Archivo de abril de 2013

Algunos aspectos de usabilidad

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Como parte de un Grupo de Investigación tuve la oportunidad de leer el documento “Informe APEI sobre usabilidad” de Yusef Hassan Montero y Sergio Ortega Santamaría (descargable desde: http://eprints.rclis.org/13253/1/informeapeiusabilidad.pdf).

Introducción

El documento logra dar una ajustada visión del concepto de usabilidad en el software y para esto desarrolla el tema en 6 partes:

  1. Introducción.
  2. Definición y conceptos.
  3. El factor humano.
  4. Diseño Centrado en el Usuario (DCU).
  5. Conclusiones.
  6. Bibliografía.

Algunos temas a destacar: dentro del desarrollo del documento se empieza por definir algunos de los conceptos más importantes entre los que cabe destacar:

Usabilidad: “se refiere básicamente a la facilidad de uso de una aplicación o producto interactivo”.

 

Bajar artículo Completo

 

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

¿Qué pasó con Windows 8?

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

Diversos blogs tecnológicos en Internet (algunos de prestigio, como Baquia o FayerWayer), dan cuenta de la desazón de Microsoft por las bajas ventas de Windows 8. Al punto que la próxima versión a liberarse (Windows 8.1) podría ser más barata que su predecesora…

¿Qué pasó? ¿Ocurrió la llamada maldición de versiones intermedias? Esa que dice que después de un gran Windows 3.x, vino un mal Windows 95; que fue superado por un gran Windows 98, al que le siguió el fracaso de Windows Milennium (mulenium según los graciosos); luego el muy exitoso Windows XP, el fracaso de Windows Vista y -hasta ahora- exitoso Windows 7…

Los analistas no se ponen de acuerdo. Windows 8 cambia bastante la forma de hacer las cosas respecto a la versión anterior (una interfaz llamativa, centrada en lo aprendido en el mundo de las tablets, tanto con el Windows para tablets, como por Android o iOS de Apple para iPhone y iPad). Pero no tiene los problemas reales de Windows Milennium (ME) o Windows Vista, que a momentos simplemente saturaban las memorias haciendo que los equipos se volvieran lentos o incluso se “trancaran”. Y aunque es un notorio cambio de interfaz, no es desesperante como lo fue en su momento el cambio a Windows 95 (el primero que partía como Windows, antes de eso eran interfaces sobre DOS).

¿Qué pasó entonces?

He tenido la posibilidad de usar Windows 8 en algunos equipos, principalmente respondiendo a un requerimiento familiar para la compra de un equipo nuevo. Y mi impresión personal, es que el problema radica en que Windows 8 hace muy bien las cosas, pero en el mundo “touch”. En otras palabras si Ud. cuenta con hardware que tenga funcionalidad touch, entonces Windows 8, probablemente va a ser una buena idea. Pero si su notebook o computador personal NO tiene capacidad de pantalla touch, entonces es bastante frustrante. Windows 8 invita (literal y metafóricamente) a tocar la pantalla, a arrastrar con la mano y no con un mouse… Windows 8 tiene botones “grandes”, de esos que operan muy bien en personas que tenemos “dedos gordos”, pero botones a los que -en caso de usar un mouse- se demora más tiempo en llegar… Windows 8 tiene el sentido de páginas, a las que se puede pasar tocando la pantalla en el lado derecho y arrastrar para el lado izquierdo… Pero hacerlo con un mouse de alta sensibilidad, resulta molesto. Un usuario me comentó explícitamente (y sin mediar pregunta de mi parte) lo difícil que le resultaba “moverse dentro de un documento Word” (la versión actual para Windows 8). Cuando le mencioné que quizá el problema era la ausencia de pantalla touch, se le iluminó la cara y me respondió: “ese es el problema, pienso en arrastrar, pero no me ‘sale’ con el mouse”.

Algunos de los equipos que he visto, son capaces de emular varias funcionalidades touch, usando la webcam. Simplemente si uno “abanica el aire frente a la cámara”, el sistema lo interpreta como un “arrastrar de la pantalla”. Pero en lo personal, no parece muy natural (al menos no, mientras sigamos acostumbrados a “tocar” las cosas).

Imagino que el negocio de Microsoft irá mejorando paulatinamente. A medida que se sigan cambiando computadores (la vida media oficial, es de tres años, aunque algunos porfiados sigamos sacándoles 5, 7, 10 o más años a nuestro hardware) cada vez más de ellos estarán habilitados para operar naturalmente con Windows 8 e interfaces touch. Pero será lento.

Un aspecto interesante -al menos para los informáticos- es que Windows 8 (al igual como antes lo hizo iPad) responde a algunas de las sugerencias más reiteradas en el mundo de la interfaz de usuario: alejar funciones diferentes, destacar funciones más relevantes y utilizadas (por ejemplo, el cuadro de mosaico de aplicaciones, con botones más grandes, para aplicaciones más usadas). Quizá sea la hora de preguntarse si vale la pena apurar el cambio de hardware, porque esta vez, no es un problema de capacidad técnica, sino de lo que el sistema espera de los usuarios y lo que los usuarios esperan de él. Y creo que Windows 8 cumple las expectativas generales, pero necesitamos el hardware que lo permita.

Comentarios recientes