Archivo de la categoría ‘Redes sociales’

Controlando la velocidad

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

En el último tiempo aparecen varias voces invocando más y nuevos controles para reducir la velocidad con que los conductores llevan a sus vehículos. Desde zonas “peatón-friendly” que lo limitan a 30 Km/Hrs., pasando por multitud de “lomos de toro” y eso, sin olvidar a los que añoran los fotorradares y que están en abierta campaña. El tema no es menor, la muerte por accidentes de tránsito se mantiene muy elevada, y la evidencia apunta a que bajar la velocidad incide directamente en la sobrevivencia de los peatones que son atropellados.

Lo primero que llama la atención, es que se asume que en la mayor parte de los accidentes de tránsito la causa (quienes deben hacer algo para evitar el accidente) radica en los conductores, y no en conductas de riesgo excesiva de algunos peatones.

Sin embargo, de todas las soluciones que se plantean, falta una, que es lógica, necesaria y altamente efectiva.

Quienes usamos el GPS social, el denominado Waze, hemos descubierto que una diferencia de velocidad de 20 KM/hora no es significativa en nuestros tiempos de viaje. Waze hace una interesante predicción de los tiempos de llegada basado en la información real de la velocidad a la que se mueven los vehículos (otros usuarios de Waze). Y su tasa de acierto es increíble.

El problema del tiempo de llegada, después de mucho tiempo de usar Waze, no está tan asociado a la velocidad (menos a la máxima) sino a los tiempos de espera. La aparición de semáforos, es mucho más significativa que la velocidad máxima. Usar una carretera urbana, no es más rápida por la velocidad máxima de desplazamiento, sino por la ausencia de semáforos.

La pregunta entonces, es por qué no sincronizar mejor los semáforos. Si la velocidad de desplazamiento en ciudad, fuera –en promedio- más alta sólo por no tener que esperar los semáforos, entonces los propios conductores regularían sus velocidades y se desplazarían sin tantas aceleraciones y frenados. Sería una vía más segura para todos.

Aumenta tus ventas evitando los carros de compras abandonados

Rodrigo Jaque Escobar

Rodrigo Jaque Escobar, Docente Ingeniería Informática Multimedia, Uniacc

Cuantas veces hemos realizado una compra virtual y luego la dejamos abandonada ya sea porque o es muy caro el total o el formulario de registro es eterno y con validaciones adicionales al correo que nunca llegan….

Pues un 36% en las conversiones de carro de compras llenos a vendidos es lo que promete el CMS Prestashop con su plugins de conexión con redes sociales.

Según el sitio Web Prestashop.com , la empresa Ticketprinting.com, una tienda dedicada a la venta de entradas, descubrió que el procedimiento para rellenar su formulario de inscripción generaba un gran número de abandonos.

  • El 40% de los internautas prefiere crear su cuenta a través de una red social para no tener que hacerse una nueva. Por eso Ticketprinting permite ahora inscribirse mediante Facebook, Google + y Yahoo.
  • Resultados: Menos abandonos de pedidos, un aumento del 36% en las conversiones de los usuarios conectados mediante las redes y clientes más fieles.

Pues la idea de facilitar a tus clientes la tarea de inscribirse a tu tienda no parece descabellada. Es lo mismo que nos propone  la aplicación CMS Prestashop al permitir integrar a sus carros de compras el registros de nuevos y viejos usuarios solo usando la clave de su red social favorita.

Existe un listado muy completo de complementos para Prestashop que permiten hacer lo mencionado en el parrafo anterior,  la que puedes encontrar en el siguiente link http://goo.gl/RRdR8. Ahora solo queda bajar el complemento y probarlo en tu tienda en línea. ¿no lo creen así?

 

¿Quiere aumentar sus ventas en E-Business? aquí algunas sugerencias.

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Recibí este 15 de enero un interesante e-mail desde el Blog de Cristiam Alvarado (http://www.christiamalvarado.com/). En él se mencionan 7 razones que pueden explicar por qué un Sitio Web no vende.

Antes de comentarlas quisiera destacar el Sitio que nos presenta Cristiam. En mi opinión cumple con las características que debe cumplir un sitio de E-Business:

1. Simple y directo.

2. Una imagen gráfica clara y simple.

3. Un link llamativo que invita a seleccionarlo: “Aprende a emprender tu propio negocio” arriba al lado derecho. Este link lleva a registrarse y posteriormente es redireccionado a una página donde el mismo Cristian invita a hacerse “Socio VIP” de Aprende a Emprender.

4. Una barra de opciones donde cabe destacar: los eBooks ya que cada uno de ellos lleva a una página donde mediante un vídeo se explica de que trata y se incentiva su compra.

Ahora bien dentro de las posibles explicaciones que se plantean para explicar por qué un Sitio Web no vende se pueden mencionar:

 

Razón 1: Nicho de Mercado muy competitivo. En este caso una de las opciones es diferenciarse de la competencia analizando lo que ofrecen y buscando un elemento que nos permita destacarnos. Yo agregaría la posibilidad de abandonar un parte de los productos/servicios ofrecidos negociando su venta justamente a la competencia más directa. Si lo que ofrecemos es de buena calidad es muy probable que haya gente interesada en comprarlo y luego venderlo por su cuenta. Incluso se podría negociar un % de cada venta.

Razón 2: Mala Reputación. En este caso hay que hacer una autocrítica reconociendo aquellos aspectos que no hacemos bien y que tenemos que mejorar. Asociado a esto está la opción de crear, una vez reconocidas nuestras falencias, un nuevo Sitio Web para ofrecer nuestro producto/servicio.

Razón 5: No llegan clientes. En este caso es posible buscar mediante diferentes herramientas nuevos prospectos. A las técnicas más consolidadas (e-mail marketing, participar en foros, hacer alianzas, etc.) se agregan nuevas fuentes, tal como las que se muestran en la figura:

Cada una de estas fuentes da para una serie de comentarios.

Razón 7: Los clientes compran una sola vez. En este caso es interesante buscar productos/servicios complementarios a los ya vendidos. Cabe señalar que ya conocemos a los clientes y al menos por una vez logramos su confianza ya que nos han comprado. Si preparamos una campaña dirigida de manera específica a estos clientes tenemos una alta probabilidad de éxito.

Dicho esto cabe destacar lo poco que se preocupan las grandes tiendas por sus clientes. Pese a que desde una tarjeta se pueden comprar, por ejemplo, tres bicicletas “mountain bike” no se les ocurre ofrecer cascos, guantes o ropa deportiva. Se limitan simplemente a enviar mes tras mes la cobranza incluyendo, como gran cosa, un folleto genérico donde les ofrecen lo mismo a todos los clientes. Bueno este tema merece otro comentario más adelante.

Genio de los anuncios de Facebook

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

En agosto del año 2012 publicamos un comentario que planteaba que Facebook no funcionaba como modelo de negocios (http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=875). No es mi intención ir en contra de lo que planteaba el Señor Macías en esa ocasión (les dejo a ustedes el divertimento de revisar si los planteamientos de hace 2 años y medio son válidos todavía) sino que quiero compartir un interesante eBook que me llegó de regalo por estar suscrito en un grupo de Negocios E-Business.

Como ya habrán deducido por el nombre de este comentario me refiero al documento “Genio de los anuncios de Facebook” de 24 páginas.

El documento comienza mencionando que la mayoría de las personas pierden dinero con sus anuncios en Facebook. Esto lo explica diciendo que las personas no saben usar correctamente los anuncios debido a que la explicación de cómo hacerlo es “larga, complicada y compleja”.

Agrega que “De hecho, hay un montón de opciones diferentes, así que puede ser difícil saber qué tipo de anuncio podría funcionar mejor para ti. Si eliges el tipo incorrecto, podría significar una pérdida de dinero significativa”.

Para ayudar a los interesados en usar la publicidad de Facebook se desarrollan los siguientes temas:

1. Entendiendo los anuncios de Facebook.

Al respecto se comenta que existen diferentes tipos de avisos publicitarios y que es necesario ensayar con varios de ellos para encontrar el que mejor sirva.

Se incluye una tabla con un resumen de los mismos:

 

2. Los primeros pasos para usar dichos anuncios.

En primer lugar hay que entender qué son los anuncios en Facebook. La información oficial dice que:

- Los anuncios aparecen en el margen derecho de las páginas Facebook.

- A veces el contenido se asocia a noticias.

- Es posible que los amigos vean en su sección de noticias sobre las acciones sociales que se han realizado en un anuncio.

- Ellos no venden la información de ningún usuario a los anunciantes.

- Obligan a cumplir políticas que protegen la experiencia de los usuarios.

3. Cómo manejar las campañas.

A este respecto se presentan dos grandes temas: los primeros pasos para crearlas y los tipos de campañas que existen.

3.1. Primeros pasos.

Paso 1: crear un anuncio al lado izquierdo de Facebook, tal como se ve en la imagen:

Paso 2: indicar el tipo de resultado esperado, tal como se muestra en la siguiente figura

Al pasar el mouse sobre cada opción se explica de qué se trata para poder escoger la mejor de ellas.

Paso 3: Seleccionar el objetivo publicitario. Para esto se proporciona un link que orienta al respecto: https://www.facebook.com/ads/create Si bien la ayuda es escueta orienta razonablemente bien.

El documento orienta respecto a lo que es un objetivo publicitario y entre cuáles escoger. La lista de estos últimos es:

Paso 4: Crear el anuncio. Para esto es necesario seleccionar la imagen (pueden ser hasta seis) y escribir el texto. Se recomienda un tamaño de imagen de 600 x 225 píxeles.

Paso 5: Elegir la audiencia del anuncio, seleccionar la campaña, el presupuesto y el calendario de la misma.

Se destaca que se paga por el número de impresiones (CPM) es decir que a diferencia de la publicidad tradicional en revistas, tv, radio o carteles, acá solo descuenta un valor cada vez que se muestra el aviso. De hecho Facebook tiene la “inteligencia” de buscar a quienes con más probabilidad estarán interesados en lo que se ofrece. Incluso puede detectar, en el caso de que se ofrezca una aplicación a instalar, quienes con más frecuencia hacen este tipo de acciones. Estas son dos de las grandes ventajas que tienen estas campañas.

Para escoger la audiencia de una campaña existe una interfaz que permite definirla con mucha precisión. Esta es la tercera gran ventaja que proporciona Facebook y que lo hace muy atractivo. En la siguiente imagen se puede apreciar esto:

 

3.2. Tipos de anuncios y campañas.

En esta clasificación se puede encontrar:

- Historias patrocinadas: es donde se muestra los nombres de los amigos de tu objetivo junto con las fotografías de las personas que dieron “Me gusta” a una página en específico. Lo anterior aumenta la credibilidad ya que es una especie de “prueba social”.

- Anuncios Premiun: es cuando se paga un monto mayor para que aparezcan en tres ubicaciones especiales: Neews Feed de escritorio, Anuncios de columna derecha y Newsfeed de dispositivos móviles. Solo se recomienda usarlos cuando el producto o servicio sea de gran atractivo.

- Página de cierre de sesión: obviamente son los que aparecen cuando el usuario cierra su conexión a Facebook. Pueden ser un anuncio de vídeo o un enlace a otro sitio Web.

Para finalizar se destacan los siguientes tips:

 

 

A modo de conclusión:

Espero que estos comentarios hayan podido servirles como orientación si están interesados en usar Facebook para dar a conoce algún negocio o emprendimiento.

Lamentablemente no puedo compartir el documento con ustedes ya que tiene una cláusula que lo prohíbe. Sin embargo les dejo el link que auspicia dicha publicación para que consulten por apoyo en este tipo de actividades:

http://www.comogenerartraficoweb.com

¿Es usted quien dice que es?

José Miguel Santibañez

José Miguel Santibáñez Allendes, Editor de www.Abe.cl

Cada cierto tiempo, aparece esta pregunta… ¿quiénes somos? O mejor aún, ¿cómo podemos demostrar que somos quienes decimos ser? Sea al momento de hacer un trámite por internet (por ejemplo, alumnos de una carrera vía e-learning dando prueba o gente haciendo trámites ante Impuestos Internos).

Esta quincena, el debate del quienes somos, se centró en la Confederación de Padres y Apoderados de Colegios Particulares Subvencionados (Confepa)… ¿quiénes son? Según su página web, “somos papás y mamás que representamos el 54% de la matrícula”. Su sitio web original (http://www.confepa.cl) mostraba un listado de varios colegios que estarían apoyando la causa de esta confederación, pero en la emisión del programa “El Informante” de tvn, donde estaban invitadas Erika Muñoz, presidenta de la Confepa y como público Nashla Aburman, presidenta de la FEUC (Federación de Estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Chile) esta última consultó por qué aparecían colegios, a los que ella había llamado (aquél del que había egresado y otros de la región) y le dijeron que “nunca habían adherido al programa de la Confepa, que habían recibido alguna información, que se les ofreció hacerles llegar más, pero no pasó nada más”. (http://youtu.be/r_NF3_HO9SQ?t=32m19s) Lo que causó varias repercusiones, incluso un ataque al sitio web de Confepa. El punto se vio ampliado, porque poco antes, el diputado Gustavo Hasbún, había publicado una foto que a su juicio demostraba el éxito de la marcha de la Confepa https://twitter.com/senadornavarro/status/526790058473684992/photo/1. Claro que la foto no era de esa marcha, sino de una anterior, de los estudiantes pidiendo cambios al sistema educacional, antes de la elección (incluso se veía una pancarta a favor de la Asamblea Constituyente); el diputado reaccionó diciendo que en realidad el sólo habría reenviado una foto que le llegó, que era un error inocente.

La pregunta de fondo, más allá del matiz político, es ¿cómo se puede afirmar que los representantes representan a alguien? ¿Cómo una persona demuestra que es quien dice ser? En las preguntas de Nashla a Erika, menciona un caso extremo: un colegio de un único profesor, un único alumno y un único apoderado, donde ninguno de los tres se suma a la Confepa. Erika Muñoz responde que tenían un “formulario de inscripción” para padres y apoderados, y que si algún colegio no estaba de acuerdo, podían reclamar, en otras palabras, que esa era su mecanismo de validación (un instante antes, el conductor pregunta cuantos colegios representan y Erika responde que son más de 3200 colegios).

Hoy, en términos individuales, los sistemas han definido cuatro formas de identificar a una persona (y una quinta dudosa):

1.- Algo que se “es”. Es decir, aprovechar las técnicas de biometría (huellas dactilares, huellas del pie –en recién nacidos–, iris del ojo) que permiten hacer una identificación bastante segura. Es el mecanismo que se ha implementado para la venta online de bonos de atención de salud.

2.- Algo que se “sabe”. El sistema más tradicional. Todos los sistemas informáticos incluyen contraseñas “secretas”, que es algo que –supuestamente- sólo el usuario sabe. Por supuesto, es una necesidad cambiarla cada cierto tiempo (sobre todo, las claves de tarjetas bancarias), pero en la práctica poca gente lo hace, ya que aprender nuevas claves, es difícil. Una forma alternativa, es el registro de múltiples preguntas (nombre de mascota, ciudad favorita, grupo musical favorito, etc.) que permiten confirmar la identidad, en función de múltiples conocimientos.

3.- Algo que se “tiene”. Es la base de la cédula de identidad (algo que todos debemos tener), y en USA durante mucho tiempo ha sido la tarjeta de crédito. Para confirmar las transacciones, los bancos implementaron sistemas en forma de tarjetas de coordenadas o generadores de números (pinpad). También pueden ser mensajes a celulares. Si lo tiene, y lo cuida, es porque es la persona que dice ser. Una versión digital de la cédula de identidad, son los certificados digitales que se pueden adquirir on-line (sólo teniendo la cédula física y una tarjeta de crédito).

4.- Alguien que “me conoce y conocemos”. En realidad es el más vieja de las formas de identificar a alguien: me lo presentó un amigo… Sin embargo, su versión digital sólo aparece posteriormente (Facebook). Si me conocen y los conozco, entonces debo ser quien digo ser… Pero como bien se sabe, es una de las maneras de engañar más comunes “Hola, soy amigo de tu amigo…”. Por otra parte, y como descubrió un conocido que perdió su contraseña de Facebook, uno no siempre conoce a los que lo conocen, a mi conocido le pidieron que identificara a algunas personas para recuperar su clave, y simplemente NO sabe quiénes son.

5.- (y dudosa) “Alguien que paga”. La base es simple, si alguien paga por decir que es quien dice ser, entonces probablemente lo sea (nadie paga por hacerse pasar por otro… ¿o sí?) Durante años, fue una de las mejores formas de identificación en Internet, integrada con otras (asociadas a los medios de pago) ha sido la forma de membrecía de muchos sitios que “confirman” la identidad. Parecido fue el modelo implementado en NIC chile (si alguien paga por un dominio, debe tener derecho a él). Aunque NIC dispone de diversos mecanismos para denunciar a quienes se aprovechen

El problema, claro, es que pasa cuando hablamos de organizaciones. Para el Servicio de Impuestos Internos, cualquier socio habilitado, puede actuar en nombre de su organización, eso sí, pide que el socio se identifique con un certificado digital. Pero ¿qué pasa con otros sistemas? ¿Cómo se confirma que una persona representa al centro de padres de un liceo? El sistema implementado por la Confepa (se registran y si no son, que reclamen) es –cuando menos- un sistema dudoso. ¿Cómo sabe uno, en que sitio lo están mencionando como integrante? ¿Por qué debe publicar uno, un aviso indicando que el aviso publicado la semana anterior –y de cuerpo completo- donde lo incluyen, no es correcto?

Durante mucho tiempo, Internet funcionó con criterios muy simplones. Mucha confianza en que la gente “hace las cosas de buena fe”. Y nos engañaron muchas veces. Ahora habrá que aprender a “abrir los ojos virtuales” al menos, gracias a Google y otros buscadores, es más fácil saber dónde lo nombran a uno… aunque no es cien por ciento certero.

 

José Miguel Santibañez Editor de Abe.cl

Título Original: ¿Quiénes somos?

https://www.youtube.com/watch?v=BijKFZVHV5I

 

¿Puede Google predecir el mercado de valores?

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Todos hemos visto en las películas cómo los encargados de realizar las inversiones en las diferentes Bolsas de Comercio tratan de apostar a la compra de inversiones baratas para luego venderlas al subir de precio. Esta actividad, realizada generalmente por empresas de Corredores de Bolsa, trata de predecir el alza y baja de los diferentes instrumentos que se transan en el mercado.

Entonces… si se pudiese reunir TODA la información que describa aquellas situaciones que influyen en los precios de los instrumentos de inversión, ¿se podría predecir el mercado de valores?

En un comentario que me llegó de parte del Blog de Power Data (http://goo.gl/OpkmcQ): se analiza el tema.

Ahí se comenta que “En concreto, el poder sinérgico de Wikipedia y Google, dos gigantes de la web, podría tener un gran potencial para hacer revolucionarias predicciones económicas en este sentido. Así lo afirma, al menos, la todavía incipiente ciencia de los conjuntos masivos de datos, que en su corta vida ya ha cosechado enormes aciertos, pero también ha traído estrepitosos fracasos, como acaba de ocurrir con los errados informes de Google Flu Trends sobre las tendencias de influenza y enfermedades similares”.

El comentario se refiere al sitio Web de Google que provee una estimación de la ocurrencia de la Influenza (gripe) en 25 países (http://en.wikipedia.org/wiki/Google_Flu_Trends). Uno de esos países es Chile por lo que consulté el sitio encontrando la siguiente explicación:

La lógica detrás de esto es simplemente que si hay contagios de gripe las personas van a “Googlear” buscando información y tratamiento.

Y … ¿qué pasa con las inversiones en el Mercado de Valores?

El comentario menciona que “La investigación reveló que existe una correlación entre las cosas que las personas buscan en Google antes de tomar una decisión de compra-venta. Ello significa que este tipo de comportamiento podría encontrarse también en otro tipo de escenarios.

Es decir, la investigación sugiere que “las extensiones de estos análisis podrían ofrecer información sobre el flujo de información a gran escala antes de una serie de acontecimientos del mundo real”.

 

En los eventos complejos, tales como los movimientos de los mercados financieros, la información valiosa puede estar contenida en los datos del motor de búsqueda mediante palabras clave, pero con conexiones semánticas menos obvias“, concluye el estudio.

En otras palabras, todavía es una utopía que los inversores empiecen a usar Google para dar forma a sus estrategias de mercado de valores. Mientras Big Data no demuestre lo contrario de un modo fehaciente, habrá que seguir dándole la razón al señor Warren”.

Por lo tanto todavía deberemos esperar a que esta aplicación de Big Data (http://goo.gl/3WRvzE) pueda predecir la evolución de las inversiones.

Claro que un cínico podría decir que nunca lo vamos a saber ya que si alguien lo logra no se lo va a contar a nadie y lo usará para enriquecerse.

Una campaña inquietante

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

Cuando escuché hablar por primera vez de la gente que se estaba lanzando “baldes de agua helada” sobre la cabeza, me pareció ridículo. Los videos se venían viralizando hace un par de semanas, salían imágenes en Twitter, incluso chascarros (algunos más o menos dolorosos), en imágenes que sólo aportaban lo mínimo: gente haciendo –al parecer- una verdadera tontera.

A casi un mes del inicio de la campaña del #IceBucketChallenge hay que reconocerle sus méritos. Lo primero tiene relación con lograr que se conozca una enfermedad: la Esclerosis Lateral Amiotrófica. En USA es más conocida como la enfermedad de Lou Gehrig (por un ex jugador de beisbol del equipo

de Los Yankees, quien fue uno de los primeros famosos en padecerla) y en Francia se la conoce como Enfermedad de Charcot (por el médico que la describió por primera vez en 1869). Una enfermedad neuromuscular degenerativa para la cual no hay remedio conocido, y que es la misma que padece Stephen Hawkings.

Pero con todos los “casos famosos”, lo cierto es que la gran mayoría de la gente, sabíamos poco de la enfermedad. Al menos ahora tenemos un dato cierto: los enfermos, al perder el control de los movimientos voluntarios, junto a la pérdida de fibras nerviosas, sienten constantemente, lo mismo
que podríamos sentir nosotros al recibir “un balde de agua helada”. Punto por darnos una lección rápida de lo que se siente (aunque no nos ayude a prevenirla, pues entiendo que no se sabe cómo).
La campaña proponía un proceso simple: fílmese lanzándose un balde de agua helada, y desafiando a otros (3 personas) a hacer lo mismo (y súbalo a las

redes sociales, partiendo por YouTube), o hacer una donación a la asociación sin fines de lucro que ayuda a las personas que padecen esta enfermedad (ALSA.org). Muchos hicieron ambas cosas: se lanzaron el balde, desafiando a otros e hicieron donaciones. Algunos lo hicieron de manera notable: el actor Charlie Sheen se lanzó un balde, del que cayeron 10.000 dólares que donó a la asociación, mientras decía: “el agua se perdería, pero el dinero si va a ayudar”.

Punto por la viralización de la campaña. Otro caso notorio, es el de Bill Gates, que no sólo dona y se lanza el balde de agua, sino que además inventa un “dispositivo” para dejarse caer un balde de agua helada.

La asociación está feliz, el año anterior, usando campañas “tradicionales”, juntaron casi dos millones y medio de dólares. Este año llevan (al día de hoy, 24 de agosto) más de 70 millones! Un verdadero éxito que además ha significado la aparición de casi un millón de nuevos donantes inscritos y comprometidos. Otro punto para la campaña.

La campaña se está realizando en medio de un verano (hemisferio norte) bastante caluroso, aceptar el desafío es “agradable” para la mayoría. Punto para la campaña.

Pero junto con viralizarse, han aparecido los infaltables trolles. Aquellos que “lo hacen divertido” para que sus videos se “difundan más”, se graban cometiendo torpes errores (como el que deja caer un pequeño estanque de agua helada sobre su familia, incluyendo el mismo pequeño estanque azul); o la chica que se va a lanzar un balde y le lanzan una heladera (que aparentemente la golpea). Punto en contra para la campaña.

Y claro, no faltan los que de manera muy molesta, ven un desperdicio de agua. Una de las imágenes que circula por la red muestra a una africana con un balde de agua sobre su cabeza que dice: “te desafío a llevar un balde de agua desde el pozo a mi aldea, sin desperdiciar ni una gota”. Es claro que mucha gente siente que es violento que se pierda tanta agua… aunque es el hemisferio norte, en USA, donde aún no parecen aprender nada sobre cuidar el agua y normalmente lavan autos permitiendo que el agua corra por horas… Mi sensación es similar a la que tenía con las primeras teletones (ver http://www.teleton.cl/fundacion/), creo que era una campaña necesaria, que se logra perfectamente su objetivo, pero que es una campaña que puede generar muchos anticuerpos si se llega a repetir año a año.

Ojalá que alguien se sienta inspirado a encontrar una cura para la enfermedad, ojalá que la gente no olvide lo terrible que estas enfermedades pueden ser, siempre se podrán lanzar un balde de agua helada para recordarlo, pero por favor, no sigan subiendo videos… sólo donen el necesario dinero.

¿Marketing con WhatsApp? Algunas propuestas de Lasse

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

En comentarios previos les he hablado de Lasse Rouhiainen (http://escuelainformatica.uniacc.cl/wordpress/?p=1509) este conocido autor de temas de marketing con vídeos, específicamente en YouTube. En esta ocasión quisiera compartir con ustedes las propuestas de uso de WhatsApp como herramienta de marketing que él hace.

En primer lugar acuña el término “WhatsApp Marketing” para referirse a este tema.

Obviamente reúne los dos conceptos en uno solo. Por un lado está la aplicación WhatsApp (definida como “una aplicación de mensajería de pago para enviar y recibir mensajes mediante Internet de manera económica, complementando servicios tradicionales de mensajes cortos o sistema de mensajería multimedia” en: http://es.wikipedia.org/wiki/WhatsApp) y por otro está el concepto de Marketing (definido como “el proceso social y administrativo por el que los grupos e individuos satisfacen sus necesidades al crear e intercambiar bienes y servicios” por Phipil Kotler en: http://es.wikipedia.org/wiki/Marketing).

La combinación de ambos elementos debería generar una manera de dar a conocer bienes y servicios a quienes los necesitan mediante un sistema de mensajería vía Internet.

En este sentido Lasse lo justifica mencionando el siguiente titular: “Mucha gente ya no se comunica vía Facebook, sino por WhatsApp”. Esta afirmación, hecha por Mary Meeker analista de tendencias de Internet, asegura que “en el futuro la gente preferirá comunicarse con grupos pequeños utilizando Whatsapp o aplicaciones similares, en lugar de mandar mensajes a sus amigos por Facebook y Twitter”.

Lasse le da la razón y asegura que “muchos de nosotros nos comunicamos con nuestra familia y amigos vía WhatsApp ya que es la manera más rápida y eficaz de compartir información”.

De hecho menciona que “personalmente llevo utilizando WhatsApp desde los últimos 4 años, no solamente para comunicarme con mi familia, sino también para estar en contacto con colaboradores, clientes y amigos de todo el mundo. En los últimos meses varios empresarios y dueños de negocios me han comentado que han empezado a utilizar WhatsApp para la comunicación con sus clientes y proveedores y obtienen grandes resultados”.

Para fundamentar lo dicho Lasse presenta una lista con datos interesantes al respecto. También muestra los beneficios de WhatsApp para la empresa a así como las empresas que están empezando a usarlo y casos de éxito.

Si quieren leer el artículo completo pueden acceder a él en: http://www.promocionweb20.com/2014/08/04/whatsappmarketing/

¿Derecho al olvido?

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

Recientemente, el máximo tribunal de justicia de la Unión Europea, decretó que los principales buscadores (partiendo por Google) deben respetar el fallo de protección de la información de un ciudadano español, que solicitó que ciertos enlaces fueran eliminados cuando se buscaba su nombre.

El caso es interesante, un profesional de apellido Costeja, que tuvo líos económicos el año 1998, se vio enfrentado a un embargo y posterior remate de una propiedad, lo que fue informado por el diario La Vanguardia. La situación ocurrió efectivamente, se pagaron las deudas y, 10 años después, el primer enlace que aparece al buscar su nombre en Google es, precisamente, el de la noticia del remate. El profesional considera que esto atenta contra sus derechos y, a través de la Agencia Española para la Protección de Datos (AEPD), solicitó al diario que eliminaran la información. El diario responde que esa es una noticia real, que ocurrió y por lo tanto, no corresponde eliminarla. El profesional y la agencia aceptan la explicación del diario, el problema es que el buscador de Google da como primer enlace de resultado de búsqueda, esa noticia; por lo que solicitan a Google que elimine el enlace; y cuando no se tuvo respuesta satisfactoria, entonces recurren a la justicia, donde les encuentran razón y se emite la orden de olvidar ese enlace, a todos los buscadores.

En términos judiciales: “cualquier individuo puede solicitar la eliminación de información que le perjudique o que es irrelevante u obsoleta”.

Por supuesto, ya aparecen otros interesados en este derecho al olvido, al menos un político solicitó que se saquen de los resultados de la búsqueda, algunos enlaces donde se evalúa su anterior actuación (aparentemente negativa); un médico solicita que se eliminen los enlaces a comentarios negativos de algunos pacientes frustrados; e incluso un acusado de pedofilia estaba pidiendo que se eliminara la información acerca de que se había encontrado en su computador.

La situación no es simple.

Desde la publicación on-line de las noticias (que quedan disponibles “para siempre”) pasando por la gigantesca memoria de los grandes buscadores, que no sólo recuerdan un enlace, sino que además retienen el contenido de dicho enlace (el texto “ver en cache” ha desaparecido de Google, pero no significa que no exista dicho almacenamiento), y ello sazonado con un algoritmo definido por el buscador para determinar que contenido tiene “mayor relevancia” en la búsqueda; las personas podemos ser “rastreadas” en formas insospechadas… ¿se ha googleado Ud. mismo?

Los algoritmos de relevancia de los enlaces son fuente de atracción al usuario (si un buscador pone en primer lugar los sitios que Ud. realmente anda buscando, entonces volverá a usar ese buscador) y la pesadilla de los que publican información y de los que realizan la optimización de búsquedas (SEO en su sigla en inglés).

Las empresas asociadas a los buscadores, no quieren que se sepa mucho de cómo funcionan esos algoritmos, ya hace algún tiempo, descubrieron enlaces que aparecían en primer lugar, sólo porque alguien engañó al algoritmo; es decir, hicieron que Google (y otros buscadores) creyeran que cierto enlace era importante, usando tácticas de engaño. Desde entonces sólo se publica una parte de la información asociada, por ejemplo, la validez o importancia relativa del sitio; por eso una noticia aparecida recientemente en un periódico, debiera ser más relevante que una publicación en un sitio casi desconocido.

En todo caso, hoy Costeja está feliz, es el ícono de la defensa del derecho al olvido. Aunque temo que esta gran noticia, hará que en el futuro, todos los buscadores lo recuerden asociado al caso, es decir, le recuerden que alguna vez tuvo una deuda por la que tuvo que recurrir a la justicia para que se olvidara que alguna vez tuvo una deuda… o no tanto…

Respecto a los “Selfie”: una buena, una mala y una tragicómica

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Si vamos a hablar de los “Selfies” primero hay que definir a qué se refieren.

Un “Selfie”, según Wikipedia (http://es.wikipedia.org/wiki/Autofoto), es: una “autofoto”, es decir una fotografía que alguien se toma a sí mismo y luego la comparte por las redes sociales. La definición exacta es: “Una autofoto —también conocida con las voces inglesas selfie o selfy— es un autorretrato realizado con una cámara fotográfica, típicamente una cámara digital o teléfono móvil.1 Se trata de una práctica muy asociada a las redes sociales, ya que es común subir este tipo de autorretratos a dichas plataformas”.

La imagen muestra un ejemplo de una persona que se fotografió a sí mismo en el Museo de Higgins, Bedford, Inglaterra.

Obviamente los Selfies más famosos suelen ser de personas muy conocidas tanto del espectáculo como de los deportes. Sin embargo existen muchos que son vistos por diversas razones y que provienen de “gente común y corriente”. En este comentario hablaremos de 3 casos: uno bueno, uno malo y otro tragicómico.

El bueno: Gracias a una “selfie” pudieron detener a líder de banda criminal en Colombia. Así titula el sitio Web de Cooperativa.cl (http://goo.gl/vWEhiG) una noticia que publicó el 2/05/2014.

En el detalle se explica que “Policías identificaron una verja que aparecía en una foto tomada por la novia del delincuente” ya que “La Policía estaba realizando un seguimiento de las fotos del delincuente”.

De hecho se incluye una imagen de la novia con el guardaespalda del delincuente buscado:

Novia con el guardaespalda del delincuente buscado

Ocurrió que ella publicó esta fotografía, la que fue analizada por la Policía identificando el lugar donde ella se encontraba. Se indica que:

El director de la Policía Nacional, Rodolfo Palomino, explicó que “estos ‘selfies’ que estaban difundiendo permiten entre otras cosas confirmar el lugar donde pudo ser capturado”.

En la foto, la pareja de Edwar Marín y su escolta aparecen sonrientes con una verja blanca, la que fue ubicada por personal de inteligencia en una zona rural del municipio de Toro”.

Obviamente que sorprende que alguien tan cercano a una persona buscada haya sido tan displicente al publicar información tan sensible. En todo caso se indica también que “en sus fotos, el delincuente hacía alarde de su actividad criminal, portando armas de fuego de largo alcance, posando”. Parece que la pareja no medía la importancia de lo que publicaba.

La mujer fallecida quiso compartir que la canción happy la ponía muy feliz (“The happy song makes me HAPPY” escribió en Facebook). la última imagen que publicó en su vida la inmortalizó para todos sus amigos y seres queridos.

El malo: Mujer murió en accidente tras publicar “selfie” mientras manejaba. Así titula el sitio Web de Cooperativa.cl (http://goo.gl/UWvYif) una noticia que publicó el 29/04/2014.

En la noticia se explica que “Courtney Sanford, una mujer estadounidense de 32 años, murió en un accidente de tránsito instantes después de publicar una “selfie” en Facebook, distracción al volante que provocó que chocara”.

El tragicómico: Intentó una “selfie” y terminó con una patada en la cabeza. Así titula el sitio Web de Cooperativa.cl (http://goo.gl/dEiT4d) un vídeo que publicó el 16/04/2014.
En la noticia se explica que un joven quiso tomarse un selfie cuando un tren pasaba detrás de él. Sin embargo una persona que iba en la locomotora le dio un puntapié al pasar junto a él. No se explica esta actitud y solo se puede suponer que el empleado del ferrocarril quiso darle una lección para que no se acerque tanto a un tren en movimiento. En todo caso el joven se vio más sorprendido que dolorido con el golpe.

 

 

En resumen: los Selfies y las redes sociales nos permiten compartir los momentos especiales que vivimos aunque a veces estos puedan ser trágicos o impredecibles.

5 tendencias del Marketing Móvil

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Estaba “leyendo” (viendo sería más correcto decir: http://goo.gl/GJO7HK) uno de los autores de Marketing online que sigo con frecuencia y me enteré de varios temas que quiero compartir con ustedes.

Como autor me refiero al Señor Lasse Rouhiainen (nadie sabe pronunciar su apellido que es Finlandés, por eso el solo se presenta como “hola soy Lasse”) quien se ha especializado desde hace varios años en el Marketing con YouTube.

 

En un ameno y breve vídeo (como son casi todos los que publica) de 6:26 presenta 5 datos sobre el crecimiento del marketing con dispositivos móviles para el 2014.

Dichos datos son:

  1. El interés de las personas de estar conectados. Esto ejemplifica con dos imágenes, una de 1990 y otra de 2010. En la primer a de ellas se ve a las personas cantando y saltando en el recital. En la de 2010 se ve a las personas grabando y transmitiendo el recital con sus teléfonos móviles. A continuación se muestra dicha imagen.¿Qué valor tiene esto? Pienso que enfatizar el hecho de que cualquier aplicación que ayude a conectarnos y compartir fácilmente va a ser muy utilizada.
  2. La venta de Tablets ha superado la de los PCs “comunes” o de escritorio. La consecuencia es obvia: nuestros sitios Web deben estar optimizados para Tablets, de lo contrario los visitantes que lleguen desde esta plataforma nos van a abandonar.
  3. En la página TNW se muestra el gran crecimiento que tienen las conexiones a Facebook desde dispositivos móviles. Lo que se destaca es el aumento de la publicidad en dispositivos móviles producto de lo anterior.Para nosotros este comentario es interesante ya que en agosto de 2012 publicamos en este mismo Blog la opinión del Señor Juan Macías quien explicaba por qué Facebook no funciona como modelo de negocio: http://goo.gl/6C8iYm Pueden comparar ambos planteamientos y sacar sus propias conclusiones.
  4. El tráfico móvil se ha multiplicado por 6 en YouTube desde el 2011. Esto influye en el hecho de que los vídeos deben ser más cortos ya que es difícil que alguien esté viéndolos por mucho rato. Se debe pensar de que lo más probable es que la persona se conecte en algún “tiempo muerto” y quiere obtener algo concreto (un dato, un momento gracioso, una información relevante, etc.) en poco tiempo. También destaca que si se publica o muestra un texto en el vídeo este debe ser de gran tamaño para que sea legible.
  5. Por último destaca que este año se van a realizar muchas ventas desde dispositivos móviles, motivo que debería “obligar” a las empresas a optimizar sus sitios Web para estos dispositivos.

¿Interesantes planteamientos no?

Pensamos que como Escuela de Informática Multimedia debemos estar al tanto ya que potencia nuestro perfil como desarrolladores de soluciones para el Siglo XXI.

Por último, como “postre” les dejo el link para este vídeo de 1:57 que muestra algunas ideas relativas a campañas eficaces en las Redes Sociales (social media en inglés):

Enfrentándolo de nuevo…

Columna Tecnológica por José Miguel Santibáñez

Esta semana volví a sentir lo mismo que aquella mañana, hace poco más de 11 años, cuando cayeron las Torres Gemelas. Ese día, en un momento de ocio, estaba haciendo zapping, cuando me encontré con la transmisión en vivo de la primera torre en llamas, el choque del segundo avión y la posterior caida de ambas torres. Solo que esta vez, no fue por televisión, sino por Internet. Estaba tuiteando (forma en que la RAE ha incorporado el término) cuando me encontré con un tuit de Roberto Arancibia: “Tiempos modernos: El tipo que mantiene rehenes en Pittsburgh está posteando en Facebook https://www.facebook.com/11.Smallz.11“.

¿Cómo se reacciona a eso?

Primera reacción: Confirmar datos. Roberto es fuente muy confiable, pero no está demás buscar más antecedentes… La historia estaba en varios medios (en particular, el Huffington Post), por lo que parece que efectivamente la cuenta facebook es del secuestrador (y no de alguien con el macabro sentido del humor de hacerse pasar por él)

Segunda reacción: ¿Qué se puede hacer? O sea, una cosa es ver en televisión un evento en vivo y en directo, donde uno no puede intervenir. Otra es verlo a través de un medio interactivo… Esta es una situación semi nueva en facebook, ya antes se han visto episodios de ciberbulling que terminaron pésimo (chicas que se suicidaron luego de recibir mensajes violentos por la red). También están los dos casos de suicidios anunciados, el de Simone Back, quien en enero del 2011 declaró que estaba a punto de suicidarse con pastillas, sus amigos no le creyeron o no lo tomaron en serio (alguno hasta la alentó a hacerlo); el otro caso ocurrió a principios de este año, cuando la taiwanesa Claire Lin, anunció que estaba deprimida, y sus intenciones de suicidarse, esta vez sus ciber-amigos intentaron disuadirla, que abriera ventanas (se suicidó con vapores tóxicos), pero pese a todo, a ninguno de los amigos se le ocurrió llamar a emergencias o la policía…

En el caso de Klein Michael Thaxton, quien según se informó, armado con una bomba, entró en un edificio en Pittsburgh les dijo a casi todos los que estaban en un piso que salieran, pero retuvo al gerente (según algunos, de manera fortuita) de la oficina, se decidió a publicar un mensaje en facebook: “fake mafukaz, thats the shyt i dnt like!” (que podría traducirse como “malditos poseros, esa es la mierda que no me gusta“, aunque se debiera referir a los que se hacen pasar por hiphoperos sin serlo, más que a algo relacionado con la oficina/persona secuestrada) y acto seguido, algunos amigos y otras personas, le dieron “me gusta” (¿algún día explicarán que significa darle “me gusta” a una situación complicada como esta?) y empezaron a publicar comentarios, que iban desde invocaciones a Dios (“Read my post “Psalm 140″ You know Christ, let God speak peace to you.“), peticiones de que recapacitara (“Klein plz think!!!!!! Cuz plz.“), uno que, según entiendo, le recomendaba saltar por la ventana (“poop out window“, o al menos así se entendió, ya que después replicó que “no saltaría de la ventana, no les daría esa satisfacción“) otro que le pedía que lo llamara por teléfono (“Bro call me! 3166807233“). No fue el único mensaje de Klein, en el siguiente, reclamó por la basura que le mandaban (“stop postn silly shyt bruh i aint laughin rite now nigga“) y le respondieron que pensara en la familia, que llamara (o contestara llamados). Siguieron los mensajes, de todo tipo… incluso publicó su número telefónico, aunque al llamarlo, según consigna un medio yanqui, pasaba a un muy lleno buzón de voz. Al final, decidió que no podía continuar (“i cant take it no more im done bro“) y terminó entregándose a las autoridades. Entre medio, la página dejó de funcionar (según algunos medios, facebook la habría bajado a petición de la policía) y hoy tiene una parte muy menor de los mensajes que se publicaron:

 

(Capturas de pantalla de facebook tomadas de http://www.huffingtonpost.com;
agradecimientos también a Roberto Arancibia que hizo llegar sus propias capturas)

¿Influyeron los mensajes en este final “tan feliz como era posible dadas las circunstancias“? No hay como saberlo de manera cierta. Por una parte, la policía de Pittsburgh hizo en vivo y en directo, su propio trabajo para lograr este final. Por la otra, podría ser más un intento de llamar la atención que cualquier otra cosa, ya que no ha sido posible establecer alguna relación entre la empresa agredida o el gerente retenido y el hechor. Pero claro, es una acción muy desesperada que podría haber terminado con un muerto (él) o varios (si la bomba era real, cosa que tampoco ha sido ratificada). Eso si, se sabe que Klein había estado preso a principios de año por robo con violencia de un automovil, también se sabe que algo de formación militar tuvo hace un par de años, por lo que la bomba y su decisión de usarla, no eran temas no-creíbles.

Más allá de la historia en sí, creo que lo más importante es la pregunta: ¿cómo reaccionaré si ocurre algo así, en un entorno cercano al mio? ¿seré insensible al dolor ajeno, como  ha ocurrido en tantos casos de ciberbulling no denunciado? ¿cometeré el error de los “amigos” de Simone que no creyeron que iba en serio? ¿me olvidaré de algo tan básico como avisar a las autoridades, como en el caso de Claire?… ¿O quedaré tan perplejo, que no sabré reaccionar?

Quizá las escuelas básicas y medias debieran empezar a preocuparse de estos temas (hasta ahora, se que hay preocupación por el ciberbulling). Mal que mal, este sí que será un problema recurrente en el futuro.

.

¿Algún alumno interesado en representar a la Escuela?, favor contactarse con Rodrigo Jaque Escobar al mail rodrigo.jaque@uniacc.cl

*************************************************************************************************

La Privacidad en tiempos de LTE – Long Term Evolution

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

El pasado jueves 5 de julio, fui invitado al evento “Entel Summit 2012″, a ver a Steve Wozniak y algunas charlas adicionales. Parto por agradecer la invitación de Entel, fue un evento excelente, Wozniak habló de su historia (aunque muchos esperaban oír su visión del futuro, pero claramente de lo que mejor puede hablar es de su experiencia), hubo exposiciones interesantes de los partners de Entel (algunos recordamos la calidad de las primeras SofTel en cuanto a productos promocionales y promotoras), dominando por supuesto empresas de telefonía y telecomunicaciones, destacando claramente SAP (por la integración móvil firmada con Entel) y Huawei como proveedor de smartphones.

Un par de puntos que conviene mencionar, para que se puedan arreglar en futuras versiones:

1. partió tarde. Es cierto que la convocatoria fue impresionante y los tacos para llegar al espacio Riesco eran notorios, pero eso le quitó tiempo a las charlas posteriores a Wozniak…
2. problemas de traducción simultánea. Cuando se usa un sistema que transmite por infrarrojo (como el caso del espacio Riesco) el que un funcionario (supongo) de Entel quiera congraciarse con las promotoras, moviendo un panel de transmisión que alimenta a toda una sección del público, para que 5 promotoras y él tengan traducción, es bastante impresentable.

Tanto en la presentación del gerente de Entel (antes de Wozniak) y después en la charla sobre LTE (a la que asistí) se habló -por supuesto- de interconexión y las propuestas tecnológicas, tanto equipos como sistémicas para el futuro próximo. LTE (Long Term Evolution, según aprendí allí, es decir la evolución de largo plazo del transporte de datos sobre tecnología móvil, también conocida como 4G) La propuesta, claramente, va por el lado de utilizar todas las herramientas sociales, utilizando equipos tablets o netbooks (el equipo tipo desktop iría en retirada en oficinas, quedando más que nada para desarrolladores de aplicaciones) y facilitando la comunicación entre personas pero a través de la red. Se contó -entre historias de éxito- lo ocurrido en Alemania, donde para permitir el acceso a internet en lugares campestres, LTE está ofreciendo una alternativa práctica y rentable, a velocidades de banda ancha. Según las estimaciones de Entel, LTE debiera empezar a funcionar en Chile en el segundo semestre del próximo año, y masificado durante el 2015.

La teoría, al menos, parece interesante: si se considera que hay gente que, en promedio, le toma una hora de viaje entre casa y oficina, dos veces al día (a mi, a las 7:30 AM, llegar desde Providencia con Manuel Montt a Espacio Riesco, me tomó 45 minutos, mientras que el regreso, 14:00 sólo 15) quizá estarían de acuerdo en trabajar desde casa, dedicando una hora más al trabajo y, simultáneamente, una hora más a la familia.

Sin embargo, historias como la del Banco de Chile, enviando cartolas equivocadas a miles de clientes, aún nos hace dudar respecto de la verdadera privacidad de los datos en red. Muchos de los teléfonos inteligentes que promueven LTE (así como Tablets) hoy proponen cumplir uno de los viejos sueños de la ciencia ficción: que baste que dos equipos se toquen, para permitir el trapaso de información de uno a otro. La forma de presentarlo, fue impecable: “¿Cuántos de Uds. se han juntado con amigos después de las vacaciones y todos quieren mostrarse mutuamente las fotos, y al final, se empiezan a pasar los celulares, y algunos avanzan las fotos, otros simplemente ven la foto que les llegó, pero al final, nadie queda realmente satisfecho?” Pero claro, una cosa es mostrar las (algunas seleccionadas) fotos de las vacaciones, y otra diferente es cuando -por algún error estúpido- se filtran cartolas bancarias, las fotos comprometedoras o información confidencial de la empresa.

Hay una opción. Y quizá haya que ir preparándose para ello. Si la privacidad no está garantizada, quizá haya que renunciar a ella. Desde la Entel Summit (y algunas de las cosas que dijo Wozniak y que mencionaron después en la charla) que en mi memoria ronda un viejo cuento de ciencia ficción, que relata lo que ocurre gracias a unos cinturones para leer la mente de los demás, si se cambian cinturones por celulares, y leer mentes por redes sociales y sistemas de transmisión de datos inalámbricas, las diferencias terminan siendo muy pocas. Quizá, y como decía un nudista, en esta playa, el único que llama la atención, es el que va vestido.

No va a ser ahora, ni siquiera en los próximos años, pero la tendencia a “ser en público, igual que en privado”, es cada vez mayor.

Conferencias TED

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

El jueves pasado, con unos amigos que no son del área informática, pero si amantes de la tecnología, estábamos conversando sobre lo profano y lo divino, cuando caímos en cuenta que, sin ninguna causa explícita, habíamos visto más de una de las conferencias TED. Por supuesto, me miraron y la primera pregunta me dejó helado: ¿por qué TED?, sin poder dar una respuesta de autoridad, desvié la conversación a las últimas que había visto, que curiosamente, son charlas en español, la versión TEDx. Vengo ahora,  a pagar mi deuda social.

Las charlas TED (http://www.ted.com/) son un conjunto de conferencias, de aproximadamente 20 minutos promedio (algunas de menos de 5 minutos, otras de poco más de una hora), dictadas en Long Beach/Palm Springs, USA y en Edimburgo, Escocia, y son probablemente, el conjunto de charlas más interesantes que hay sobre innovación aplicada en educación, cultura y, por supuesto, tecnología. Bajo el lema “Ideas que merecen ser difundidas”, su objetivo es ser inspiradoras, transmitir ideas y experiencias, para que puedan ser conversadas, analizadas, discutidas e incluso contrastadas. Han sido invitados a estas charlas, expertos de distintas partes, incluyendo personas del laboratorio de propulsión Jet de la NASA, algunos ingenieros  ligados a Google (por ejemplo, Luis van Ahn,  responsable de “recaptcha” y “duolingo” http://youtu.be/x1ShVyBm8GU o Sebastian Thrun responsable del Auto sin conductor de Google:

http://www.ted.com/talks/sebastian_thrun_google_s_driverless_car.html) o innovadores latinoamericanos, como Hernán Casciari, y su charla “matar al intermediario” sobre autoedición (http://youtu.be/_VEYn3bXz34)

Y como la idea es difundir innovación, sin perder calidad, se creó el conjunto de conferencias “hermanas”, las llamadas conferencias TEDx (http://www.ted.com/tedx), que siguen el mismo patrón, pero con organizadores independientes, locales. (los videos antes mencionados, son de TEDx Río de la Plata) y en Chile, se han realizado algunas, al menos dos organizadas por la comunidad TEDxPatagonia (http://www.tedxpatagonia.com/), otras por la Universidad de la frontera (UFRO en http://tedxufro.ufro.cl/). Y me queda un grupo llamado TEDxSCL, que lamentablemente tiene su servidor fuera de línea al momento de escribir este artículo, lo que me recuerda esta charla corta:

Ah! y lo importante, aunque quizá ya lo adivinó: se llaman Conferencias TED, pues ponen el foco en los tres elementos donde hay más innovación: Tecnología (Technology), Entretenimiento (Entertainment) y Diseño (Design).

Buen uso y mal uso de los códigos QR

Gerardo Cerda Neumann

Gerardo Cerda Neumann, Director Escuela de Ingeniería Informática Multimedia UNIACC.

Hace un tiempo que los códigos QR se han ido constituyendo en algo cada vez más cotidiano.

Según Wikipedia (http://goo.gl/tQu8) “un código QR (quick response barcode, «código de barras de respuesta rápida») es un sistema para almacenar información en una matriz de puntos o un código de barras bidimensional creado por la compañía japonesa Denso Wave, subsidiaria de Toyota, en 1994”

El objetivo de estos códigos es permitir que su contenido se lea a alta velocidad y se despliegue, por ejemplo una página Web asociada. Si bien se empezaron utilizando para la gestión de inventario se han popularizado en diferentes ámbitos. Actualmente se pueden descargar muchas aplicaciones, por ejemplo del AppStore del iPhone que permiten leerlos.

Uno de los principales usos ha sido en publicidad, tal como se explica en la siguiente noticia “Tienda coreana utiliza códigos QR para aumentar sus ventas en horario de almuerzo”, publicada en el sitio de FayerWayer http://goo.gl/FQI1P.

Se menciona que se usaron códigos QR tridimensionales puestos en la calle para que a las horas de almuerzo (entre 12:00 y 13:00) según la posición del sol se activaran los códigos QR. Los sorprendidos clientes de la tienda Emart (equivalente al Walmart de Corea del Sur) tuvieron acceso a todo tipo de ofertas. Esta estrategia comercial le permitió a la tienda aumentar sustantivamente las ventas en las horas en que tradicionalmente estas bajaban.

Fuente: www.fayerwayer.com

Pero así como hay buenos usos de los códigos QR también ocurre todo lo contrario. De eso cuenta el artículo publicado en el Blog de Sebastián Cisterna Araus que lleva por título “6 maneras erróneas de usar un código QR” http://goo.gl/wbGbP

En dicho comentario se listan varios usos erróneos entre los que cabe destacar:

  1. Colocarlo en un fondo oscuro.
  2. Colocarlo en algo que se mueve.

  1. Colocarlo en algo cuando es el posible lector es el que se mueve.

 

Como se puede ver es posible pensar en muchas aplicaciones distintas que nos faciliten la vida.

Puntapié inicial

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

José Miguel Santibáñez publicado en: www.abe.cl.

El martes pasado asistí a la inauguración del año académico en una Universidad. En la oportunidad, la charla inicial le correspondió al Subsecretario de Desarrollo Digital, Oliver Flögel.

Inició su exposición, con un comentario curioso, había tenido una reciente reunión con sus pares europeos, y ellos le comentaban -con dolor- que en Europa, aún hay un 20% de campesinos que NO tienen acceso a banda ancha. Él nos contó que no sabía como explicarles que, acá en Chile, tener a un 20% de campesinos conectados a Internet, ya era un logro importante. Iniciaba así su exposición, para indicar que si bien se ha hecho mucho, falta muchísimo más por avanzar. Y no sólo en cuanto a conectividad (hay que lograr conectar a todo Chile, como se mencionaba en la columna anterior, al menos lograr que entre este año y el próximo todos los escolares tengan -cuando menos en su escuela- un enlace de banda ancha real.

Pero hay una segunda y más importante área de desarrollo. No sirve de mucho la conectividad, si no hay a donde conectarse. En otras palabras, es necesario que existan proyectos que rentabilicen la conexión, es decir que Internet no sea sólo un lugar de esparcimiento (gracias a todas las redes sociales por ello) sino que además sean verdaderos impulsores del desarrollo y mejoramiento de procesos.

Flögel sostuvo que es necesario perderle el miedo al fracaso. Que para mejorar los contenidos y sobre todo los resultados del uso de la red, hay que crear más y mejores proyectos. Y que para que ello ocurra, es necesario entender y aceptar que habrá muchos proyectos destinados a fracasar. Como yo lo entiendo, para que aparezcan buenas ideas, habrá un amplio conjunto de ideas “que nacieron antes de su tiempo“, ideas “poco rentables“, ideas “sobredimensionadas“, ideas “subdimensionadas“, e incluso ideas que “nunca entendieron al usuario“. En palabras de Flögel: aceptar que el fracaso de una idea, es una oportunidad de aprendizaje.

Pero ¿cuál es el costo de fracasar? Mi propia experiencia como emprendedor de Internet, es bastante clara, el costo del fracaso tiene dos áreas de análisis: el trabajo perdido (horas de desarrollo de código) y los costos financieros de ello. En lo personal, y al igual que muchos de los alumnos que he tenido en los últimos años, sentimos que estamos dispuestos a arriesgar lo primero. Podemos invertir horas, podemos perder esas horas; es un costo aceptable de fracasar, y de aprender. Pero agregar a ello una deuda (que no sólo lo afecta a uno, sino -y en definitiva- al entorno familiar) no es trivial.

Sin embargo, hace algún tiempo, existe un tipo interesante de redes sociales: los crow-founding. Ya lo había mencionado antes, en relación a desarrollos de películas o series de televisión que son financiadas por particulares, utilizando para ello, redes sociales como “KickStarter” (puntapié inicial), y en las últimas semanas, ha dado que hablar, con la aparición de un par de proyectos que, solicitando cifras más o menos importantes (US$ 100.000.-) han superado largamente su meta, y ya alcanzan varios millones de dólares.

¿Cómo funcionan?

En la idea, es simple. Ud. tiene una idea, necesita dinero y para ello prepara una presentación que explique el porqué debieran financiarle el proyecto, y como se beneficiará el que haga un aporte (llamados productores). Los beneficios dependen mucho del tipo de proyecto, pueden ir desde mandar un mail de agradecimiento (para donaciones  pequeñas) hasta permitir que los grandes inversionistas le pongan un nombre a un personaje, le inviten a una cena (o espectáculo) especial y aparezca en los créditos (incluso bajo el destacado título de “Mecenas del Proyecto“). La gracia del modelo, es que el financiamiento sólo se paga si el proyecto alcanza el monto solicitado (lo que garantizaría su éxito). Si no se junta el dinero, entonces los productores que creyeron en el proyecto, ven devuelta su inversión.

En la actualidad, existe al menos idea.me, una red de financiamiento masivo para ideas latinoamericanas, entre ellas, las chilenas. Quizá no han tenido los espectaculares resultados de algunas propuestas como “Pebble” (en KickStarter) pero ya han tenido algunos éxitos (como por ejemplo, el del juego Pewen).

Con este tipo de sistemas, el costo del fracaso cambia completamente. Si la idea no prende (en su etapa inicial) significa que la idea no era buena, o que hay que aprender a mostrarla de mejor manera. Si la idea consigue financiamiento, pero después no prospera, entonces se perderán horas de trabajo, pero la inversión económica quedará soportada por la red de financiamiento masivo.

La decisión de apoyar, es decir convertirse en productor de algún proyecto, queda en sus manos… las recompensas están claras, las propone cada creador, según el monto aportado… Y por supuesto, la posibilidad de convertirse en creador de proyectos, ahora es mucho más realista.

Seguridad y Redes Sociales

Jose Miguel Santibanez

Jose Miguel Santibanez Editor de www.Abe.cl

por José Miguel Santibáñez publicado en: www.abe.cl

Me solicitaron hacer una breve presentación sobre Seguridad en las Redes Sociales (para un panel que se desarrolló el martes 27 en la Universidad UNIACC), y por supuesto, mi primera pregunta fue “¿en qué me debiera enfocar?”. La respuesta fue simple y esclarecedora: “a lo que consideres más importante en Redes Sociales, sin pasarte de los 8 minutos de exposición”.

Me gustan esas respuestas, o al menos debiera, ya que mis alumnos insisten en que acostumbro a dárselas.

El tema de la seguridad da para mucho. Según Maslow, y su pirámide de jerarquía de necesidades humanas, la seguridad ocupa el segundo nivel, justo encima de las necesidades fisiológicas, y al menos según la recurrida Wikipedia (ahora que la Enciclopedia Británica sólo va a ser on-line, a Wikipedia le sube el perfil), las necesidades de seguridad incluyen:

  • Seguridad física y de salud.
  • Seguridad de empleo, de ingresos y recursos.
  • Seguridad moral, familiar y de propiedad privada.

Aunque mi primera aproximación era quedarme sólo con el tercer punto, en realidad es posible cruzar información entre los tres aspectos mencionados y las redes sociales, consideremos algunos ejemplos:

Seguridad Física y de Salud: Desde la aparición de las redes sociales, existe un peligro inminente de que se filtre información confidencial de salud de las personas; ese es el principal obstáculo que se ha mencionado para alcanzar una “ficha médica digital”, donde todos los aspectos fisiológicos de cada uno de nosotros podrían estar disponibles a la hora de requerir un tratamiento médico (sobre todo, porque como apuntan muchos médicos, incluyendo el recientemente premio nacional, Dr. Monckeberg) existen muchas interrelaciones en los aspectos de salud, y a veces, al tratar una determinada dolencia, hay que tener presente otras cuyos tratamientos podrían entrar en conflicto si no se consideran. Y eso, por supuesto, sin olvidar que hay algunos episodios donde las redes sociales han afectado directamente la paz, tranquilidad y confianza de personas como Inés Pérez (luego de su lamentada declaración a Chilevisión) o las amenazas directas que profirió una dama que aseguraba “tengo la pura cara de cuica”.

Seguridad de empleo, de ingresos y recursos: No puedo dejar de recordar el caso de una amiga, que en sus últimos años de estudio, aceptó posar para una humorada, con un “pito de marihuana” (de tamaño familiar). La broma pasó a Facebook, donde ella fue etiquetada, y donde fue encontrada por un entrevistador de poco sentido del humor y alta preocupación por la “calidad moral” de las personas a las que contrataba, un día que ella optaba por un trabajo.

Seguridad moral, familiar y de propiedad privada: Pero el tema que es -probablemente- el más afectado por las redes sociales, es el de la seguridad moral, familiar y de propiedad privada. En otras épocas, era difícil que un determinado error, se difundiera y permaneciera en el tiempo. Desde la llegada de Tumblr y sus memes, hay situaciones que es prácticamente imposible olvidar. Desde la foto de Caszely con el texto “con … (situación molesta aquí)… seguro que se olvidan del penal de España” hasta el juicio rápido de los internautas en casos como el de la mencionada Inés Pérez.

Siento que es importante notar que este último caso, es el de más impacto de las redes sociales: 10 años atrás, cuando mucho se habría comentado y olvidado a los 10 minutos. Este año, alguien descargó el video del reportaje desde el sitio de Chilevisión, recortó específicamente las declaraciones de Inés, lo subió a YouTube (y otros sitios de videos, en prevención de que Chilevisión reclamara por propiedad intelectual) y luego lo publicitaron en Facebook, Twitter y Tumblr, logrando que un tema que no tenía ninguna repercusión especial (salvo ser una declaración desafortunada) fuera retransmitido sin ningún contexto y desembocara en una condena masiva a la afectada. Hasta que se publica el video completo de la declaración, que sigue un camino similar (YouTube, Twitter, tumblr) y las iras de los internautas se vuelcan sobre Chilevisión, porque la habrían “descontextualizado”… En ningún momento, hay alguna reflexión sobre la extraña incapacidad de notar la insuficiencia de antecedentes o que debiera ser de público conocimiento que nunca se transmite íntegramente una declaración dada en el contexto de un reportaje (tanto para la desafortunada Inés, como para los internautas que condenaron primero a ella, y luego a Chilevisión).

Y en la lista de “memes” que podrían afectar la integridad de las personas, no hay que olvidar el creado ayer 24 de marzo (y ya ampliamente “rebloqueado” en tumblr) con la silueta del panelista de La Red: Salfate, y al pie de foto, la frase: “Ni yo me creo que haya temblado” (y si quedaban dudas sobre la predicción, el sismo de la tarde de hoy domingo 25, termina de demostrar que las predicciones en sismología “no calzan…”).

No a la SOPA

por José Miguel Santibáñez publicado en: www.abe.cl

Recuerda a Mafalda. Y no sólo a mí, también a muchos de los cibernautas (y “hacktivistas”) que se oponen a la SOPA la “Stop Piracy Online Act”, o ley de cese de  la piratería en Internet. Sí, resulta difícil ser original estando en línea.

La SOPA, en este caso, es una propuesta de ley que nos cuesta mucho poder tragar. Básicamente, en el objetivo de defender los derechos de propiedad intelectual (que notoria y prácticamente dejaron de llamarse “derechos de autor”) propone una serie de acciones que simplificarían la protección de dichos derechos, pero que a la vez -según creemos muchos en Internet- vulneran otros, tanto o más importantes que el de propiedad intelectual. En concreto, el temor surge de la existencia de artículos que permitirían que empresas que creen ver vulnerados sus derechos, puedan exigir a proveedores de Internet el bloqueo de los sitios (o contenidos) que afectarían dichos derechos. Pero lo grave es que podrían hacerlo sin necesidad de esperar a una orden judicial, simplemente por pedirlo, debiera empezar a surgir efecto, y en caso contrario, quienes se nieguen pueden ver afectada su actividad.

Y si la cosa pasa a un nivel judicial, entonces se puede pedir que:

•    Se restrinja al acceso a empresas que brindan servicios de pago como PayPal o que permiten colocar publicidad online a cambio de pago.
•    Se restrinja a los buscadores, para que nunca encuentren esos sitios.
•    Se pueda requerir a los proveedores de Internet, para que bloqueen el acceso a tales sitios.

A favor de la SOPA, están grupos republicanos y empresas productoras y distribuidoras de material protegido por derechos de propiedad intelectual (fundamentalmente, empresas de producción y distribución musical y de cinematografía). En contra todos aquellos que ven  esta ley  no sólo como una gran censura a Internet, sino que como un verdadero dolor de cabeza para empresas que ejercen actividades legítimas, como Facebook, Twitter, Blogger (o Blogspot), Google, Yahoo, Wikipedia, YouTube, Flickr, Vimeo y otros (algunos de ellos, probablemente deban cerrar sus funciones, por serles imposible dar fiel cumplimiento a la ley; otros deberían cambiar notoriamente sus funcionalidades para garantizarla).

El tema no es menor, ya hay algunas leyes similares funcionando fuera de Estados Unidos, la más conocida es la ley Sinde de España (por la ex ministra de cultura Ángeles González-Sinde) que propone acciones similares, pero que al ser una ley que sólo opera dentro de España, permite a los grupos “hacktivistas” (así se han autodenominado) buscar y publicar fórmulas que permiten saltarse todo el efecto de la ley (básicamente usar servidores y direcciones que estén fuera de España) con lo cual demuestran que la ley no sólo es inútil, sino que además afecta negativamente los negocios en España. Ejemplos de ello se pueden encontrar en: http://guia.hacktivistas.net o http://www.redeszone.net/

No a la SOPA

Pero cuando el tema ocurre en Estados Unidos, entonces el problema no es sólo para USA, sino que para todos los que usamos regularmente la Internet. Nadie ignora la importancia actual de Google (una anécdota cuenta que en una sesión de la academia de la lengua, buscando expresiones “en español” para referirse a términos técnicos de la Internet, un académico ya mayor, comentó que había “gugleado” la palabra en cuestión para buscar su uso más frecuente). Y aunque es discutible, se puede entender el compromiso de la empresa con China, para que el buscador “google.cn” no muestre ciertos contenidos “políticamente negativos” al gobierno chino (el caso más evidente, es la búsqueda por “Tian’anmen” donde el buscador para China sólo mostraba un tipo de construcción que recibe ese nombre y no las imágenes de la famosa protesta en la plaza homónima). Pero no los restringe para el resto de nosotros. En cambio la SOPA propone una restricción global (ya que para empresas como Google, sería impracticable hacer una separación sacando fuera de USA los servidores para América Latina, África o Europa).

Las protestas han sido variadas, y la mentada ley sigue siendo aplazada “hasta encontrar consenso”. Servicios como Google y Wikipedia han declarado estar en contra de la ley, e incluso en muchos sitios (incluyendo sitios de medios noticiosos como Telefe y La República, aparte de varios blogs) se ha mencionado que dichos sitios podrían cerrar sus actividades el 23 de enero, como forma de protesta. Claro, en los sitios de Google o Wikipedia no hay información que así lo sugiera.

Y para disminuir el riesgo de que este sitio sea censurado por la ley SOPA, la imagen utilizada de cabecera, es un “collage” hecho por el comentarista, a partir de imágenes (c) de Quino y que se encuentran en la red. Las imágenes NO han sido utilizadas con fines comerciales.

 

Más Información en: http://www.youtube.com/watch?v=5fvwoHKj6cs&feature=player_embedded

Cyber Mayday…

José Miguel Santibañez

por José Miguel Santibáñez publicado en: www.abe.cl

No supe si alguien realmente usó o no la expresión, pero el universal llamado de ayuda estuvo presente en la mente de muchos cibernautas que el pasado lunes 28, querían hacer sus compras en línea.

Cibermonday, la última de las tradiciones que hemos importado de estados unidos, prometía una cantidad impresionante de ofertas. Organizada por la cámara de comercio de Chile, y respaldado por las principales multitiendas, era una oferta difícil de ignorar. Ya desde antes de la medianoche del domingo al lunes, las redes sociales hervían esperando ver los descuentos anunciados; sobre todo porque la publicidad advertía que “hay ofertas que pueden acabarse rápidamente”…

Lo concreto es que los sitios “no dieron el ancho (de banda)”, y los tiempos de respuesta fueron decepcionantes. Una influyente “tuitera” informó que se estaba quedando “con el dedo chato de tanto presionar F5 (recargar página) para comprar una bicicleta”, otros mandaron sus reclamos a través del Servicio Nacional del Consumidor (SERNAC), que rápidamente salió a informar que las empresas involucradas debían respetar sus ofertas y si los sitios no respondían, entonces debían extender el periodo de la oferta hasta completar las horas inicialmente prometidas.

En lo personal, me sorprendió la capacidad de convocatoria. Durante todo el día se estuvieron comentando las “ofertas” que no fueron tan espectaculares como se podía esperar. Para muestra un botón: una impresora laser xerox, se anunciaba en una multitienda con un descuento del 50% (antes $49.990 y sólo por Cibermonday $24.990) Pero la misma impresora, en una tienda que NO estaba en Cibermonday, ni con oferta promocional, es ofrecida a $29.990… Estuve tentado de comprar la impresora (en muchas oficinas es una excelente inversión) sin embargo, el precio del toner ($34.990) tanto en tiendas con Cibermonday como sin Cibermonday, me hizo descartar la compra. En otros casos, si hubo algunas ofertas excelentes, pero en general, en productos de tecnología, hubo muchos comentarios de que el precio del “antes del antes” en algunas multitiendas, no era muy superior al precio oferta, y que por lo general, las ventas pre-navideñas (con tarjetas de crédito de la propia multitienda) tienden a ser mucho más ventajosas.

Cibermonday fue un invento hecho en USA, por las tiendas en línea, para intentar tener su propio “black-friday” o viernes negro, cuyo color hace referencia al efecto contable de las ventas del día: la tienda pasa del rojo de las pérdidas al negro de las utilidades. La idea es simple: las tiendas en línea también pueden aprovechar algo de la locura del viernes negro, y sobre todo la frustración de los que no alcanzaron a comprar “el regalo”: Si no lo consiguió en viernes negro, búsquelo en ciber lunes. De paso, les sirve para liquidar inventario (tanto a las empresas con tienda del black friday, como a las virtuales del Cibermonday).

Pero aunque la iniciativa tuvo gran acogida y los cibernautas seguían intentando actualizar páginas para ver si compraban algo; aparentemente los encargados de informática gritaban el conocido “mayday” (que debiera pronunciarse “medé” según wikipedia) pues veían como la avalancha de clientes hacía peligrar -cuando menos- su estabilidad laboral.

No fueron los únicos, claro y el país parece estar comprometido a “no dar el ancho”. Muchos “tuiteros” reportaron algo similar respecto de la transmisión del cierre de la teletón: simplemente los sistemas no fueron capaces de atender a todos los chilenos que querían saber si se cumplía o no la meta propuesta.

Claro que hablo de “sistemas” y no de servidores. Es imprescindible determinar dónde han estado las fallas, éstas pueden ser causadas por servidores incapaces de afrontar la avalancha de compradores (una posibilidad real) o enlaces insuficientes para todo el ancho de banda requerido; e incluso proveedores de internet que no disponen de las condiciones tecnológicas que un evento como el Cibermonday o la teletón requieren.

Es fundamental dilucidarlo, sobre todo si la declaración de principios e intenciones es seguir avanzando en la digitalización de actividades comerciales y sociales.

Comentarios recientes