Archivo de mayo de 2013

La propuesta de IBM de Social Business

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

El miércoles 22 de mayo tuve la oportunidad de participar de una videoconferencia dictada por Germán Valderrama de IBM desde Colombia. A través de una exposición de 90 minutos presentó la propuesta de la empresa para desarrollar al interior de las organizaciones el tema de las redes sociales.

Para esto se desarrolló una presentación de cómo se puede aplicar el producto SocialBusiness al interior de las empresas. Este paquete de software permite configurar muchos tipos de aplicaciones que facilitan compartir y publicar todo tipo de información. Pero … ¿cómo se justifica este tipo de aplicaciones? Bueno, según lo publica la propia IBM en primer lugar son fáciles de usar y fomentan mejores relaciones. Se incluye la lista de dichos beneficios ordenados de mayor a menor:

 

La herramienta SocialBusiness permite combinar tres elementos muy importantes: lo social, lo móvil y el análisis, tal como se muestra en la siguiente imagen:

Se destacó que la experiencia de los empleados de una empresa debería incluir el factor social. Esto resulta novedoso ya que en general se considera que este tema es solo de los individuos en su vida privada y no en la dimensión del trabajo. Se destacaron todos los elementos que incluye esta herramienta:

 

En concreto se destacan los elementos más relevantes a considerar cuando se comparten contenidos: la autoría, el diseño, la colaboración, el contenido y la generación. Esto se resume en la siguiente imagen:

También se presentó el IBM Connections que permite integrar diferentes elementos de comunicación entre los que cabe destacar: los dispositivos móviles, e-mail, el portal, la Wiki, los foros, etc. Esto se resume en la siguiente imagen:

 

Por último se destacó el SmartCloud como un producto que permite publicar y compartir información en la nube. De hecho se invitó a crear una cuenta que permite usar esta aplicación en formato de prueba. El link informado fue:

http://www-304.ibm.com/partnerworld/wps/servlet/ContentHandler/isv_ben_prb_smartcloud_social

En resumen: fue una excelente visión de la propuesta de IBM para desarrollar las redes sociales dentro de las organizaciones. Para los interesados en profundizar al respecto les dejo un link que permite ver varios casos exitosos en empresas internacionales:

http://www.ibm.com/smarterplanet/es/es/socialbusiness/examples/index.html

Por último dejo también un link para ver un vídeo que presenta una demostración del uso de SocialBusiness:

¿El futuro en la nube o una nube en el futuro?

Por : Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

Esta semana se realizó la Google I/O 2013, la reunión anual en la que Google muestra sus avances y sus intenciones para los siguientes 12 meses. Para muchos fue un poco desalentadora, Google se enfocó más en temas de desarrollo y de software que en temas más llamativos para los ciudadanos que forman parte del mundo profesional-informático (entre otras, se echaron de menos las nuevas propuestas para Android). Eso si, no faltó la escaramuza contra Microsoft, cuando Larry Page (Co-fundador y CEO Google) reclamó por un “abuso” que estaría haciendo Microsoft de los servicios de Google (aparentemente, la integración de Google Talk en Outlook y una aplicación para que los celulares con Windows 8 vean videos en YouTube).

Sin embargo, no deja de llamar la atención, que mucho de lo que se ha hecho y mostrado, apunta a la misma clave: la nube y los negocios a través de ella. Están remodelando Google-maps (quienes lo han visto, aseguran que es mucho más simple e intuitivo; aunque la experiencia me enseña a desconfiar de esos juicios de valor si no van acompañados de antecedentes concretos); se lanzó formalmente Google HangOuts que integraría de una vez, el Google+ y el Google Talk para comunicaciones (también llamado el “Whatsapp con videollamada” y que viene de la mano con una actualización para Android). Por supuesto, todas estas aplicaciones, obligan a tener una cuenta registrada en Google para poder operar, pero esa es una condición asumida al momento de comprar un celular Android (como se asume algún registro en Apple por tener un iPhone). Incluso el reclamo de Page es por lo mismo: según se informó, la esencia del reclamo es que un servicio en la nube, sólo debe ser explotado por sus proveedores y no por terceros.

Por su parte, Microsoft no se queda atrás, después de años de larga (y a momentos discutida) pelea contra la piratería de Office, hoy apuntan a que sus aplicaciones deben estar “en la nube”, todo por un cambio en el negocio: ya  no se compra una licencia “para toda la vida” de una versión de las aplicaciones, sino una actualización permanente de aplicaciones, bajo la modalidad de acceso por un periodo de tiempo (arriendo temporal).

Y ahora también se suma Adobe, popular por sus aplicaciones PhotoShop o Flash (entre otras) también se suma al proceso, aunque en una versión curiosa: Ud. baja e instala la aplicación, pero para usarla tiene que estar comunicado a Internet (lo que permite verificar que tiene la última versión, además de que aún esté dentro del periodo pagado).

El modelo de pago por uso, tiene varias ventajas, partiendo por la actualización permanente. Pero introduce varias dudas legales en el proceso. Si un computador es utilizado por más de una persona a la vez ¿basta una licencia? (hasta ahora la respuesta era sí, ya que la licencia quedaba “atada” al disco duro; pero en el nuevo modelo no es tan claro)… Si tengo un contrato de suscripción para acceso a la nube ¿puedo acceder desde distintos computadores? (la teoría es que si, ya que es parte de las promesas). Y si tengo un contrato de suscripción ¿pueden usar la misma licencia, personas diferentes en tiempos diferentes? (me parece claro que una misma licencia no puede ser usada simultáneamente por dos personas desde distintos computadores; pero ¿qué pasa en tiempos diferentes?)

La mirada comercial, generalmente pretende obtener la mayor cantidad de pagos, pero las definiciones legales deben ser claras. Hace varios años, intentamos que Microsoft explicara el sentido exacto de las licencias de uso de sus bases de datos SQL-Server. Era importante, pues estábamos vendiendo sistemas a instituciones públicas y necesitábamos garantizar que no iba a haber problema legal alguno. No fueron capaces de darnos una respuesta clara, y al final se optó por la interpretación legal que hacía la institución cliente.

En lo personal, me pareció molesto que en un equipo con Windows 8, recién comprado, fuese necesario disponer de un registro Microsoft para utilizar la mayor parte de las aplicaciones que aparecen en el menú inicial. Puedo entenderlo en el caso de un Office “en la nube”, pero no en aplicaciones equivalentes al block de notas o el reproductor de videos. Menos si no se informa el cambio en las condiciones de uso, ni hay alternativas a la compra (en la práctica es casi imposible comprar un portátil nuevo, que no venga con Windows instalado y cobrado como parte de la venta).

La idea de “la nube” es que sea un real aporte a los usuarios, no un anuncio de que el clima va a empeorar y que vamos a estar más restringidos que antes.

¿Estamos preparados para el Teletrabajo?

José Miguel Santibañez

En su reciente discurso por el día del trabajo, el presidente anunció su intención de enviar varios proyectos de ley, entre ellos, los relativos al “teletrabajo“. Es decir, la posibilidad de trabajar desde el hogar, vía Internet. Y la pregunta más recurrente es ¿estamos preparados para ello? y/o ¿tendrá alguna repercusión real?

La respuesta no es alentadora. Es cierto que hay ciertas profesiones que, por años, han realizado teletrabajo. Quizá el caso más conocido, es el de contadores que llevan contabilidades de varias empresas desde sus oficinas-hogares. Lo mismo ocurre en actividades como Periodismo Digital, Docencia de e-Learning y, por supuesto, en no pocas actividades propias de la informática (desarrollo de software, sitios Web, etc.). Pero esas actividades, en la posibilidad real de hacer teletrabajo, ya lo están haciendo. Y los profesionales ejecutan lo que se denomina “ejercicio libre de la profesión“.

¿Qué pasa en otras actividades? Recientemente, la CEO de Yahoo, Marissa Meyer, informó su decisión de poner fin al teletrabajo en las empresas Yahoo a partir de Junio de este año, la decisión obedece, según se indicó a dos consideraciones:

  1. Abusos por parte de trabajadores que reportarían estar trabajando, pero que en la práctica estarían dedicándose a otras labores (familiares u otras laborales).
  2. Que la gente reacciona mejor a la interacción, cuando esta es cara a cara.

La primera consideración, está claramente ligada a la necesidad de mostrar una empresa más activa a los accionistas. Hay muchos inversionistas que creen que el teletrabajo se presta para abusos. La segunda, a un tema mucho más filosófico: trabajo mejor con quien veo cara a cara.

En muchas de mis labores profesionales, he observado ambas situaciones. Desde gente que no cree que esté haciendo el trabajo, salvo que lo esté haciendo “in situ“, a gente que necesita hablar “cara a cara“, para poder ordenar sus ideas y transmitirlas de mejor manera, para estas personas no es posible ordenarse frente a un texto (si la estadística que decía que gran parte de los chilenos son incapaces de extraer las ideas de los escritos es cierta, entonces es comprensible que tengan aún más dificultades para plasmar ideas en textos).

Más aún, si a los profesionales que ejercemos el “ejercicio libre”, se nos paga por horas… La confiabilidad del tiempo dedicado efectivamente a una actividad, junto con la disciplina para ejecutarlo, es un problema real.

Pero el problema no es sólo de las personas. También hay conflictos técnicos. Recientemente se realizaron varias pruebas que demostraban, sin lugar a dudas, que las empresas proveedoras de Internet, siguen realizando el “traffic shapping“, es decir, pese a vender un ancho de banda determinado (4, 8, 15 o más Megabits por segundo) en la práctica ese ancho de banda no se puede utilizar completamente, para una actividad específica (ver un video, descargar un archivo, etc.). Pruebas realizadas, demostraron que incluso los videos de YouTube no cargan a la velocidad que realmente podrían. ¿Cómo lo saben? por una tecnología denominada VPN (Redes Privadas Virtuales) que permite que desde su casa, establezca una comunicación privada virtual con otro lugar (en estas pruebas, con empresas en USA) esa comunicación se realiza de manera secreta, impidiendo que el proveedor (Movistar, VTR u otros) sepan si Ud. está viendo un video YouTube o descargando un archivo, por lo que, milagrosamente, las descargas parecen “volar”.

Finalmente, hay un tercer gran análisis que hacer: ¿puede Ud., desde su hogar, hacer teletrabajo? es decir: ¿cuenta con un espacio apropiado? o ¿va a ser interrumpido constantemente por sus familiares (hijos que creen que un papá o mamá en casa, está para atenderlos sólo a ellos) o por vecinos? Con los departamentos cada vez más reducidos, disponer de un espacio “inviolable” es cada vez más difícil. Y si es complicado callar al compañero de trabajo que desde el módulo del lado, insiste en comentar el partido de fútbol, la teleserie o la última nota de farándula; es aún más complejo si ocurre en la casa, con la pareja, la nana, los hijos o las mascotas.

Mi impresión es que Chile no está hoy, más preparado que hace 4 años para el teletrabajo. Y aunque tenemos mejoras tecnológicas reales (y otras prometidas, como LTE: la nueva generación en comunicación inalámbrica) nos falta generar las confianzas adecuadas, las costumbres apropiadas y la disciplina necesaria. Y en eso, no hay avance “país”, sólo avances individuales.

 

Ver más en http://redticos.net/blog/talenttools/teletrabajo-si-no

Comentarios recientes