Archivo de septiembre de 2011

La nueva Red Social Google+, ¿triunfará?

Director Escuela Ingeniería Informática Multimedia de Universidad Uniacc

Gerardo Cerda N. Director Escuela Ingeniería Informática Multimedia de Universidad Uniacc

A todos los usuarios de Google estos últimos días les debe haber llamado la atención que se mostrara una flecha que invitaba a hacer click sobre la opción “+Tú” ubicada arriba al lado izquierdo. Esa flecha era la invitación para incorporarse a la Red Social Google+ o Google plus.

Esta red entra a competir directamente con Facebook que ya lleva varios años funcionando. Dentro de las aplicaciones que tiene disponibles se destacan 3 (según sus nombres en castellano):

-       Círculos, que permite clasificar los diferentes contactos en grupos coherentes para evitar una “ensalada” de amigos y conocidos.

-       Quedadas, que permite realizar una videoconferencia hasta con 9 amigos a la vez además de ver videos de Youtube.

-       Móvil, que permite realizar chats desde dispositivos móviles.

Las interfaces de dichas aplicaciones se muestran claramente cuando se accede a la red, tal como se puede ver en la imagen adjunta:

Google +

Google +

Y … ¿qué se ha dicho de Google+?

Algunas opiniones son:

“La primera impresión sobre google plus es buena, el diseño es simple pero amigable, tal como nos suele tener acostumbrado google” según indica el sitio Web La Nueva Economía (1) en su edición de principios de julio. Y continúa “Para empezar a hacer uso de google+ es necesario tener contactos, los cuales pueden ser añadidos en forma de círculos de afinidad o de relaciones, los cuales por defecto son: amigos, familia, conocidos y otros, los cuales los puedes encontrar en la columna izquierda.

Añadir un contacto es sumamente sencillo, basta con escoger un círculo existente o crear un nuevo círculo en la barra superior, en el botón de “Círculos”, hacer click en “añadir a una persona” y buscarla por nombre o por email. Realmente fácil, rápido e intuitivo”.

Por su parte el sitio Web alt1040 opina en su edición del 28 de junio que “Aunque es correcto hablar en términos de ‘red social’, lo cierto y verdad es que no es una red propiamente dicha, se trata más bien de una ‘capa social’ de Google que se va a integrar en todos sus servicios.

Y para qué vamos a engañarnos, la verdad es que tiene una pinta estupenda, no hay más que echarle un vistazo a las capturas de pantalla para ver que la compañía ha puesto muchísimo esfuerzo en este nuevo proyecto. Además del esfuerzo, me da la sensación que después de las catástrofes de Google Buzz y Google Wave por fin han sabido hacer las cosas como debían” (2). Además concluye que “Google+ tiene un aspecto muy prometedor, una nueva capa social añadida al buscador y a todos los servicios que rodean al mismo, la sensación que tengo con muchos aspectos, como en el videochat o la interpretación de los contactos es que es una pequeña reinvención del concepto de red social, pequeña pero necesaria, más estática, menos dinámica y más versátil, me parece que ha acertado en lo más importante, organizar tus contactos y compartir tus intereses con ellos de la manera más sencilla posible”.

Por último unos días atrás el sitio Web “Ciencia y Tecnología” de RPP Noticias opinaba que “Como se recuerda, Google+ contó con un furor inicial que luego fue decayendo a medida que los meses fueron pasando, no obstante este lanzamiento permitirá que todos puedan acceder sin complicaciones.

A este sitio del gigante informático se le ha agregado un servicio de búsquedas, una herramienta que permitirá encontrar entradas de usuarios destacados así como contenido resaltante, un algoritmo que se complementará con la información sobre los gustos y preferencias de cada usuario” (3).

¿Y qué opino yo? Bueno la verdad es que con Facebook ya tengo suficiente en cuanto a relaciones personales y con Linkedin para profesionales, sin embargo quise probar este Google+. En primer lugar invita a ingresar el nombre, los apellidos y el sexo (o género como se dice en Chile). Luego permite subir una fotografía. Lamentablemente esta opción se demoró mucho en cargar y la ventana del browser quedó “pegada”. Por esa razón opté por cancelar esa opción quedando como un anónimo más.

Cabe destacar que en la primera ventana de creación se indica la política de privacidad de Google+ (que aparece en un correcto castellano) la que se puede resumir en “se recopilará información sobre usted en función de facilitarle el acceso y contactos con otros sitios, debe tener un perfil público visible para todo el mundo para usar esta red social y si lo usa desde un dispositivo móvil estará aceptando que le den información según donde se encuentre”. Sospecho que si las personas leyeran esta información pensarían dos veces antes de entregar sus datos a este tipo de redes.

Luego pide una cuenta de e-mail la que puede o no ser Gmail, de hecho yo usé una Yahoo. El problema surgió cuando se me solicitó un número telefónico para confirmar la cuenta. Primero ingresé mi número de celular pero salió rechazado. Al consultar por qué a una persona que entiende el tema me informó que debía activar el roaming lo que tiene costo. Ese fue el final de mi aventura con Google+ ya que no estoy dispuesto a gastar dinero para estar en esta red social.

La pregunta final obvia: ¿Destronará a Facebook? Solo el tiempo lo dirá.

(1)  Sitio La Nueva Economía: artículo Google+ consultado en septiembre 2011: http://lanuevaeconomia.com/google-plus.html

(2)  Sitio alt1040.com: artículo Google+, la red social de Google consultado en septiembre 2011: http://alt1040.com/2011/06/google-la-red-social-de-google.

(3)  Sitio Ciencia y Tecnología: artículo “Red social Google+ ya está disponible para todos” publicado el martes 20 de septiembre de 2011: http://www.rpp.com.pe/2011-09-20-red-social-google+-ya-esta-disponible-para-todos-noticia_405517.html

 

-*———————*————–*————*—————*—————*———-*————-*

Respecto al diálogo… ¿puede la Informática aportar algo?

Por Gerardo Cerda Neumann

Director Escuela Ingeniería Informática Multimedia de Universidad Uniacc

Gerardo Cerda Neumann. Director Escuela Ingeniería Informática Multimedia de Universidad Uniacc

En las últimas semanas, a raíz del conflicto de la educación se ha hablado mucho respecto a las llamadas al diálogo. Por casualidad me tocó revisar una memoria de Ingeniería Civil Informática que lleva por título “Herramienta de asistencia a una técnica de diálogo distribuido” (1) y me pareció interesante analizar ese tema desde el punto de vista informático.

En primer lugar cabe destacar que el concepto de diálogo tiene relación con el objetivo de lograr un aprendizaje colectivo tal como lo propone Peter Senge (3). Es decir que lo que se plantea a nivel nacional no es realmente un llamado al diálogo sino al debate, o sea a plantear posiciones distintas respecto a un tema y llegar a ciertos acuerdos (o desacuerdos). Dicho esto es interesante analizar los enfoques modernos que existen respecto al diálogo. A este respecto se puede mencionar lo que plantean Leiva-Lobos, Antillanca y Ponce (2) cuando dicen que es “un proceso guiado por reglas que produce, examina y hace circular significados y cuyo resultado es el dominio lingüístico que posibilita dicha dinámica”. Ellos mencionan que existen reglas a las que se debiera someter el diálogo, así como diferentes movidas. Por último definen también a un participante particular existente en el diálogo: El facilitador.

Las reglas, tomadas de Bohm y citadas por Senge (3) son las siguientes:

  1. Todos los participantes deben “suspender” sus supuestos (también llamados juicios).
  2. Todos los participantes deben tener la visión de los demás como colegas (es decir que se debe respetar al otro y a sus opiniones).
  3. Debe existir un “árbitro” que mantenga el contexto del diálogo.

Respecto a la suspensión de los supuestos, Senge lo plantea como un medio para el aprendizaje en equipo. Mediante esta regla los participantes pueden ingresar en un pensamiento conjunto, de modo que todos los elementos que definen la estructura del mismo queden expuestos. Esto permite que los pensamientos puedan ser examinados en forma personal y colectiva (1).

El árbitro corresponde al rol del facilitador que ya se mencionó.

Respecto a las movidas cabe destacar que estas son 4, según lo plantea Kantor, autor que es citado en la memoria ya mencionada (1): mover, oponer, observar y seguir. Gráficamente se pueden ver de la siguiente manera:

De esta figura se desprende que en el diálogo cada participante busca darse a entender (mediante el mover y el oponer) y entender (mediante el observar y el seguir). Si estas movidas son hechas en el ambiente de respeto que se ha descrito y el facilitador logra mantener las opiniones dentro de la línea del tema el aprendizaje es casi inevitable.

Pero … y ¿qué aporta la tecnología informática a todo esto?

La respuesta es que en los últimos años se ha desarrollado un área de investigación llamada CMC (Computer Mediated Communication) que busca apoyar la comunicación humana. En la memoria comentada (1) se define a CMC como “el proceso con el cual la gente crea, intercambia y percibe de la información utilizando sistemas de comunicación en red, de modo de facilitar la codificación, transmisión y decodificación de mensajes, abarcando tanto los mecanismos de entrega de éstos, como las formas de interacción entre las personas, incluyendo los procesos de mediación”.

Como se ve existe toda una línea de desarrollo asociada al diálogo que se nutre de las tecnología de información para su desarrollo.

Por último ¿serviría usar CMC para que los estudiantes y el gobierno pudieran dialogar? Cada uno puede sacar sus propias conclusiones.

(1)  Juan Pablo González Tognarelli, “Herramienta de asistencia a una técnica de diálogo distribuido”, proyecto para optar al título de Ingeniero Civil Informático, Departamento de Informática, Facultad de Ingeniería, Usach.

(2)  Leiva-Lobos, E., Antillanca, H., y Ponce (2008): “Un marco sistémico para orientar el diseño de artefactos del diálogo”, en revista Convergencia (nro. 47), 2008, pp. 11-37.

(3)  Peter Senge, “La quinta disciplina”, editorial Gránica.

****************************————********************——

Inteligencia Artificial al 2011.

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

Por José Miguel Santibáñez publicado en: www.abe.cl

¿Pasó realmente?. La pregunta surgió al instante de leer la noticia: “Cleverbot” (celeverbot.com) un sistema computarizado de conversación, fue considerado “humano” por casi el 60% del público que conversó con él, por lo que se anunciaba que había pasado “el test de Turing“.

Ya antes he comentado mi interés profesional y académico por la Inteligencia Artificial, y que esta noticia salga justo en el momento en que por una parte estoy dictando un curso de introducción a la Inteligencia Artificial, por otro lado he decidido inscribirme en el curso on-line que será dictado por Peter Norvig (probablemente el autor más leído en esta área) y Sebastian Thrun en conjunto con la Universidad de Stanford, despertó completamente mi atención.

Pero vamos por partes, lo primero es destacar que Cleverbot, es uno de los mejores desarrollos de sistemas capaces de conversar en línea. Probablemente diseñado para interactuar en redes sociales (donde los “bots” son ampliamente utilizados por empresas de gestión de imagen corporativa, para detectar cuando alguien habla de una “marca” y producir algún tipo de respuesta) fue puesto a prueba en una feria tecnológica en India, permitiendo que personas del público conversaran durante 4 minutos con un humano o con Cleverbot (sin saber realmente con quien conversaban)  para luego consultarles si creían que habían conversado con una máquina o un humano. Casi el 60% de quienes conversaron con Cleverbot creyeron haber conversado con un humano. Y de los que conversaron con los humanos, más del 35% creyeron haber conversado con un robot. Hasta ahí los hechos. ¿Significa que se superó el test de Turing?

Lo segundo es recordar que en los años 50, el británico Alan Turing, propuso un test simple y sencillo para determinar el momento en que se iba a considerar que una inteligencia artificial (programada en un computador) podía ser denominada como tal. Y para ello, hizo una declaración simple y sencilla: Tendremos una inteligencia artificial, el día que no sea posible distinguir si las respuestas son dadas por un humano o una máquina. De esa manera, daba un rodeo a la pregunta fundamental que nos ha tenido en jaque durante muchos años: ¿Qué es la inteligencia?

Hoy, cuando en la sección de autoayuda de las librerías, se puede encontrar toda clase de títulos: “la inteligencia emocional”, “la inteligencia social”, “la inteligencia cultural”, “las inteligencias múltiples” y es posible ver como autores con razonable éxito de ventas sostienen que la inteligencia no es meramente intelectual, quienes miramos el tema desde la perspectiva de la artificialidad de la inteligencia, nos volvemos a sacar el sombrero frente a Turing. Su propuesta, lejos de quedar obsoleta con el paso de los años, se renueva “automágicamente”.

Pero claro, antes de darle el premio a Cleverbot o su desarrollador, habría que mirar si realmente se considera superada la prueba de Turing. La idea que estableció Turing, es que sea un juez humano, el que haga preguntas a una máquina y simultáneamente a otro humano. Las preguntas no son únicamente orales, pueden -y deben- considerar elementos físicos (manipulables), visuales, e incluso emocionales (siguiendo esa premisa, en la película de 1985 DARYL, una inteligencia artificial consideraba necesario fallar ciertas pruebas, para poder mantener sus relaciones con otros humanos). No es precisamente lo que se ha señalado con Cleverbot, ya que sólo sostendría una parte de la prueba: la de conversar razonablemente bien… por cuatro minutos…

Como casualidad extra, justo antes de que apareciera la información de Cleverbot vi un capítulo de la serie “Numbers” donde supuestamente había una supercomputadora que superaba el test de Turing. Lo más interesante, es que esa computadora -en realidad- hacía exactamente lo mismo que Cleverbot: revisar redes sociales detectando las respuestas que los seres humanos se dan entre sí, y seleccionando la mejor respuesta posible (quizá la más repetida). Sólo eso. Por supuesto, no cualquiera puede hacerlo, pero a la vez queda incompleta su actuación, al ser incapaz de mantener un recuerdo lógico de la conversación que sostiene (al menos es lo que pude apreciar en una conversación en el sitio)… Suponer que es una inteligencia humana con “síndrome de déficit atencional” me parece excesivo… Por otra parte, eso de “buscar respuestas correctas”, es un tópico común en los personajes de las comedias de televisión norteamericanas (desde “Los Simpson”, hasta “Modern Family”)

Supongo que el tema será tratado en el curso de Norvig y Thrun, sin embargo, con más de 100.000 alumnos “world-wide”, me parece evidente que necesitarán sus propios “bots” para responder a los interesados. No será mi primera experiencia como alumno “on-line”, pero va a ser interesante y claramente la más masiva a la que me he integrado. Si usted quiere inscribirse, entiendo que aún hay “cupos virtuales”, al menos en la modalidad “básica” (donde se recibe material, pero no se interactúa). La otra modalidad, “avanzada” requiere aproximadamente de 10 horas de dedicación a la semana, aparte de algún conocimiento básico de estadísticas. El curso está en: www.ai-class.com/

Una última reflexión, que surge de la nota sobre Cleverbot: más del 35% de los humanos que hablaron realmente con otros humanos, creyeron interactuar con una máquina… Y lo destaco, pues cuando Turing propone su test, hay una crítica de la que no se hace cargo: ¿qué pasa si el humano que también debe responder, no está dispuesto a diferenciarse de la máquina? ¿Qué pasa si al final, ni siquiera estamos dispuestos a defender nuestra humanidad? En “El hombre del bicentenario”, Asimov proponía que la pregunta final al test de Turing (eso sí, sin mencionarlo) sólo podía ser una: la valoración y aceptación de la muerte como la prueba suprema de la vida. Pero eso ya es filosofía (y no de piedradas, claro).

Artículo Original : http://www.abe.cl/index.php?archivo=tecno-IA2011.html

 

-*************—————————-******************************————–

Open Data: La llave para la Web Semántica

Rodrigo Jaque Escobar

Rodrigo Jaque Escobar, Coordinador Escuela Ingeniería Informática Multimedia, Uniacc.

Por Rodrigo Jaque Escobar.

Este jueves 1 de septiembre tuve el agrado de participar en una conferencia preparada por la escuela de Periodismo de la Universidad UNIACC para sus ex alumnos. El tema principal eran las redes sociales y su impacto en el periodismo tradicional.

En mi presentación, se me pidió realizar un aporte para dar a conocer las nuevas tendencias en herramientas de investigación en la Web. En este caso el tema escogido fue el Open Data.

El Open data es una filosofía relativamente nueva, instaurada por Tim Berners-Lee, creador del protocolo http con el cual navegamos por las páginas Web. Él dice, “bueno yo inventé las páginas Web en 1989 y ustedes abrazaron esta idea y miren lo que tenemos hoy, una tremenda herramienta que ha ayudado a muchas personas. Pues bien tenemos que seguir avanzando y debemos permitir que las personas accedan a más información”, pero para eso necesitamos que los organismos  que poseen los datos, los entreguen en formatos abiertos, sin restricciones ni técnicas ni de derechos de autor.

 

Seminario Periodismo UNIACC

En esa teoría se basa el Open Data, en que cualquier dato que no sea privado, sea de acceso público,

para permitir que las personas puedan hacer sus propios estudios con información no tabulada y de primera fuente. Esto permite tener mayores posibilidades de análisis y cruce con otros datos que pueden dar otros resultados que no imaginamos. Los datos son relaciones, y las relaciones producen información y la información es poder, pues bien pidámosles a los organismos públicos que nos den los datos y nosotros ayudaremos a crear una Web semántica más poderosa. Que permita hacer preguntas más inteligentes a los científicos, los analistas, los sociólogos en fin un sin número de posibilidades.

La presentación de Open data la pueden ver en línea en la siguiente URL: http://prezi.com/mwxwabz2iiqp/open-data/

Además también hizo su presentación Pedro Daire, Jefe de Informática de la ONG www.CiudadanoInteligente.org la cual es una institución sin fines de lucro que busca entregar el poder de información a los ciudadanos. Desde ya los invito a visitar su sitio Web ya que ellos trabajan muy bien el OpenData.

-********************************——————————–

Comentarios recientes