Carolina Zúñiga eligiendo al Papa Juan Pablo II para repoblar el mundo). Y luego vino la peor parte: les preguntó a ellos que habrían respondido. Y casi todos se  quedaron completamente callados. Mi diagnóstico (en cuanto me contaron la historia, me auto-sometí al test), es que cuando a una persona le preguntan “la opinión“, en realidad trata de responder dando una solución. Responder que algo simplemente está mal (que es una opinión) se considera insuficiente y creo que eso complicó, tanto a la candidata como a los alumnos.

Por eso titulé esta columna usando la frase que es bandera de lucha para los estudiantes, y discurso obligado para los candidatos. Y quizá sea interesante darle una mirada con otra perspectiva al tema de la educación…

Lo primero es señalar qué se espera de la educación. El primer punto, claramente es instrucción. La entrega de los contenidos mínimos necesarios para enfrentar la vida, y es lo que se mide en SIMCE y PSU (conocimientos). Este es, probablemente, el centro del problema de las demandas actuales de educación. La evidencia sugiere que a los colegios particulares les va mejor que a los subvencionados y a estos mejor que a los municipales. Y una de las posibles causas, es que un colegio particular pagado, tiene capacidad para ofrecer mejores condiciones a los mejores profesores, quienes -en la lógica de mercado- debieran optar por irse a hacer clases a esos colegios.

Un segundo punto, tiene que ver con la socialización, el aprender a convivir con pares, enfrentar los problemas sociales y establecer “las amistades que durarán para toda la vida“. En varias de sus columnas, Mario Waissbluth (Educación 2020) critica la segregación económica de la educación actual y que, enfrentado a la educación de sus hijos, siempre intentaría meterlos en colegios caros porque  así les está “comprando mejores redes sociales para el futuro, cuestión de alto valor en nuestro apitutado país“.

Un tercer punto (y no del todo menor) tiene que ver con la disciplina de hacer algo todos los días. Con la necesidad de padres y apoderados de dejar a sus hijos en un lugar seguro y confiable (no creo que sea la mejor definición de la mayoría de los colegios, pero…) y que allí aprendan que, en cualquier caso y gobierne quien gobierne, al final es la mezcla de esfuerzo e ingenio lo que permitirá vivir (más que sobrevivir) la vida.

Para enfrentar estos puntos, colegios y universidades han planteado sus procesos de enseñanza, desde dos perspectivas: La primera es geográfica: deben enseñar a un grupo local, dado que hay un grupo local que necesita aprender. El tamaño y características del grupo local, determinarán las características de proyecto educativo y sus condiciones económicas (a lo más en competencia con otro proyecto que consideran “malo”) y esto tiene directa relación con la segunda perspectiva, que por ser la más tradicional, es menos evidente: si hay pocos alumnos en una determinada área geográfica y de conocimientos, quizá no sea económicamente posible profundizar esas áreas de conocimientos. Considere una escuela rural con pocos alumnos, lo más probable es que sólo tenga educación básica y con un único profesor que presenta todas las materias (incluso con alumnos de distintos niveles compartiendo la hora de clases). Pero si aumenta la cantidad de alumnos, se puede aumentar la cantidad de profesores, salas y especializaciones. Para lograr esto último, lo habitual es que los alumnos de áreas afines, sean reunidos en un mismo proceso (las carreras en las universidades; los programas de estudio en los colegios). Pero esto obliga a los estudiantes, a ver y revisar una cantidad de conocimientos que no les presenta mayor interés.

Hasta aquí no hay mucho de nuevo, sin embargo desde hace un par de años, y gracias a algunas universidades norteamericanas (Stanford principalmente) con apoyo de Google, se han materializado algunos sitios bajo la modalidad conocida como MOOC: Massive Online Open Course (cursos abiertos masivos y en línea, de los cuales yo conozco: Coursera.org y Udacity.com) que permiten que algunos de los mejores profesores -a nivel internacional- de un determinado tema, impartan su clase a millones de interesados, sin distinción de horarios, lugar de residencia, ni niveles de ingreso (un colegio podría aprovechar sus laboratorios para dar acceso a gente de escasos recursos). Dicho de otra forma, este sistema termina por romper la primera barrera del problema de la educación: el acceso universal (para todos) y gratuito a contenidos de calidad… Además, por estar en línea, se elimina el problema de oportunidad: un alumno puede ver la clase cuando quiera y cuantas veces quiera.

Pero también afecta la segunda perspectiva. Las áreas de estudio que empezaron siendo únicas (ingeniería, pedagogía, medicina) con el aumento del conocimiento y el interés de especializarse, han diversificado su oferta (ing. informática, ing. eléctrica, ing. industrial; pedagogía en lenguaje, pedagogía en matemáticas; medicina general, pediatría, cirugía;  etc.) Y no es extraño pensar que en un futuro podría ocurrir en otras áreas como derecho (penal, laboral, civil, etc) periodismo (prensa, radio, tv) e incluso que algunas se sigan dividiendo (ing. informática en ing. de software, ing. de sistemas, ing. multimedial, etc). Al punto que empieza a ser interesante preguntarse cual es el ciclo mínimo de entrenamiento/aprendizaje que requiere un alumno universitario, para ejercer una determinada actividad.

En mi opinión, en una primera etapa, se podrían ofrecer ciclos de estudio más cortos, enfocados en la especialización, con un par de años de plan común que sólo serían necesarios para el primer título dentro del área… Y si es necesario ampliar los conocimientos, siempre se podrá recurrir nuevamente a este proceso de aprendizaje que no requiere presencia física ni horarios rígidos. En una segunda etapa, podría ser suficiente con que un estudiante (ya no se pierde la condición de tal, se está en aprendizaje permanente) acredite haber aprobado los cursos necesarios para la actividad, permitiendo que cada uno cree su propia carrera de estudios, claro, cumpliendo con los prerrequisitos que cada curso plantee (los cuales también se pueden aprobar de manera similar).

Para las educaciones básicas o media (donde los puntos 2 y 3 son casi más importantes, según lo planteado por Waissbluth) se puede seguir pensando en una situación presencial, donde se tenga acceso a sistemas on-line que permitan escuchar la charla de los mejores expertos en cada campo; donde se hagan análisis no individuales, sino grupales con un profesor presencial que modere la conversación… El proceso también serviría para que los estudiantes vayan desarrollando su propia carrera vocacional, teniendo la posibilidad de acceder a cursos de nivel avanzado en sus áreas de interés, que les permitan confirmar que eso es lo que les interesa…

El proceso, cambiaría toda la forma en que hoy entendemos la educación en Chile… Claramente no es un cambio para ejercer de la noche a la mañana, pero sería interesante que desde el Ministerio de Educación se empiece a poner atención a los MOOC, y se defina un plan para poner en marcha algunas pruebas. Si hoy son capaces de entregar un instructivo al profesor, que le dice que debe hacer en cada momento de su clase, y aún así los contenidos no están siendo vistos o entendidos integralmente (el SIMCE y la PSU así lo demuestran); quizá replantear la clase a una forma de exposición multimedial creada por los mejores maestros en cada área, para continuar con una discusión local en el colegio, podría causar un mayor nivel de aprendizaje. Por otra parte, en el mundo actual, es cada vez más importante potenciar la disciplina personal.

Para ejemplo, el primer MOOC en español orientado a Latinoamérica (los que existen, por ahora son cursos en inglés, la mayoría con subtítulos) auspiciado por Silicon Valley (Standord) y certificado -en asistencia- por la Pontificia Universidad Católica de Chile: Evaluación de Decisiones Estratégicas, que se inicia el próximo 8 de julio…

8 de julio cierra altavista.com ¿Te sorprende?

Rodrigo Jaque Escobar

Rodrigo Jaque Escobar, Coordinador Escuela Ingeniería Informática Multimedia, Uniacc.

Para algunos la noticia publicada en el diario www.lun.cl (http://www.lun.com/Pages/NewsDetail.aspx?dt=2013-07-02&PaginaId=10&bodyid=0) sobre el cierre de altavista puede ser anecdótico. Muchos de los actuales internautas, ni siquiera saben lo que es, pero a mi me sorprendió. No porque lo fueran a cerrar, sinó porque pensé que ya no existía hace muchos años.

El artículo logró que yo recordara un plan de internet que contraté hace muchos años, el  plan vampiro y altavista fue el primer buscador que usé. Cuando el privilegio de internet era de unos pocos, cuando internet solo lo contrataban las empresas. Aún recuerdo ese primer acercamiento a un pc conectado a un modem en mi empresa y que me daba acceso a conocimientos infinitos. Ahí si que importaba que los sitios web fueran rápidos en cargarse, incluso los navagadores tenian la opción de bloquear las imágenes para que el texto se cargara más rapidamente.

La red de Chat IRC, fue un gran descubrimiento para mi. casi un vicio. Pero ese acercamiento cambió mi vida, ahora me dedico 100% a temas que tiene que ver con internet y altavista fue el buscador que me ayudó a descubrir mi pasión.

Estas son los sitios web más visitados, según Alexa.com.1 La lista abarca los continentes: África, América, Asia, Europa y Oceanía.

  1. Facebook
  2. Google
  3. YouTube
  4. Yahoo!
  5. Baidu
  6. Wikipedia
  7. Windows Live
  8. Amazon
  9. QQ
  10. Taobao
  11. bp.blogspot
  12. Twitter
  13. Google India
  14. LinkedIn
  15. Yahoo! Japón
  16. Bing
  17. Blogger
  18. MSN
  19. Sina.com China
  20. WordPress
  21. Google Alemania
  22. Google Hong Kong
  23. Google UK
  24. eBay
  25. Yandex Rusia
  26. NetEase (antes 163.com) Yeah
  27. Google Francia
  28. Google Japón
  29. Microsoft
  30. PayPal
  31. Google Brasil
  32. Flickr.com
  33. GoogleUserContent
  34. FC2.com
  35. Mail.ru Почта
  36. Craigslist.org
  37. Google Italia
  38. Apple.com
  39. BBC Online Reino Unido
  40. Google España
  41. Imdb
  42. Google Rusia
  43. Sohu
  44. Vkontakte Rusia
  45. Ask.com
  46. Go
  47. CNN
  48. Tumblr
  49. xvideos.com
  50. Livejasmin
  51. Youku
  52. Soso
  53. Google Canadá
  54. Aol
  55. Tudou
  56. Xhamster
  57. Megaupload
  58. Weibo
  59. Ifeng
  60. Zedo
  61. MediaFire
  62. Pornhub
  63. Ameblo Japón
  64. Adobe
  65. Espn
  66. Google Indonesia
  67. Godaddy
  68. Yieldmanager
  69. Rakuten Japón
  70. About

Corregir las alturas de los botones en Firefox

Un problema que podemos ver ocasionalmente con las alturas de los botones en Firefox es que son algunos pixeles más altas que en otros navegadores. Esto puede ser una pesadilla cuando trata de unificar este tamaño. Aquí te acercamos un truco para solucionar este inconveniente.

El elemento del medio es un INPUT y los otros son elementos A básicos. Puede ver que el elemento INPUT es un poco más grande, lo suficiente para molestar a alguien de ojo agudo. Para esta solución haremos uso de -moz-focus-inner:

  1. input::-moz-focus-inner {
  2.     border: 0;
  3.     padding: 0;
  4. }

Este código ayuda pero no resuelve completamente el problema, el INPUT sigue siendo un poco grande. Ahora haremos esto:

  1. input::-moz-focus-inner {
  2.     border: 0;
  3.     padding: 0;
  4.     margin-top:-2px;
  5.     margin-bottom: -2px;
  6. }

Al establecer márgenes negativos con el -moz-focus-inner estableceremos la altura correcta.

 

Fuente original del artículo: David Walsh Blog

Traducción realizada por elWebmaster.com

Educación Gratuita y de Calidad

En este artículo veremos la opinión de un profesor de la Escuela de Ingeniería Informática Multimedia y algunas propuestas de como la tecnología podría hacer realidad uno de los temas que más se ha tratado en los últimos dos años en la sociedad chilena.

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

Durante la semana, una colega profesora en la universidad donde hago clases, que se dedica -entre otros temas- a ver las capacidades de expresión oral y escrita, hizo un experimento: Primero mostró a sus alumnos un video de YouTube donde la candidata Miss Utah a Miss USA, es consultada sobre el problema de la brecha salarial entre hombres y mujeres, dado que el 40% de los hogares en USA son mantenidos por mujeres. La candidata intenta construir una respuesta, pero se confunde y termina siendo material para la cantidad de videos sobre respuestas hilarantes de candidatas a miss algo (junto Miss Panamá hablando de Confucio o Carolina Zúñiga eligiendo al Papa Juan Pablo II para repoblar el mundo). Y luego vino la peor parte: les preguntó a ellos que habrían respondido. Y casi todos se  quedaron completamente callados. Mi diagnóstico (en cuanto me contaron la histora, me auto-sometí al test), es que cuando a una persona le preguntan “la opinión“, en realidad trata de responder dando una solución. Responder que algo simplemente está mal (que es una opinión) se considera insuficiente y creo que eso complicó, tanto a la candidata como a los alumnos.

Por eso titulé esta columna usando la frase que es bandera de lucha para los estudiantes, y discurso obligado para los candidatos. Y quizá sea interesante darle una mirada con otra perspectiva al tema de la educación…

Lo primero es señalar qué se espera de la educación. El primer punto, claramente es instrucción. La entrega de los contenidos mínimos necesarios para enfrentar la vida, y es lo que se mide en SIMCE y PSU (conocimientos). Este es, probablemente, el centro del problema de las demandas actuales de educación. La evidencia sugiere que a los colegios particulares les va mejor que a los subvencionados y a estos mejor que a los municipales. Y una de las posibles causas, es que un colegio particular pagado, tiene capacidad para ofrecer mejores condiciones a los mejores profesores, quienes -en la lógica de mercado- debieran optar por irse a hacer clases a esos colegios.

Un segundo punto, tiene que ver con la socialización, el aprender a convivir con pares, enfrentar los problemas sociales y establecer “las amistades que durarán para toda la vida“. En varias de sus columnas, Mario Waissbluth (Educación 2020) critica la segregación económica de la educación actual y que, enfrentado a la educación de sus hijos, siempre intentaría meterlos en colegios caros porque  así les está “comprando mejores redes sociales para el futuro, cuestión de alto valor en nuestro apitutado país“.

Un tercer punto (y no del todo menor) tiene que ver con la disciplina de hacer algo todos los días. Con la necesidad de padres y apoderados de dejar a sus hijos en un lugar seguro y confiable (no creo que sea la mejor definición de la mayoría de los colegios, pero…) y que allí aprendan que, en cualquier caso y gobierne quien gobierne, al final es la mezcla de esfuerzo e ingenio lo que permitirá vivir (más que sobrevivir) la vida.

Para enfrentar estos puntos, colegios y universidades han planteado sus procesos de enseñanza, desde dos perspectivas: La primera es geográfica: deben enseñar a un grupo local, dado que hay un grupo local que necesita aprender. El tamaño y características del grupo local, determinarán las características de proyecto educativo y sus condiciones económicas (a lo más en competencia con otro proyecto que consideran “malo”) y esto tiene directa relación con la segunda perspectiva, que por ser la más tradicional, es menos evidente: si hay pocos alumnos en una determinada área geográfica y de conocimientos, quizá no sea económicamente posible profundizar esas áreas de conocimientos. Considere una escuela rural con pocos alumnos, lo más probable es que sólo tenga educación básica y con un único profesor que presenta todas las materias (incluso con alumnos de distintos niveles compartiendo la hora de clases). Pero si aumenta la cantidad de alumnos, se puede aumentar la cantidad de profesores, salas y especializaciones. Para lograr esto último, lo habitual es que los alumnos de áreas afines, sean reunidos en un mismo proceso (las carreras en las universidades; los programas de estudio en los colegios). Pero esto obliga a los estudiantes, a ver y revisar una cantidad de conocimientos que no les presenta mayor interés.

Hasta aquí no hay mucho de nuevo, sin embargo desde hace un par de años, y gracias a algunas universidades norteamericanas (Stanford principalmente) con apoyo de Google, se han materializado algunos sitios bajo la modalidad conocida como MOOC: Massive Online Open Course (cursos abiertos masivos y en línea, de los cuales yo conozco: Coursera.org y Udacity.com) que permiten que algunos de los mejores profesores -a nivel internacional- de un determinado tema, impartan su clase a millones de interesados, sin distinción de horarios, lugar de residencia, ni niveles de ingreso (un colegio podría aprovechar sus laboratorios para dar acceso a gente de escasos recursos). Dicho de otra forma, este sistema termina por romper la primera barrera del problema de la educación: el acceso universal (para todos) y gratuito a contenidos de calidad… Además, por estar en línea, se elimina el problema de oportunidad: un alumno puede ver la clase cuando quiera y cuantas veces quiera.

Pero también afecta la segunda perspectiva. Las áreas de estudio que empezaron siendo únicas (ingeniería, pedagogía, medicina) con el aumento del conocimiento y el interés de especializarse, han diversificado su oferta (ing. informática, ing. eléctrica, ing. industrial; pedagogía en lenguaje, pedagogía en matemáticas; medicina general, pediatría, cirugía;  etc.) Y no es extraño pensar que en un futuro podría ocurrir en otras áreas como derecho (penal, laboral, civil, etc) periodismo (prensa, radio, tv) e incluso que algunas se sigan dividiendo (ing. informática en ing. de software, ing. de sistemas, ing. multimedial, etc). Al punto que empieza a ser interesante preguntarse cual es el ciclo mínimo de entrenamiento/aprendizaje que requiere un alumno universitario, para ejercer una determinada actividad.

En mi opinión, en una primera etapa, se podrían ofrecer ciclos de estudio más cortos, enfocados en la especialización, con un par de años de plan común que sólo serían necesarios para el primer título dentro del área… Y si es necesario ampliar los conocimientos, siempre se podrá recurrir nuevamente a este proceso de aprendizaje que no requiere presencia física ni horarios rígidos. En una segunda etapa, podría ser suficiente con que un estudiante (ya no se pierde la condición de tal, se está en aprendizaje permanente) acredite haber aprobado los cursos necesarios para la actividad, permitiendo que cada uno cree su propia carrera de estudios, claro, cumpliendo con los prerrequisitos que cada curso plantee (los cuales también se pueden aprobar de manera similar).

Para las educaciones básicas o media (donde los puntos 2 y 3 son casi más importantes, según lo planteado por Waissbluth) se puede seguir pensando en una situación presencial, donde se tenga acceso a sistemas on-line que permitan escuchar la charla de los mejores expertos en cada campo; donde se hagan análisis no individuales, sino grupales con un profesor presencial que modere la conversación… El proceso también serviría para que los estudiantes vayan desarrollando su propia carrera vocacional, teniendo la posibilidad de acceder a cursos de nivel avanzado en sus áreas de interés, que les permitan confirmar que eso es lo que les interesa…

El proceso, cambiaría toda la forma en que hoy entendemos la educación en Chile… Claramente no es un cambio para ejercer de la noche a la mañana, pero sería interesante que desde el Ministerio de Educación se empiece a poner atención a los MOOC, y se defina un plan para poner en marcha algunas pruebas. Si hoy son capaces de entregar un instructivo al profesor, que le dice que debe hacer en cada momento de su clase, y aún así los contenidos no están siendo vistos o entendidos integralmente (el SIMCE y la PSU así lo demuestran); quizá replantear la clase a una forma de exposición multimedial creada por los mejores maestros en cada área, para continuar con una discusión local en el colegio, podría causar un mayor nivel de aprendizaje. Por otra parte, en el mundo actual, es cada vez más importante potenciar la disciplina personal.

Para ejemplo, el primer MOOC en español orientado a Latinoamérica (los que existen, por ahora son cursos en inglés, la mayoría con subtítulos) auspiciado por Silicon Valley (Standord) y certificado -en asistencia- por la Pontificia Universidad Católica de Chile: Evaluación de Decisiones Estratégicas, que se inicia el próximo 8 de julio…

 

Comentarios recientes